Histórico
30 septiembre 2010El Enganche

Kagawa, de Tarumi-ku a la cuenca del Rühr

A los que nos estimulan las competiciones juveniles, ver desarrollarse a uno de esos jugadores que llevas sintiendo tuyo desde que le viste jugar siendo aún menor de edad es uno de las mayores satisfacciones que puede dejarnos el fútbol. Por eso, la no inclusión de Shinji Kagawa en la lista definitiva de “Okadachan” para el Mundial disputado el pasado verano en Sudáfrica fue un jarro de agua fría para muchos de nosotros. No solo por quedarnos con las ganas de ver de nuevo a ese fino jugador que acababa de fichar por el Borussia Dormund, si no por ser una decisión totalmente injusta.

Cuando te presentas en sociedad en uno de esos campeonatos, cuando tu nombre empieza a aparecer entre informes y papeleos de secretarías técnicas, se te juzga por el potencial que tiene tu juego. Pero cuando llevas cuatro temporadas siendo el principal valor de uno de los equipos más míticos de Japón, se te debe juzgar por tu eficiencia, por tu verdadero rendimiento aunque dos meses antes hayas cumplido los 21 años. Takeshi Okada no fue justo con Kagawa, pero no seré yo quién juzgue a uno de los seleccionadores que más nos hicieron disfrutar durante la Copa del Mundo.

Y es que el jóven jugador del Dormund es la antítesis del mediapunta nipón, y gran parte de su actual valor se lo debe a Levir Culpi (un brasileño más en Japón), su entrenador en el Cerezo Osaka y que en ocasiones le llegó a colocar como delantero centro. Gracias a ello, Kagawa se ha convertido en un mediapunta que no solo aporta visión de juego, creatividad y último pase, Kagawa tiene gol, mucho gol, y los mediapuntas que resaltan sobre el resto son aquellos que reparten asistencias y marcan goles. Probablemente habrá quien piense que sus cifras goleadoras en el Dortmund son solamente flor de un día, pero las estadísticas nos demuestran lo contrario. Kagawa había logrado marcar hasta entonces en las tres últimas temporadas y media 55 goles con el Cerezo Osaka, 27 de ellos conseguidos en su penúltima temporada en la liga nipona, la que devolvió a su equipo a la máxima categoría del futbol en Japón.

El Borussia Dortmund es, junto al Mainz, el equipo con más atrevimiento de esta Bundesliga (sin entrar a valorar el masoquismo del Werder Bremen). Y no es de extrañar, ya que el atrevimiento es una de las cualidades más destacadas de la juventud que desprenden ambas plantillas. Calculadora en mano y analizando el once que Jürgen Klopp colocó en el último partido del equipo de la cuenca del Rühr ante el mítico St. Pauli, la media aritmética de los once jugadores que salieron de inicio en ese encuentro es de 23 años. Dato interesantísimo teniendo en cuenta que Owomoyela (30) y Weidenfeller (30) fueron titulares. Pero probablemente el mejor partido de los del Westfalenstadion (me niego a llamarlo Signal Iduna Park) en lo que va de Bundesliga fue el derbi ante el Schalke 04 de Felix Magath.

El de Aschaffenburg es un entrenador al que le gustan los partidos pausados, sin desequilibrios ni sobresaltos, reflejando así su personalidad sobre sus jugadores. Pero ante el Borussia, un equipo cuya principal intención es la de ser protagonista, es muy dificil encontrar un partido tranquilo, donde no pase nada. Porque siempre pasa algo. Cuando tienes una pareja de centrales formada por Hummels y Subotic, cuando Nuri Sahin vuelve a encender el candil que tenía guardado bajo llave desde que se convirtió en el jugador más joven en debutar en la Bundesliga, cuando un jugador de 18 años como Mario Götze se convierte en una de las sensaciones del campeonato, o cuando pagas 350.000 euros por un mediapunta japonés que crea, se asocia y finaliza, es muy dificil que no pase nada.

Hoy el Dortmund se enfrenta al Sevilla en el que será el primer partido de Gregorio Manzano con el equipo hispalense. Habrá novedades en el equipo andaluz, los jugadores querrán ganarse la confianza de su nuevo entrenador, pero en el Westfalenstadion no cambiará nada. Jürgen Klopp seguirá apostando por la juventud, su plantilla seguirá con su maravilloso atrevimiento, y, probablemente, Shinji Kagawa vuelva a ser el mago del sol naciente que lleve en volandas a sus compañeros.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche