Histórico
15 septiembre 2010Francisco Ortí

Cléo, la ‘estrella roja’ del Partizan

Cleverson Gabriel Cordova, o simplemente Cleo, es un ex futbolista homosexual muerto, destrozado con una espada, cuyo cadáver fue quemado en el cementerio que fuera el estadio del equipo croata (sic) Pequeño Partizan“. Con esta sarta de mentiras, insultos y amenazas amaneció el perfíl del futbolista brasileño Cléo en Wikipedia. El ‘pecado’ que cometió para merecer esto fue cambiar de equipo. En principio no habría ningún inconveniente en que un jugador fichase por otro equipo. Es algo habitual en el mundo del fútbol. El problema es que se mudo del Estrella Roja al Partizan, archienemigos de la ciudad de Belgrado.

Partizan y el Estrella Roja son los dos equipos más importantes de Serbia y los protagonistas del ‘Derbi Eterno de Belgrado’. Ambos tienen un largo historial de enemistad y odio, tanto en fútbol como en baloncesto, donde también son dos de los equipos más representativos del país y se han producido graves incidentes. Mudarse de un club a otro se considera una grave traición y Cléo fue el primer jugador que se atrevió a dar semejante paso en los últimos 20 años. El último que había osado a cambiar a los Zvezda por los Grobari (sepultureros) fue Goran Miojevic, quien también por la Liga española jugando en el Mérida, Mallorca y Celta.

Cléverson Gabriel Córdova (Guarapuava, 9 de agosto de 1985), conocido como Cléo, aterrizó en el Estrella Roja en el verano del 2008, cedido por el desconocido Olivais e Moscavide, un club que vaga por las catacumbas del fútbol portugués. En el inicio de su carrera, Cléo decidió buscarse fortuna en Europa y fichó por el Olivais, pero pronto comenzó a ser cedido a equipos de mayor repercusión y en el 2008 le llegó su gran oportunidad en Belgrado. Con los Zvezda se ganó el respeto de Serbia anotando 8 goles en 20 partidos. El Estrella Roja se enamoró de su nuevo talento brasileño y le ofreció firmar un nuevo contrato con ellos, pero él lo rechazó. Tenía otros planes.

Y esos planes eran mudarse al equipo rival de Belgrado: el Partizan, dominador del fútbol serbio en los últimos años y donde tendría la oportunidad de disputar la Liga de Campeones. Ese era el gran motivo por el que el delantero brasileño se atrevió a traicionar al Estrella Roja para fichar por los sepultureros, a costa de ganarse el odio eterno de la afición de su ex equipo. Los seguidores del Estrella Roja enloquecieron. Amenazaron al jugador y a todo el que tuviera mínimamente que ver con el Partizan. Tanto fue así que fue agredido el antiguo capitán del Partizan Sasa Ilic, quien paseaba con su mujer embarazada, por unos ultras Zvezda.

Pese a todo, la jugada le salió perfecta porque el Partizan logró superar las rondas previas que le tocó jugar hasta jugarse el billete a la Champions League frente al Anderlecht. Contra los belgas, Cléo se convirtió en el gran héroe para el Partizan. Marcó un gol en el partido de ida en Belgrado, y firmó otros dos en la vuelta. Sus tantos forzaron la tanda de penaltis, donde también anotó y condujo al Partizán a la Champions League por primera vez en los últimos siete años. Al margen de su éxito europeo, Cléo también está inspirado en la competición doméstica, donde mantiene un excelente registro goleador. Tanto es así que Radomir Antic ha decidido apostar por él para la selección de Serbia y el pasado 4 de septiembre juró la constitución del país.

Este miércoles, Cléo recibirá el premio por tomar su arriesgada decisión y aguantar las amenazas de muerte. Y es que el Partizan debutará en la Liga de Campeones contra el Shakhtar Donetsk. El delantero brasileño por fin podrá disputar su partido soñado, y posteriormente se enfrentará al Braga y al Arsenal. Cléo, la estrella roja del Partizan está más viva que nunca.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche