Histórico
4 septiembre 2010Francisco Ortí

Cinco apuntes del Liechtenstein-España

¿Qué puede motivar a una Selección que ya lo ha ganado todo? España es la actual campeona de Eurocopa y del Mundial, y aún así tiene hambre de más. Las batallas personales ayudan para espolear a unos jugadores que como equipo se han acostumbrado a vivir en el Olimpo futbolístico. Ante Liechtenstein iniciaron la batalla por la reválida del trono de campeón europeo. Repasamos los cinco nombres más destacados del encuentro.

David Villa: Suma y sigue. Unos dicen que ha marcado 44 goles con la Selección española. Otros apuntan que tan sólo ha firmado 43 tantos. La cuestión no importa demasiado. Sea esta noche ante Liechtenstein, sea en el próximo amistoso ante Argentina, o sea cuando sea, lo que está claro es que David Villa superará a Raúl como máximo realizador de la historia de la Roja. El delantero asturiano sólo piensa en el gol y pronto batirá el récord que tanto ansía.

Carlos Marchena:Uno nunca se cansa de ganar“, declaró el defensa andaluz en una entrevista para El País. No se trata de demagogía, realmente El Pater, como le apodan en el vestuario de la Roja, no agota su sed de triunfo. En Vaduz lo volvió a demostrar. Recuperó la titularidad por la lesión de Carles Puyol y se empleó como si estuviera disputando la final de un Mundial. No conoce de treguas y continúa ampliando su leyenda como el jugador con mejor racha de imbatibilidad con una selección.

Fernando Torres: Las críticas desaparecen a golpe de goles. Y vaya dos goles se marcó El Niño ante Liechtenstein. El primero con una sutil vaselina y el segundo con un violento zapatazo que entró por el primer palo. Fernando Torres ha tenido que aguantar muchos palos por su ceguera goleadora tanto en el Mundial como en su fase de clasificación, pero ha puesto punto y final a su sequía e inicia el camino a la Eurocopa. El héroe de Viena ha recargado su pólvora y quiere dejar atrás sus peores momentos.

Andrés Iniesta: Otro que escapa de una mala racha, no de fútbol si no de lesiones, es Andrés Iniesta. El manchego está siendo perseguido por una condena muscular que lastra su magia, pero cada vez que aparece lo hace de manera brillante. Ha pasado a la historia del fútbol español por anotar el gol que le dio la victoria frente a Holanda en la final del Mundial, pero tiene sed de gloria. Con el Balón de Oro en el rabillo del ojo, Iniesta volvió a despatar el tarro de las esencias y regaló asistencias de calidad, como en el primer gol del partido.

Peter Jehle: ¡Qué difícil debe ser el oficio de portero de Liechtenstein! Y más cuando enfrente tienes a España. Sabes que por muy bien que hagas tu trabajo por lo mejor que te puede pasar es evitar una goleada bochornosa. El guardameta estuvo acertado en la primera mitad y salvó varios goles cantados. En la segunda se dejó llevar y aunque continuó a buen nivel tuvo que aceptar la goleada. Al menos puede consolarse con que ningún gol fue por su culpa, que ya es bastante.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche