Histórico
15 septiembre 2010El Enganche

CFR Cluj, los magiares de Rumanía

Cluj-Napoca es una de las ciudades más importantes de Rumanía y capital de la afamada región de Transilvania. Profundamente bicultural, Cluj acoje en su seno una larga historia de influencia húngara (magiar) que se ve reflejada en su arquitectura, en sus monumentos o en sus calles, a pesar del empeño del gobierno rumano en borrar cualquier vestigio de esa cultura. Esta tierra que tantas disputas ha provocado entre húngaros y rumanos años atrás, vive hoy una gran progresión económico social que también ha podido ser arrastrada hasta el ámbito futbolístico.

Si bien Cluj-Napoca no ha sido nunca una ciudad destacada en lo que a la práctica del fútbol se refiere, sin ningún equipo de gran escala entre sus pintorescas calles, siempre se ha considertado al CMF Universitatea Cluj como el equipo poderoso de la ciudad. Hoy en día el Universitatea es un equipo de los denominados “ascensor”, viviendo constantementre entre la primera y la segunda categoría del fútbol rumano y que tiene como únicos hito destacables la consecución de la Copa de Rumanía en el año 1965 y algunos paseos por Europa sin demasiado éxito. Pero todo esto cambió hace un par de temporada cuando saltó a la palestra un club creado por ferroviarios de la ciudad y, al igual que muchas zonas de región, con una importante influencia magiar; el CFR Cluj.

Y es que no es para menos, pues el casi desconocido hasta entonces CFR Cluj, ponía fín al inmaculado monopolio que había creado a su antojo el poder futbolístico de Bucarest, con la pareja Steaua-Dinamo como cabezas visibles. Así, el club de Transilvania rompió la hegemonía que perduraba desde 1991 cuando el Universitatea Craiova campeonó por última vez. Y,  como en toda aventura que se precie, el final tuvo tintes dramáticos.  El CFR se enfrentaba en la última jornada a su acérrimo rival, el Universitatea, mientras que el Steaua goleaba en su partido pertinente por la consecución del título. El Unviersitatea, que se jugaba el descenso y además estaba primado hasta las trancas por el polémico presidente del Steaua, Gigi Becali (al que se le interceptaron 1,7 millones de euros en conceptos de primas en la ciudad de Cluj) planteó un choque duro y agresivo que a punto estuvo de desbaratar el sueño del humilde club ferroviario, de no ser por un penalti transformado en el minuto 65 de partido.  Tan solo tres días después de la consecución de su pimer título liguero, el CFR se imponía al Unirea Urziceni en la final de la Copa de Rumanía consiguiendo así un preciado doblete (no se disputó la Supercopa al ser el club el campeón de ambas competiciones).

Desde entonces, el club altera una temporada brillante con otra llena de sobresaltos e irregularidades. Tras finalizar en cuarta posición y dejar una lastimosa imagen en la Europa League, el Cluj salvó la temporada 2008-09 con un nuevo triunfo en la Copa de Rumanía, esta vez ante el Timisoara. La pasada temporada parecía el año de la confirmación de un proyecto en el Constantin Radulescu al conseguirse un nuevo doblete de la mano de Andrea Mandorlini. Y como se trata del alternar, esta temporada se ha vuelto a la irregularidad. Con tan sólo seis jornadas disputadas el club ya se encuentra separado del líder, el Steaua de Bucarest, por seis puntos. El técnico que los llevo a la gloria el curso pasado ha sido sustituido por el entrenador local Sorin Cartu, hasta entonces en el Pandurii Târcu Jiu, y esto a tan solo unas horas de comenzar su segunda andadura en la Champions League en su historia enfrentándose al Basilea

Buena parte del éxito del Cluj se debe a la capacidad de mantener a sus principales figuras con el paso de las temporadas, deshaciéndose de ellas única y exclusivamente cuando es necesario económica o deportivamente (como es el caso de Álvaro Pereira, actualmente en el Oporto y que dejó casi 5 millones de euros en las arcas del club). La solidez defensiva llega de la mano de Tony y Cadú, vice-capitán y capitán del equipo respectivamente, e indiscutibles desde hace unas temporadas. La creatividad corre a cargo del trío argentino formado por Sixto Raimundo Peralta, que a pesar de destacar hace una década como una de las proemsas emergentes del fútbol argentino, ha visto como su carrera ha quedado estancada,  Juán Emmanuel Culio, que saltó a la fama tras convertir dos goles ante la Roma en la primera participación del CFR en la Champions League y Tomás Costa, cedido por el Oporto durante toda la temporada.

Pero el verdadero punto fuerte del equipo lo encontramos en su delantera. Yssouf Koné, nacido en Costa de Marfil pero internacional por Burkina Faso, lleva desde el 2008 siendo la referencia ofensiva del equipo. Tras dar el salto a Europa hace 5 temporadas, firmó por el Lecce donde coincidió con otras promesas del fútbol como Bojinov, Vucinic o Ledesma, pero sus mejores años los vivió en el Rosenborg noruego, anotando 23 goles en dos temporadas. Desde entonces se ha convertido en el principal valor del club rumano, y no es para menos. Reúne las características necesarias de un delantero, y a pesar de que ya tiene 28 años, no sería descabellado el pensar en dar un salto cualitativo en su carrera al final de la temporada. Su acompañante en la delantera es una de las más firmes promesas del fútbol africano en la actualidad, Lacina Traoré. Al igual que Koné, éste también nació en Costa de Marfil. Formado en el prolífico ASEC Mimosas, club del que han salido jugadores como los hermanos Touré, Salomon Kalou o Didier Zokora, este delantero de 2,03 metros de altura también llegó a Rumanía en el año 2008. Su carta de presentación en Europa fue un magnífico gol ante el Copenhague en la Europa League, y es que a pesar de su estatura, es un jugador muy habilidoso con la pelota en los pies. Nacido en 1990 (20 años), ya es seguido por varios equipos grandes de Europa, entre ellos el Arsenal, donde le comparan con el togolés Adebayor.

Los magiares de Rumanía viven hoy un nuevo episodio de su corta y reciente historia. Recibirán en un engalanado Constantin Radulescu al Basilea suizo, y próximamente pasarán por el infierno de los ferroviarios el actual subcampeón de la Champions League, el Bayern de Munich, y un conjunto que ya conoce de buena mano los mimbres del CFR, la Roma, con la que ya coincidieron en su primera y última participación en la máxima competición europea. El Cluj, al igual que hiciera hace dos años en uno de los grupos más complicados de dicha edición (venció al conjunto italiano y empató con el Chelsea), promete dar mucha guerra.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche