Histórico
27 julio 2010El Enganche

Manchester City, la gallina de los huevos de oro

“Cuántos hay que teniendo lo bastante, enriquecerse quieren al instante, abrazando proyectos a veces de tan rápidos efectos, que sólo en pocos meses, cuando se contemplaban ya marqueses, contando sus millones, se encuentran en la calle sin calzones”. La gallina de los huevos de oro es una fábula atribuida al escritor Esopo, uno de los más grandes fabulistas de la Antigua Grecia. En ella, un granjero pobre y su esposa se encuentran con que una de sus gallinas pone un huevo de oro al día. Pero no contentos con esperar a la puesta de la gallina, deciden matarla pensando que tiene una mina en su interior. Cuando descubren que no es así, caen en la cuenta de que mejor les hubiera valido conservar lo que tenían. Si tuvieramos que relacionar esta fábula con un equipo de fútbol, ese sería el Manchester City.

Alex Ferguson definió al Manchester City como “un club menor con mentalidad menor“, y quizá no le falta razón. Cuando creces a la sombra del poder, alejado de las primeras planas, cuando eres el niño débil que es masacrado una y otra vez por el matón del vecino, es normal sentirte acomplejado, pequeño. Pero todo cambia el día que te sientes grande, cuando el poder llama a tu puerta. De repente te encuentras sentado en un trono dorado, ese trono que mirabas con recelo cuando esperabas en tu humilde silla. Ahora eres tú el que tiene el dinero (porque no nos engañemos, en esta sociedad, y aún más en el plano futbolístico, el dinero es poder). Y te gusta.

El fenómeno de los petrodólares viene asolando el mundo del fútbol desde que el magnate Roman Abramovich desembarcara en Stamford Bridge en el verano de 2003. El ruso consiguió reubicar en el mapa futbolístico a un Chelsea inédito en las últimas décadas. Pero no todos corren la misma suerte. Ali al-Faraj llegó al sur de Inglaterra, concretamente al Portsmouth, entre alabanzas y falsas promesas cual político en época de campañas electorales. ¿Su destino? el hundimiento de uno de los clubes con más carisma en las islas.

Colin Shindler, escritor inglés y fanático del Manchester City, dijo a la llegada de Sulaiman Al-Fahim al cargo: “Tomaron a mi amor, a la que Shinawatra (ex propietario) convirtió en una prostituta, la envolvieron con el mejor vestido de seda y la rociaron con la más seductora de las fragancias de origen árabe. Puede parecer hermosa pero está corrupa hasta la médula. Le han arrancado el corazón al equipo que ame durante 50 años”. El Manchester City ha perdido su esencia, ha dejado de ser el masacrado para caminar con aires de grandeza. Pero no es hora de mirar al pasado, si no analizar el porvenir de un equipo que anima más en los mercados de fichajes que sobre el tapete verde.

Desde que el Abu Dhabi United Group for Development and Investment se hizo cargo del equipo de West Gorton, muchas cosas han cambiado en los Sky Blues. Se han gastado 395.000.000 euros desde entonces (a espensas de los posibles movimientos del equipo en lo que queda de mercado), motivo suficiente para la máxima exigencia. Ya no sirven las escusas. El objetivo prioritario es ganar la Premier League y cualquier otra posición (aunque se intente justificar con palabrería barata) será un fracaso a no ser que al igual que el Real Madrid, te encuentres con que X (insértese aquí Chelsea, Manchester United, Arsenal, Liverpool…) haga la mejor temporada de su historia al igual que el Barcelona. El Manchester City ya no es el equipo pequeño al que se refería Ferguson, ahora es tan (o más) matón como el vecino al que sufría año si y año también.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche