Histórico
5 julio 2010Jose David López

Holanda: Cobrando la deuda sin romanticismo

Grandes mitos de la historia de las letras, la ciencia o la política, dejaron para los anales manuscritos e ideales que forjaron una larga lista de éxitos para todos aquellos que llegamos detrás. Sabios que, en sus pensamientos y doctrinas, profundizaron en el crecimiento y la progresión del mundo tal cual es hoy. Uno de ello, Aristóteles, defendió los valores de la amistad, la que definía como “amar en vez de ser amado”, asegurando que cuando uno es un amigo verdadero, uno no espera recibir nada a cambio pese a las alegrías que haya podido otorgar a su semejante. En el fútbol, esa teoría del pensador griego tendría un exponente histórico, la selección holandesa.

Y es que pocos países, por no decir ninguno, han ofrecido tanto a la historia del deporte rey sin haber recibido nada a cambio. Revolucionaron el concepto futbolístico con su vértigo, ataque y alegría ofensiva durante los 70, donde aquél estilo innovador encontró grandes alegrías con dos finales mundialistas consecutivas en 1974 y 1978. Presión en la salida del balón rival, velocidad en el ataque y alternancia de posiciones entre jugadores de talento creativo, que hiciern evolucionar los conceptos ordinarios y arcaicos que el fútbol aún explotaba.

Aquellas tardes donde se gestó la reconocida como ‘Naranja Mecánica’, por la facilidad con la que ese vanguardismo se ganó adeptos, generó a su vez la aparición de grandes mitos como Johan Cruyff, Johan Neeskens, Wim van Hanegem, Rob Rensenbrink o Rinus Israel. Incluso a finales de los 80, en aquella Euro 88, la segunda propuesta ‘mecánica’, elevó a los oranjes a lo más alto del continente con Gullit, Van Basten o Rijkaard a la cabeza. Todos ellos ofrecieron una nueva filosofía, un concepto original que jamás encontró premio por ello a nivel mundial.

Desde entonces, sin las estrellas de antaño, Holanda ha subsistido entre decepciones, opciones fallidas y catástrofes (como quedarse fuera de alguna fase final reciente), pero siempre mantuvo esa frescura ofensiva y ese amor por lanzarse con velocidad a buscar al rival. No encontró recompensa, siguió vagabundeando en busca de su retribución por los servicios prestados pero tropezó una vez tras otra en el camino al éxito. Ahora, en 2010 y con un colectivo que había recuperado las buenas sensaciones de antaño, la Holanda de Bert Van Marwijk roza la heroica tras llegar a semifinales, aunque por el camino haya perdido toda la magia y la relación con el espectáculo que defendió a ultranza durante décadas.

La nueva versión oranje es más pragmática que nunca. Juega sin nueve puro (Van Persie), coordina una segunda línea llena de llegadores (Kuyt, Afellay) y apura el desequilibrio de un extremo de talla mundial (Robben) mientras las gotas de creatividad las selecciona equilibradamente un enganche en un momento de forma único (Sneijder). Sin embargo, abandonó el romanticismo por la seguridad de un resultado favorable y decidió dejar a un lado su vocación atrevida para dejarse llevar por un ritmo pausado que permita mayor auto-control de la situación. Y así, sin mucho brillo, aprovechando los fallos rivales (le ocurrió ante Dinamarca, Japón y Brasil), ha sido capaz de remontar milagrosamente a la selección canarinha para toparse con una oportunidad de oro.

Holanda está entre los cuatro mejores del mundo (algo que no lograba desde 1998), no ha brillado en toda la fase final y ha traicionado sus valores históricos pero, por primera vez, va camino de cobrarse la deuda que aún tiene pendiente. Ya es hora de recibir aquello que el fútbol le debe.

Desde aquí queremos proponeros una ‘Iniciativa Nokia’. Se trata de una promoción muy apetecible si quereis ganar un Nokia X6.

Todos los Videos en Engancha TV

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche