Histórico
5 julio 2010Francisco Ortí

El silencioso trabajo de Sergio B.

El pasado 29 de junio del 2008 toda España estaba pendiente de la Selección española. El país se había enamorado del juego de La Roja y, seguro de la victoria, se reunió para vivir una noche histórica en la que se disputaba la final de la Eurocopa contra Alemania. Fernando Torres fue el héroe en Viena gracias a su inolvidable gol ante Lehmann, pero los halagos se repartieron entre todos los pupilos de Luis Aragonés. Uno de los más aplaudidos fue el mediocentro defensivo Marcos Senna, quien sorprendió con su cerebral esfuerzo en el centro del campo, cubriendo siempre las espaldas al resto de sus compañeros.

Mientras España trazaba su camino hasta convertirse campeona de Europa, Sergio Busquets preparaba lo que iba a ser su verano. Entre sus planes se incluía intensificar su trabajo en el gimnasio para aumentar su musculatura y, lo que más ilusión le hacía, convertirse en el ayudante de su tío Javier Fernández en el banquillo del Badia juvenil. El Badia es el único equipo capaz de robarle un poco de espacio al Barcelona en el corazón de Sergio. Nada le hacía presagiar que su vida estaba a punto de sufrir un cambio radical.

Dos años después de aquel verano Alemania y España volverán a verse las caras, y esta vez Sergio Busquets será protagonista. O, más bien, protagonista en la sombra, porque su silencioso trabajo defensivo  reiteradamente pasa inadvertido para la crítica, al mismo tiempo que desquicia a los jugadores del bando enemigo y se convierte en la diana de su ira. Busquets pertenece a esa extraña raza de futbolistas de los que sólo se habla cuando las cosas no funcionan, criticándole en las derrotas y obviándolo en las victorias.

Tras la histórica victoria ante Paraguay el gol de David Villa y las paradas de Iker Casillas acabararon portadas y elogios, quedando totalmente eclipsado el excelente trabajo de contención y distribución que realizó Sergio Busquets. El esfuerzo del centrocampista fue clave en la recuperación del balón ante la combativa línea medular paraguaya, y en varias fases del encuentro se incrustó entre Piqué y Puyol para ayudar en la defensa de los balones aéreos colgados al área. Su partido, aunque en la sombra, fue de diez.

Su rendimiento ante Paraguay fue sólo la extensión del excelente nivel que está mostrando a lo largo de todo el Mundial. Busquets ha demostrado personalidad, teniendo que lidiar con duras críticas tras la derrota ante Suiza, y las ha acallado con un seguro trabajo en el centro del campo del que sus técnicos han quedado prendados. Busquets lo hace todo“, asegura el seleccionador español Vicente del Bosque. “No atrae a la gente, pero genera fútbol y hace mejores a los demás“, señala Pep Guardiola, su entrenador en el Barcelona.

Los elogios y adulaciones son para otros. Busquets prefiere el anónimato. Trabaja en silencio y, paradójicamente, un silencio ha sido el mejor halago que ha recibido en toda su carrera. Nadie habla de Marcos Senna. Eso quiere decir que Sergio B. está cumpliendo a la perfección su trabajo.

Desde aquí queremos proponeros una ‘Iniciativa Nokia’. Se trata de una promoción muy apetecible si quereis ganar un Nokia X6.

Todos los Videos en Engancha TV

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche