Histórico
1 julio 2010Francisco Ortí

Diego Forlán, el fruto del Boniato

Se acababa se concretar su fichaje por el Manchester United y viajó a Inglaterra para iniciar la que sería una nueva vida, totalmente diferente de la que conocía hasta ahora. La primera sorpresa la encontró nada más bajar del avión. En el aeropuerto le esperaba ni más ni menos que Sir Alex Ferguson. El club no había mandado un empleado, sino que el técnico escocés se había preocupado de recibirle personalmente y de convertirse en su guía.

Pasaron toda la tarde juntos. Ferguson le mostró los lugares más característicos de la ciudad, le descubrió los secretos de Old Trafford y le explicó cual sería su rol en el equipo, donde lucharía por la titularidad con un estandarte como Ruud Van Nistelrooy. Cuando llegó la hora de despedirse a Ferguson todavía le quedaba un duda por resolver. Había estado mascando la pregunta durante toda la tarde y a última hora se atrevió a formularla: “Diego, todavía hay una cosa que no sé de ti. ¿Eres diestro o zurdo?

Diego Forlán sonrió al escuchar la pregunta y no pudo evitar pensar en su padre. El delantero uruguayo es diestro, pero posee un excelente disparo también con la pierna izquierda y el culpable de ello es Pablo Forlán, su padre, quien desde bien pequeño le inculcó la importancia del trabajo duro. Pablo, apodado El Boniato, aconsejó a su hijo quedarse siempre después de los entrenamientos para prácticar en solitario el golpeo con ambas piernas, rasgo que se ha convertido en característico para el delantero que lidera a Uruguay en los cuartos de final del Mundial del 2010 donde se enfrentará a Ghana.

Ese no fue el único consejo que Diego ha escuchado de su padre, y ahora le escucha que se encuentra en Sudáfrica más que nunca puesto que Pablo Forlán sabe perfectamente lo que es jugar un Mundial. Él también fue jugador pofesional y defendió los colores de Uruguay en el Mundial de Inglaterra 1966 y Alemania 1974. “El Mundial de 1970 me lo perdí porque jugaba en el extranjero y la costumbre era convocar jugadores que militaban en la liga uruguaya“, recuerda Pablo Forlán.

Pablo Forlán era un lateral derecho de largo recorrido. “Jugaba parecido a Daniel Alves“, asegura él. Militó en Peñarol, Sao Paulo, Cruzeiro, Nacional y Defensor Sporting cosechando cinco títulos de campeón de la liga uruguaya, un Campeonato Paulista, una Copa Libertadores, y una Copa Intercontinental, pero sus mejores recuerdos visten la camiseta celeste de la selección de Uruguay.

Aunque tampoco son tan buenos. En 1974 Uruguay se eliminó en la primera fase al quedar última en un grupo que compartían con Holanda, Bulgaría y Suecia. “Había muchas estrellas en el equipo“, lamenta. En 1966 Uruguay tuvo mejor representación, pero, aunque llegó a cuartos de final, Pablo Forlán se marchó con mal sabor de boca. “Pasamos la primera fase y no nos dejaron llegar más lejos“, protesta. Uruguay se enfrentó a Alemania en cuartos de final y el marcador (4-0 para los alemanes) no refleja lo que sucedió sobre el terreno de juego. Aquella tarde los charrúas sufrieron un pésimo arbitraje del árbitro inglés James Finney. “El tipo nos anuló dos goles: uno que pegó en el travesaño y entró más de metro y medio y otro que el lateral izquierdo, Schnellinger, muy rubio y que jugaba en el Milan, sacó de debajo de los palos. Para colmo, nos expulsaron a Troche a los cinco minutos de la reanudación y a Silva tras una entrada a Haller“, relata en una entrevista en El País.

Este viernes, Diego Forlán tendrá la oportunidad de superar a su padre y superar la barrera de los cuartos de final. Uruguay se enfrenta a Ghana con la semifinal en el punto de mira. Si la Celeste logra la victoria, el Boniato podrá estar tranquilo. Su fruto habría cumplido con el sueño que en 1966 le robó James Finney.

Todos los Videos en Engancha TV

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche