Histórico
27 julio 2010Ariel Judas

Copa Libertadores: Tarde pero seguro

“Calendario” es una materia en la que casi todos los jerarcas de la CONMEBOL han recibido un aplazo. De otra manera, no se explica que la Libertadores no haya finalizado antes del inicio del Mundial. La gerontocracia comandada desde la ciudad de Luque por Nicolás Leoz -en un horror de diseño competitivo- ha dejado el inicio de la disputa de las semifinales de su competición de clubes más importante para esta semana. En un auténtico milagro obrado seguramente por los dioses del fútbol, los equipos no se han visto demasiado diezmados… y en algún caso incluso tienen mejor pinta que antes del receso. Del Distrito Federal a Porto Alegre, la Copa vuelve a unir al continente en una de las definiciones a priori más equilibradas de los últimos años.

En el primero de los enfrentamientos, que se disputará esta noche en el Azteca de la capital mexicana, el Guadalajara se medirá ante la Universidad de Chile. Las Chivas Rayadas -que por estas horas parecen estar más pendientes de la inauguración de su nuevo estadio en un partido amistoso frente al Manchester United que de su enfrentamiento ante los Chunchos- llegan a esta serie encarnando una suerte de tabla de salvación del fútbol mexicano a nivel internacional, luego de la decepción que supuso para prensa y aficionados el paso del Tri por el Mundial.

El entrenador del Rebaño Sagrado, José Luis Real, sabe de la importancia que tendría para su equipo el hecho de clasificar para una final de la Libertadores, algo inédito para los equipos mexicanos, a excepción del Cruz Azul, que lo consiguió hace casi una década. Su equipo tuvo un espectacular desempeño en la fase regular del pasado Torneo Bicentenario, pero no pudo sostener ese nivel en la postemporada, luego de haber quedado diezmado por el llamado de varias de sus figuras a la selección de Javier Aguirre. Pese a que el panorama no era demasiado alentador para Chivas en la competición sudamericana, el cuadro tapatío supo aguantar y solventar partidos muy complicados, como el que tuvo que jugar ante Vélez en Buenos Aires. De esa manera, y con una interesantísima actuación de sus atacantes y del arquero Liborio Vicente Sánchez, el equipo que lleva con mayor orgullo el rótulo de Hecho en México alcanzó las semifinales.

El sorprendente y juvenil portero ya no está. Ha sido transferido al Veracruz, y los tres palos del Guadalajara estarán cubiertos por Luis Ernesto Michel, uno de los mejores de la liga azteca. La ofensiva -ya sin Chicharito Hernández- sigue teniendo un poderío notable, pese a que este fin de semana no consiguió anotar ni una sola vez en el debut en el Apertura frente al complicado Puebla. Alberto Medina y Omar Arellano aparecen como los dos argumentos de ataque más contundentes. Incluso Bofo Bautista y Omar Bravo podrían aportar en ese sentido. Lo del ex deportivista es para analizarlo: pese a haber sido transferido al Kansas City Wizards de la MLS hace unas semanas, Chivas se las ha arreglado para mantener al delantero hasta el 6 de Agosto en activo, lo que le permitirá jugar esta semifinal con el club mexicano.

La Universidad de Chile es, de los cuatro semifinalistas, el que mejor ha sabido sacar provecho a sus recursos. Sin jugadores de una dimensión superior, aunque muy bien trabajada por el entrenador uruguayo Gerardo Pelusso, la escuadra del Romántico Viajero cumplió con una muy buena ronda inicial, y luego se deshizo de Alianza Lima y el Flamengo en octavos y cuartos de final, respectivamente. Los nombres propios más interesantes fueron los de los charrúas Álvaro Fernández, Mauricio Victorino y Juan Manuel Olivera. También los de los volantes chilenos Marco Estrada y Felipe Seymour, y el de Walter Montillo, el vivaz enganche argentino que, pese a haber sido fichado por el Cruzeiro de Brasil, seguirá en la U hasta la finalización de esta Libertadores. El equipo de Santiago no tuvo la misma suerte con respecto a Fernández y Estrada, actualmente en las filas del Seattle Sounders y del Montpellier.

Tras caer en semifinales en 1970 y 1996, el objetivo claro es el de llegar a la final y poder emular al Colo Colo, que en 1991 ganó por primera y única vez la máxima competición sudamericana para el fútbol chileno. El León ha exhibido un temple envidiable en lo que llevamos de play-offs y, con la ventaja de definir la serie en el frío clima del invierno austral puede tener un punto extra a su favor en esta serie ante el Guadalajara. El buen momento que vive en la primera división de su país es un indicativo más del grado de dificultad que puede suponer para Chivas el choque ante el representativo universitario.

El miércoles será el turno del partido de ida entre el Internacional de Porto Alegre y el Sâo Paulo, dos de los mejores equipos brasileños de la última década. Y, pese a que muchos creen que ya no son lo que eran, el partido del Beira-Rio sabe a gran final, a revancha, a oportunidad de saldar cuentas pendientes que se han ido acumulando en los últimos años, tanto en el Brasileirâo como a nivel sudamericano.

Comenzó muy mal, con un desastroso estadual gaúcho, y continuó con un irregular inicio en el torneo nacional. Ni siquiera la clasificación a las semifinales de la Libertadores consiguió salvar el ciclo de Jorge Fossati como entrenador del Inter. Hoy el estratega colorado es Celso Roth, y en el reinicio de la liga tras la Copa del Mundo el equipo ha conseguido cuatro victorias consecutivas (ante el Guaraní, el Ceará, el Atlético Mineiro y el Flamengo) que le han servido para alcanzar la cuarta posición y ser considerado como el claro favorito para imponerse al Sampa en el choque de Porto Alegre, pese a que ese rol no le gusta demasiado al cuerpo técnico.

El Internacional sigue manteniendo el lujoso plantel al que nos ha acostumbrado en los últimos años. Y a la nómina en la que brillan los nombres de Sandro, Taison, Giuliano, Guiñazú, Sorondo, D’Alessandro y compañía, es preciso agregar el del delantero Rafael Sóbis -cedido por el Al Jazira, verdugo del Sâo Paulo en la final de la Libertadores de 2006- y el del volante Tinga, quien regresa a Brasil tras cuatro temporadas en la Bundesliga.

No por nada al equipo tricolor paulista lo apodan Jason. En muchas ocasiones ha dado prueba de que es capaz de revivir en las condiciones más adversas, como la de esta semifinal, donde su condición de equipo asesino suele despertar. Es verdad, para imaginar una reacción de esa magnitud en el Sâo Paulo hay que ejercer un pequeño acto de fe en estos momentos. Desde la finalización de Sudáfrica 2010 el conjunto entrenado por Ricardo Gomes no ha conseguido ganar un solo partido, y la imagen de equipo dominante que ha forjado en la última década se ha diluido un poco. Hoy, el Sampa está justo por encima de la zona de descenso en la Série A. Las cosas no pintan nada bien para el actual cuerpo técnico, que estuvo a punto de ser despedido la semana pasada. Una caída frente al Inter sería la excusa final que necesita la directiva del club para poner punto final a la gestión del técnico que sucedió al tricampeón Muricy Ramalho.

Y no es que el equipo carezca de talento. Hernanes, Fernandâo, Dagoberto, Jorge Wagner, Richarlyson… y hasta el recién llegado (o retornado, mejor) Ricardo Oliveira son en teoría capaces de resolver una serie como esta por sí mismos, Pero en el Brasileirâo las cosas no funcionan. El Clube da Fé va por el pequeño milagro motivacional y de fútbol ante un Internacional que es capaz de dejarlo muy malherido para el resto de la temporada. Muchos en la capital económica sudamericana piensan que solo alguien como Dunga puede volver a hacer del Sâo Paulo el cuadro dominante que pintó el ambiente de blanco, negro y rojo en el último quinquenio. El ex seleccionador, amigo personal de Ricardo Gomes, se ha dejado estimar, aunque de manera distante.

A destiempo, impregnada del South American Way que la hace revivir cuando muchos ya se habían olvidado de ella, la  Libertadores regresa esta noche con todo. La corona de campeón busca un nuevo dueño, y solo quedan cuatro candidatos. No tienes excusa. Hasta que regresen las ligas de Europa no hay nada más importante que las semifinales de la Copa.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche