Histórico
30 junio 2010Jose David López

Las estrellas del Mundial 2010

La alegría de los incansables aficionados sudafricanos mantuvo el torneo en pie cuando los primeros partidos aglutinaban especulaciones y precauciones, pero a medida que la necesidad creció, el riesgo dejó ver los auténticos cracks llegados a Sudáfrica. Antes de arrancar, el mundial africano iba a ser la excusa perfecta para coronar a algunos de los mejores jugadores del planeta pues así lo había demostrado a lo lardo de la campaña pero ahora, con los cuartos de final en el frente y grandes selecciones eliminadas, las verdaderas estrellas mantiene el tipo a base de espectáculo y eficacia. Estos son los verdaderos cracks que no está dejando hasta la fecha Sudáfrica 2010.

Mesut Ozil: Quien escribe, gran admirador del pequeño enganche del Werder Bremen, depositó todas sus esperanzas en que podría ser el gran aporte del Mundial cuando tocó analizar detalladamente cada selección en los días previos. Todas mis quinielas colocaron a Mesut Ozil como el jugador revelación del torneo porque había quedado liberado de sus labores defensivas, porque su talento podría hacer olvidar la sensible baja de Ballack y porque su técnica cambiaría el estilo de esta Alemania. Ahora más que nunca, el mediapunta de origen turco es el icono de una nueva generación de teutones capaces de cambiar la dinámica histórica de una selección brillante. Es su Mundial.

Keisuke Honda: Era la única cara mediáticamente mundialista en uno de los gigantes asiáticos pues sus grandes detalles y muestras de talento en Venlo y CSKA de Moscú, colocaron su rostro por todo Japón. Era el gran baluarte de Okada para hacer jugar a sus Samuráis Azules y no contento con ser el enganche que distribuye y crea juego en los nipones, se pasó a la dinámica goleadora cuando su selección más lo necesitaba. Abrió el camino de la esperanza ante Camerún, pasó a ser el delantero con movilidad en un esquema táctico que lo comprometía a ser el líder más que nunca pero no le pesó la responsabilidad y colocó en cuartos a su selección con un magistral lanzamiento de falta, especialidad de la casa. Su gran trampolín. Su mejor momento.

Gonzalo Higuaín: En una nómica de delanteros tan reputados como la que ostenta la Argentina de Maradona, su nombre hacía dudar a muchos por estar delante de Milito o Agüero, pero a la hora de sacudir redes y generar peligro, es único. Veloz, inteligente, con mucha movilidad y cada vez mejor en definición, el ‘Pipita’ ya no levanta críticas ni dudas pues es el killer del Mundial y sus goles colocan al Dios más cerca de su corona desde el banquillo. Un prodigio que sigue creciendo y cuyo valor de mercado ha superado cualquier previsión en los últimos años. ¿El delantero del momento?

Raúl Meirelles: Desde la humildad, el trabajo y el sacrificio de quien se sabe un bregador tras de las estrellas, el mediocentro del Oporto se ha llevado su fiabilidad y liderazgo consigo a Portugal. Se ganó la fe de Queiroz, ha lastrado las esperanzas de otros genios en su posición e incluso, liberado, ha logrado marcar y ser la referencia de llegadores en la selección portuguesa. Tiene carácter y muchísima experiencia relejada en años de rendimiento mayúsculo en el casi eterno campeón luso, ahora quiere ser, por fin, el jefe del mediocampo campeón del mundo. Nos ha dejado un Mundial sublime.

David Villa: A España le está costando arrancar en este Mundial pero si alguien ha dado el impulso final para que la Roja de Vicente Del Bosque siga en faena y con las espadas en lo alto, ese ha sido el nuevo delantero del Barcelona. El asturiano ha demostrado ser el futbolistas más en forma de España, logrando sumar ya cuatro goles, buscando la corona de goleador mundialista y pese a todo, jugando escorado en banda izquierda, donde su rendimiento es mayúsculo y clave para los planes de la campeona de Europa. Tiene llegada, define, concreta acciones de elaboración y jamás se esconde. Es su momento.

Luis Fabiano: Se aprecia la solidez como bloque, la fiabilidad defensiva, las individualidades y un colectivo con muchísimos puntos fuertes especialmente trabajado por Dunga. Sin embargo, su Brasil, esta selección canarinha, destaca sobre todo por la tremenda pegada de sus atacantes y en esa lista nunca falla Luis Fabiano. El aún sevillista (creo que por poco tiempo), es un auténtico goleador que no deja escapar ninguna opción, que define con maestría por alto, pro bajo y con rápidas ejecuciones. Suma y sigue.

Mención especial para Wesley Sneijder, ya que Holanda sigue explotando su llegada y el peligro de sus acciones a balón parado, para la dupla charrúa formada por Luis Suárez y Forlán, que intercambian roles de crack en una de las sensaciones del torneo y, por supuesto, para Asamoah Gyan, un guerrero en un islote que explota como nadie sus cualidades para mantener a Ghana entre las 8 mejores del mundo. Ellos son los cracks de un Mundial que afronta su recta final.

Todos los Videos en Engancha TV

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche