Histórico
14 junio 2010Francisco Ortí

Gilbert Kadji, domador de leones

África es un vergel de imágenes. Si uno cruza el continente de norte a sur descubrirá las muchas maravillas que ofrece, pero también sus acusados contrastes. Nada tienen en común la misteriosa elegancia  de la plaza Djemaa el Fna de Marrakech, las efímeras sonrisas de Niger (el 75% de la población tiene menos de 15 años) o las suntuosas construcciones de Pretoria en Sudáfrica. Las diferencias también son acentuadas en cuanto a paisajes. Desiertos áridos y ríos caudalosos serpentean por el continente.

Y toda esa magia de contraluces puede ser disfrutada de un sólo vistazo gracias a Camerún. Bautizado como “África en miniatura” por su diversidad paisajística el hogar del makossa y bikutsi (dos estilos musicales autóctonos) rodea con sus fronteras playas, desiertos, montañas, sabanas y selvas. Uno de sus escenarios más mestizos es Duala, epicentro a nivel económico. Su puerto y su aeropuerto internacional la convierten en el punto de partida de las mayoría de las exportaciones que realiza el país.

Petróleo, café y cacao son los productos más conocidos de Camerún que se esparcen por el mundo a través de Duala, pero esta ciudad posee una exportación todavía más importante: leones. En concreto Leones Indomables. En la capital económica de Camerún Gilbert Kadji decidió construir la que sería la base del fútbol camerunés. Tras los éxitos de la generación de Roger Milla en la década de los 80 , Kadji soñó con prolongar la sonrisa futbolística de Camerún y construyó una escuela en la que formar nuevos talentos que liderarán las nuevas generaciones de Leones Indomables.

De ese ambicioso sueño nació un humilde proyecto que se bautizó como Kadji Sport Academie. Comenzó como una escuela para entrenar a jóvenes promesas y poco a poco fue creciendo. Primero llegó el internado para que los alumnos pudieran residir en la escuela, y, posteriormente, se dio un paso más allá, ocupándose también de la educación de los futbolistas. “La profesión de futbolista termina a una edad en la que muchas otras empiezan, por lo que es necesario que el jugador esté preparado para un futuro lejos del fútbol”, informa el libro de estilo de la academia.

Lo cierto es que a Kadji no le ha ido nada mal y su escuela de talentos a abastecido a la selección de Camerún posiblemente con los mejores jugadores de su historia. El mayor orgullo de la Kadji Sport Academie es Samuel Eto’o, líder indiscutible de los Leones Indomables y aspirante a discutir con Weah, Milla  y compañía el trono como Rey de África, pero hay otros muchos talentos del fútbol camerunés que han sido criados entre las paredes de la escuela de Kadji.

Camerún iniciará este lunes su participación en el Mundial de Sudáfrica 2010 ante Japón (16.00 horas) y lo hace con seis futbolistas formados en la Kadji Sport Academie. Al margen del ya mencionado Samuel Eto’o, Paul Le Guen ha incluido entre los 23 elegidos a los kadjianos Carlos Kameni, Stephan Mbia, Georges Mandjeck, Jean Makoun y Aurelien Chedjou. Por el camino se quedaron jugadores como Éric Djemba Djemba, quien llegó a pertenecer al Manchester United, o Modeste Mbami, del Almería. Gilbert Kadji puede presumir de haber formado una de las mejores generaciones de Camerún, ahora necesitada de una nueva camada. Kadji ya debe estar trabajando en el futuro. Él es un auténtico criador de leones. Y no leones de cualquier tipo. Leones Indomables.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche