Histórico
23 junio 2010El Enganche

Eslovenia: El Triglav mundialista

Como en toda sociedad que se precie, en Eslovenia no podían faltar toda clase de leyendas, misticismos o símbolos que conviven y pasan de generación en generación desde tiempos inmemoriales. A la postre, son los que forjan la identidad nacional de una región. Paseando por ciudades eslovenas nos topamos con todo tipo de leyendas, como la del Puente de los Dragones en Ljubljana. Es considerado como una de las mejoras obras del estilo arquitectónico de la Secesión de Viena, siendo además el primer puente de hormigón armado de la ciudad y uno de los primeros en Europa.

Su diseñador fue Josef Melan, famoso ingeniero especializado en puentes de hormigón armado, y su apariencia modernista se debe al arquitecto Jurig Zaninovic, el cual diseñó la decoración, la balaustrada y las estatuas de dragón. Dicha leyenda cuenta que, cada vez que una virgen cruza el puente, alguno de los cuatro dragones de bronce apostados a ambos lados mueve su cola. Pero no es esta leyenda la que nos atiende en este artículo. Si preguntamos a cualquier persona nacida en Eslovenia cual es el principal símbolo nacional de su país, no dudaría en contestarnos: El Triglav.

El Triglav (que traducido a nuestro idioma significa Tres Cabezas, debido a los tres picos que lo componen) es la montaña más alta de Eslovenia y también de los Alpes Julianos, una cordillera que parte desde los Alpes y se extiende desde el noreste de Italia hasta Eslovenia. Según cuenta una vieja leyenda eslovena, la montaña representa una vieja divinidad sudeslava que tocaba con su primer punto el cielo, con el segundo la tierra y con el tercero, situado hacia abajo, el mundo subterráneo. Otro viejo dicho popular en Eslovenia dice que todo hombre esloveno debe escalar, al menos una vez en la vida, el Triglav. Tal es su carácter simbólico sobre el pueblo esloveno que ha sido incluido en la bandera de la República, en las monedas de cincuenta céntimos acuñadas en este país y, lo que nos importa en este espacio, en las equipaciones que viste la Selección de fútbol de Eslovenia en el Mundial de Sudáfrica.

Quizá muchos (o ninguno) de los seleccionados por Matjaz Kek nunca hayan ascendido a la cumbre del Triglav, pero el camino que han recorrido hasta llegar a Sudáfrica es de una magnitud y dificultad similar. Esta nación de tan sólo dos millones de habitantes ha luchado contra pesos mucho más pesados para conquistar el pase para esta Copa Mundial. Cuando se recuerda que eliminó a Polonia, a la República Checa y, por último, a Rusia (un país de 142 millones de habitantes, 140 millones más que la República de Eslovenia) para hacerse con la plaza en Sudáfrica, su gesta parece casi un milagro. De hecho, Sudáfrica 2010 marca la segunda participación en los grandes escenarios mundiales de esta joven nación futbolística (no debemos olvidar que Eslovenia se independizó de Yugoslavia tras la “Guerra de los diez días” en el año 1991), por lo que su sola presencia en este Mundial ya era premio suficiente para un combinado joven y ambicioso.

Cuando se efectuó el sorteo preliminar, la mayoría de los analistas supusieron que la República Checa y Polonia dominarían el Grupo 3, dos equipos que disputaron la fase final de Alemania 2006 y la EURO 2008. No obstante, los favoritos pasaron a un segundo plano y la sección se convirtió en un duelo apasionante entre Eslovenia y Eslovaquia. El éxito de los eslovenos se basó en su defensa, la más hermética de la Zona Europea. Si bien es cierto que la zaga holandesa la supera en la estadística, los hombres de Bert van Marwijck jugaron dos partidos menos que Eslovenia, que cedió en total cuatro goles en diez choques de la fase de grupos. De hecho, la selección de Matjaz Kek siguió aspirando al primer puesto hasta la última jornada, donde lo perdió a favor de Eslovaquia, un equipo al que se habían impuesto en casa y a domicilio, y que se las arregló para arrancar una victoria por 1-0 en campo contrario contra Polonia.

A pesar de la impresionante trayectoria de los eslovenos, Rusia no pudo contener la alegría cuando supo el enlace de la repesca. Entre otros, Alexander Kerzhakov describió la cita como “un emparejamiento favorable” para el equipo de Guus Hiddink. No podían estar más equivocados. Aunque la eliminatoria empezó ateniéndose al guión establecido, con ventaja de dos goles para los rusos en Moscú, el rival se negó a bajar los brazos y, a falta de dos minutos para el final, un gol de Nejc Pecnik decidió que el choque de vuelta se convirtiera en un encuentro electrizante. En Maribor, con la posibilidad de la remontada bien encarrilada, Eslovenia se creció para la ocasión y ofreció una actuación digna de cualquier gran escenario. Los eslovenos recibieron justa recompensa con el decisivo tanto de Zlatko Dedic, que sentenció una de las mayores sorpresas de los últimos años en la fase de clasificación.

En la selección eslovena brillan por su ausencia las grandes luminarias. Sin embargo, y aunque el éxito del equipo se ha construido sobre la cohesión y la fuerza del colectivo, a Kek no le faltan talentos individuales a los que convocar. Quizás el más conocido sea el delantero del Colonia Milivoje Novakovic, autor de cinco goles en la competición preliminar. A sus 30 años de edad, el artillero se acerca a la cúspide de su juego coincidiendo con la Copa Mundial. El propio delantero nacido en Ljubljana considera que su presencia conforma un tercio del “esqueleto” de Eslovenia, con el guardameta Samir Handanovic y el capitán Robert Koren, un estupendo mediocampista de corte ofensivo, como los otros dos miembros del triunvirato.

A día de hoy, Eslovenia se encuentra como líder del Grupo C a falta de una jornada por disputar. Al igual que sucediera tanto en la fase clasificatoria como en la repesca ante Rusia, David vuelve a enfrentarse a Goliat, o lo que es lo mismo, los de Kek se enfrentan a la siempre temida Inglaterra de Fabio Capello. Nadia apostaba por ellos antes y nadie lo hizo al comiendo de la cita sudafricana, pero en su particular escalada al Triglav, los eslovenos están a un paso de alcanzar la cima.

Todos los Videos de El Enganche en su Canal de Youtube

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche