Histórico
3 junio 2010Jose David López

Corea del Sur: Guerreros con talento asiático

Lideran desde hace décadas el fútbol asiático, son el representante que más éxitos ha logrado en una fase final para su continente y ahora, en su séptimo Mundial consecutivo, los Guerreros del Taeguk aspiran a seguir sorprendiendo. Los más negativos aún recuerdan los posibles favores arbitrales que se encontró Corea del Sur en 2002, cuando actuaron de anfitriones y superaron a Italia y España antes de meterse en semifinales. También se duda de su capacidad en este tipo de escenarios pues, como representante del fútbol asiático, no terminan de demostrar ante rivales de Occidente todo su supuesto potencial y el crecimiento experimentado.

La renovación del grupo que Hiddink lideró, ha sido paulatina pero cada vez con mayor protagonismo por parte de jugadores que actúan en Europa. Este dato refleja a la perfección su mejoría pues la experiencia, competitividad y lectura inteligente de los partidos ha mejorado notablemente, lo que les da un plus de confianza para la cita de 2010. La Federación dejó a un lado los experimentos con seleccionadores holandeses (Hiddink o Advocaat) y apostó por Huh Jung-Moo, un viejo conocido que vive ya su tercera etapa como técnico del combinado nacional y que tiene la etiqueta de héroe nacional por haber sido de los primeros coreanos en jugar en Europa, ya que como profesional, estuvo tres campañas en el PSV Eindhoven. Conoce a la perfección el entramado de la Federación y tras haber sido técnico de categorías inferiores, sabía que las generaciones venideras iban a servir para mejorar sus prestaciones.

Ahora, llegan tras una fase clasificatoria sublime donde no han conocido la derrota y han demostrado ser potencia continental y principal esperanza de éxito asiático en Sudáfrica. Su estilo es más atrevido que nunca, es capaz de llevar la batuta de un partido por la clase y la capacidad distributiva de su medio campo pero sigue adoleciendo de seguridad defensiva, un concepto que no encuentra la solidez que le daría un impulso mucho más significativo y le colocaría a la par de otras grandes selecciones de Occidente. Sin embargo el lavado de cara es evidente y así lo han demostrado sus categorías inferiores, equipos muy desequilibrantes, valientes y tremendamente ofensivos, lo que les hace crecer a pasos agigantados.

Echando un ojo a su convocatoria definitiva, los problemas defensivos han encontrado un sobresalto negativo con la baja por lesión de su pilar, el experimentado Tae-Hwi Kwak. Su ausencia puede reflejar aún más esas dudas en la línea trasera donde, curiosamente, sólo actúan jugadores del campeonato coreano o de torneos asiáticos. El talento de sus jugadores más ofensivos sí es exportado a Europa pues en esta lista definitiva son nada menos que diez los integrantes que han pasado a campaña en equipo occidentales, lo que da una perfectiva global de su mejoría general.

El líder vuelve a ser el comodín Park Ji Sung, cuya capacidad está fuera de toda duda tras verle triunfar en el United durante tantos años. Es el llegador por excelencia, la imprevisibilidad y el sacrificio, pero ahora no está solo, sino perfectamente acompañado por compañeros que ya están actuando en la primera línea europea. El monegasco Park Chu Young otorga desequilibrio a la línea de remate, la que aún no goza de una salud rentable, pues siguen adoleciendo de un punta goleador. En su momento, ese fue el ‘repescado’ y veteranísimo Ahn Jung Hwan, que pone el punto retro a la selección.

Lo mejor, más allá de los dos citados, lo aportan sus creadores, los talentosos Lee Chung Yong o Ki Sung Yueng. El primero se ha destapado en el Bolton durante la actual campaña y el segundo, calificado como el próximo líder del combinado coreano, es la manija y el talento del Celtic, donde intenta ocupar el hueco dejado por el nipón Nakamura. Además, el nivel del campeonato sur coreano (K-League) ha mejorado, dando un extra de competitividad y buena base al conjunto, y así lo demuestra el hecho de que en cuartos de final de la Champions League Asiática se hayan metido los cuatro representantes con los que contaba en la competición y sean dominadores del continente. Pohang Steelers o Suwon Bluewings ya no son comparsas en Asia y dan formal grupo de Huh Jung-Moo.

Un proyecto que recoge poco a poco el trabajo elaborado y paciente de las últimas décadas y que empieza a mostrarse al mundo como una alternativa real al dominio euro-sudamericano del deporte rey. Sudáfrica 2010 es el mejor escenario posible para recalcar sus intenciones.

Todos los Videos de El Enganche en su Canal de Youtube

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche