Histórico
28 junio 2010El Enganche

Chile: “Sa-Za”, la dupla andina

La cultura que rodea al fútbol siempre ha sido mitómana, es decir, se ha encargado de agrandar la figura de ciertos futbolistas llegando incluso a considerarles como seres superiores, divinidades o en algunos casos, dioses. Como no podía ser de otra manera, en Chile, como país latinoamericano donde el fútbol se vive de manera especial, tienen dos mitos en lo futbolístico. Marcelo Salas e Iván Zamorano, los jugadores que formaron la dupla “Sa-Za”. Ambos delanteros penetraron en el alma popular y se quedaron para siempre como una de las duplas más letales del fútbol en el país andino.

Juntos gestaron la clasificación para la Copa del Mundo de Francia en el año 1998 después de cuatro mundiales sin participación de los chilenos, apuntándose 23 de los 32 goles que su selección anotó en el grupo clasificatorio. Una dupla llena de récords, dos líderes espirituales de un pueblo que gritaba el conocido “¡Viva Chile!” cada vez que un miembro de la pareja perforaba la red rival. Pero tras su participación en Francia 98′ y su pase a los octavos de final, se marcharon de la cita mundialista eliminados por la Brasil de un jóven Ronaldo. No pudieron con el gigante carioca.

Iván Zamorano y Marcelo Salas han dado paso a una nueva generación, la generación Bielsa. A las órdenes del técnico argentino Chile ha vuelto a una cita mundialista desde que lo hicieran por última vez hace doce lejanos años con la dupla “Sa-Za” como principales referentes. Tantos años alejados de la élite futbolística han dado para mucha reflexión en el país andino. Las constantes decepciones han obligado a Chile a dar un giro a la concepación del fútbol para muchos de los jugadores y aficionados. Chile ha vuelto a nacer como selección gracias al atrevimiento de Marcelo Bielsa, principal protagonista por encima incluso de los propios jugadores militantes en el combinado.

Ha dado la responsabilidad y el peso de la selección a los jóvenes que triunfaron en Mundial de Canadá allá por el año 2007, lo que se ha visto traducido en un rejuvenecimiento total de una plantilla que roza los 25 años de edad media. Bielsa ha convencido a toda una nación que más allá de algún título internacional a nivel de clubes nunca ha resultado una potencia a escalas mayores. Ahora el país adora a su seleccionador. Chile es Bielsa y el argentino sabe corresponder.

Una selección llena jóvenes, de energía, de unidad entre sus piezas, de atrevimiento, de alegría, y que actúa con total naturalidad ante rivales de, sobre el papel, latente superiorad jugador por jugador. No hay estrellas rutilantes (aunque sí jugadores sobresalientes), nadie se sale del guión estipulado, Bielsa ha formado un bloque, un bloque que, para esta sociedad mitómana de Chile, es tan importantes como lo fueron en su día Zamorano y Salas. Los más fanáticos ya no adoran a dos jugadores, ahora alientan a Bielsa y su conjunto perfectamente ensamblado. Los jugadores tienen la responsabilidad de representar a un país volcado con su selección, y no olvidan la caída de la dupla “Sa-Za” en Francia 98, a la que esperan vengar hoy ante la potente Selección de Brasil. De nuevo en un Mundial. De nuevo en unos octavos de final.

Todos los Videos en Engancha TV

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche