Histórico
15 junio 2010El Enganche

Atentos a…: Jong Tae-Se

Seguimos con estos post que nos adelantan a la promesa, veterano o errante que actuará durante el día en Sudáfrica 2010 y que merece ser destacado. Todos llegan de la mano de Sergio González, especialista en fútbol juvenil.

La clasificación de Corea del Norte para la Copa del Mundo de Sudáfrica dejó muchas preguntas entre los analistas del fútbol mundial que se empezaron a preguntar quiénes eran esos jugadores que habían logrado tal hito. El secretismo que rodea al combinado nacional norcoreano es el mismo que rodea a la propia nación. A pesar de vivir en la era de la tecnología y de disponer de cantidad de información al alcance de la mano, no resulta sencillo encontrar demasiada información sobre la selección asiática. Sin embargo, un jugador destaca sobre el resto de sus compañeros. Hablamos de Jong Tae-Se, el delantero centro de la selección dirigida por Jong-Hun Kim y que milita en el Kawasaki Frontale japonés.

Nacido hace 26 años en Japón, Tae-Se es hijo de padres Surcoreanos. Criado como una promesa del fútbol, Tae-Se fue educado en “North Korean state-funded School” de Japón (A cualquiera que haya visto la película japonesa GO! le será familiar este tipo de escuelas). Existen varios de estos centros en Japón, pero son realmente pocos los que se centran en lo meramente deportivo, ya que la mayoría son una especie de “lavado cerebral” donde Kim Jong-Il (dirigente absolutista de Corea del Norte) es el protagonista.

A pesar de contar con la nacionalidad surcoreana y poder militar en el combinado nipón al ser Japón su país de nacimiento, Tae-Se decidió pedir el pasaporte norcoreano tirando de la nacionalidad de sus ancestros, que dejaron la península antes de la separación de las dos Coreas. Dicha situación levantó serias ampollas en Seul, que decidió retirarle su pasaporte surcoreano debido a las tensas relaciones entre ambas Coreas (ninguna de las dos reconoce como país a la otra). Finalmente, tras aprovechar unos vacíos legales en las leyes de doble nacionalidad de la FIFA, se le fue concedido el pasaporte norcoreano pudiendo así participar con dicho combinado nacional.

Dejando de lado consecuencias políticas entre ambas naciones, la inclusión de Jong Tae-Se en la plantilla de Corea del Norte ejerció como válsamo. En sus primeros dos encuentros como norcoreano logró anotar nada más y nada menos que ocho goles (huelga decir que los rivales fueron Mongolia y Macao), pero sin duda alguna sus mejores actuaciones llegaron en la Copa del Este asiático en el año 2008, donde se reivindicó anotando ante Japón y Corea del Sur, sembrando aún más polémica entre dichas naciones. Su ratio goleador con Corea del Norte puede impresionar (15 goles en 22 participaciones), pero como dijimos anteriormente, ocho de esos quince goles fueron conseguidos en tan solo dos encuentros. Su fase de clasificación para la Copa del Mundo ha sido muy discreta, logrando un solitario gol en el partido que su selección perdió por 2-1 ante Irán.

Debido a la falta de imaginación y calidad de la selección norcoreana, la principal tarea de Jong Tae-Se es la de proteger la pelota con su físico (por el que se ha ganado el sobrenombre de “El Rooney Asiático”) en tareas ofensivas y esperar la llegada de los jugadores de segunda línea para comenzar así la transición ofensiva.

El apodo de “Rooney asiático” no le viene de gratis, pues al ver jugar a este delantero la primer palabra que se viene a la cabeza es potencia. Potencia en la conducción, el disparo y el cabeceo. Su estilo de juego rompe con la teoría de que los futbolistas asiáticos sólo son delgados y veloces. El impresionante físico de Jong será su mejor arma en Sudáfrica, y como pudimos comprobar en el amistoso ante Grecia, no solo vive de su potencia física, si no que posee una gran calidad. Su arsenal técnico cubre perfectamente todo lo que un delantero necesita: remate de cabeza, disparo, conducción y regate.

Además, su mentalidad es la de un ganador, es ambicioso y se quiere comer al mundo, como muestran sus declaraciones sobre sus próximos rivales: “Nuestro objetivo es superar la fase de grupos e intentaré marcar un gol en cada partido“. Sin duda una gesta casi imposible, pero los norcoreanos no tienen nada que perder, nadie espera mucho de ellos, y quizá esa sea su mejor arma. Además de Jong Tae-Se, claro, del que podremos disfrutar en el partido que enfrentará a su selección con Brasil en el día de hoy.

Todas las Jóvenes Promesas

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche