Histórico
21 mayo 2010Francisco Ortí

Mourinho-Van Gaal: Aprendiz contra maestro

Soberbio, engreído, arrogante, provocador o fanfarrón forman parte de la extensa colección de adjetivos dirigidos hacia José Mourinho. El técnico portugués posee un gran atractivo mediático gracias a su polémico carácter y su facilidad para engendrar titulares. Es el enfant terrible de los banquillos. “Un hombre especial“, según él mismo se ha definido. Irradia una sobredosis de confianza, pero no siempre fue así. No siempre ha representado el mismo papel. Hubo un tiempo en el que the special one fue un modesto aprendiz.

Era muy modesto entonces -recuerda quien fuera su mentor- Creo que lo eduqué un poco. Ha sido bonito ver como se ha desarrollado“. Ese ‘maestro’ que dirigió los primeros pasos de ‘Mou’ en el mundo de los banquillos fue Louis Van Gaal, ante quien se enfrentará mañana sábado (20.45 horas) por convertirse en campeones de Europa. El portugués al frente del Inter de Milán, y el holandés dirigiendo al Bayern de Munich lucharán sobre el césped del Santiago Bernabéu por un mismo objetivo: levantar la segunda Copa de Europa en su carrera. Alumno y maestro se encuentran diez años después en el olimpo del universo futbolístico.

José Mourinho aterrizó en Barcelona coincidiendo con las lágrimas derramadas por Van Gaal en Roma tras perder la final de la Champions League ante la Juventus de Turín. Los azulgrana contrataron al preparador luso como brazo derecho de Sir Bobby Robson -comenzó como traductor del inglés en el Sporting de Lisboa- pero decidieron mantenerle tras la destitución de éste un año después y el desembarco de Louis Van Gaal en el banquillo del Camp Nou en 1997. “Pronto descubrí que sabía entender el juego“, relata el holandés, quien confió plenamente en un desconocido portugués al que adoptó como su discí­pulo.

Mourinho, poco dado a regalar elogios a sus rivales, reconoce que Van Gaal le aportó la confianza necesaria para iniciar su carrera como primer entrenador. “Él me dio la confianza para dirigir partidos“, reconoce el portugués. Durante los tres años que ambos coincidieron en la Ciudad Condal, Mourinho germinó bajo la tutela del holandés hasta convertirse en el estratega emocional que deslumbra en la actualidad, siendo capaz de ganar títulos en todos los equipos por los que ha pasado. La seguridad que trasmite el portugués viene heredada de su etapa junto a Van Gaal. “Es una persona muy segura de sí misma y en aquel momento yo era muy joven, eso fue muy importante -desvela Mourinho- En partidos amistosos, partidos de la Copa de Cataluña, él me daba la responsabilidad de entrenar. Me dijo: ‘Me voy a la grada, te haces cargo del equipo’, y eso fue muy importante en mi desarrollo“.

En la temporada 1999-2000 sus caminos se separaron. Van Gaal fue destituido e inició una aventura como seleccionador de Holanda. Mourinho, por su parte, dio un paso al frente, dejando atrás su etapa como ayudante e inició una prolífica carrera como entrenador, siendo el Benfica su primera parada.  Desde que sus vidas se distanciaron hace ya diez años no se han vuelto a ver las caras. El reencuentro tendrá lugar el sábado con la final de la Champions League como marco inmejorable.

Sus respectivas carreras han seguido caminos distintos, aunque paralelos. Su idea del juego es antónima – “Él entrena para ganar. Yo lo hago para jugar bien y ganar. Lo mío es más difícil“, analiza Van Gaal- su forma de encargar las ruedas de prensa, por el contrario, es idéntica. Sin embargo, el mayor punto en común entre ambos se encuentra en su palmarés. En Madrid, los dos tendrán la oportunidad de unirse al selecto grupo de entrenadores que han ganado la Champions League con dos equipos distintos.

Van Gaal ya alcanzó el Santo Grial futbolístico en 1995 entrenando al Ajax de Ámsterdam, mientras que Mourinho lo logró en 2004 al frente del Oporto. Los dos lucharán por prolongar la estela iniciada por Ernst Happel (Feyenoord 1970 y Hamburgo 1983) y Ottmar Hitzfeld (Borussia Dortmund 1997 y Bayern 2001). Happel y Hitzfeld admitirán un nuevo socio en el club pase lo que pase en Madrid, aunque a Mourinho le importa poco. “Aunque pierda en Madrid pienso que tarde o temprano estaré en ese grupo, porque soy un entrenador muy joven“, presume el portugués. Confianza no le falta. Desde luego, hay que darle la razón, es alguien especial.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Todos los Videos en El Enganche TV

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche