Histórico
23 mayo 2010Jose David López

Champions: Los nombres de la final

Diego Milito: Hablábamos estos días del poderío goleador del mejor exponente de la Serie a en estas ‘guisas’ y elogiábamos al ‘Príncipe’ por lo letal que resultaba en partidos trascendentales. Así ha sido en todos y cada uno de los choques determinantes del curso y en la finalísima, no sólo lo repitió, sino que por partida doble y llevándose de calle a la defensa bávara. Inteligencia y picaresca en movimiento durante el primer gol (donde incluso amaga ante la salida de Butt para tumbarle) y talento para definir como los grandes en el segundo (tumbando a Van Buyten, que aún busca su cintura). ¿Quién se atreve ahora a dejarle sin titularidad en la albiceleste?

Javier Zanetti: Hace sólo una semanas escribíamos de él elogiando el carácter y la personalidad que había desarrollado en su carrera como interista, provocando que ahora mismo sea el auténtico líder del proyecto de Moratti (al que, por cierto, le dedicó cariñosamente este título). Y es que Zanetti ha tenido que esperar 36 años, 700 largos partidos como neroazzurri y un sinfín de caminos con miles de nombres que jamás lograron respeto en Meazza. 15 años de sentimiento interista, pilar del vestuario, icono de su hinchada (doy fe por lo visto en el Bernabéu que es el que más camisetas vende) y todo ello desde la profesionalidad y el trabajo. ‘Chapó’ para el argentino que, pro gracia de Maradona, verá Sudáfrica 2010 en el mapa este verano.

José Mourinho: Primero serio, concentrado, motivado. Un poco más tarde sonriente, orgulloso y juguetón (al menos con Robben en un saque de banda). Finalmente, ya como ganador, como victorioso y consciente de que, una vez más, los elogios se acaban y el protagonismo es suyo, lanza el mensaje: “Estoy harto de Italia. Tengo otros proyectos en mente”. O lo que es lo mismo, dejo el Inter porque le he vuelto a hacer grande y ahora tengo que buscar lo propio con el Real Madrid. Enhorabuena Mou.

Louis Van Gaal: No es que lo haya aprendido ahora pero quizás el técnico holandés exalta demasiado sus características como míster ofensivo. Tras caer, incluso antes, se hartó de comentar que Mourinho quiere ganar a toda costa y que este Inter busca ante todo los resultados sin importar nada más. No le falta razón posiblemente, pero no por ello puedes menospreciar a un rival que te secó las ideas y ante el que no pudiste demostrar ese supuesto talento y alegría por lo ofensivo que tanto emanas. “Jugamos un fútbol atractivo. Ganar como el Inter es más fácil”, dijo. Entonces… a ver si es que Mou es el más torpe y gana porque toma el camino sencillo.

Thomas Muller: He debatido tras la finalísima con varios compañeros y todos tenían clara una postura respecto al Bayern, cayó en la trampa defensiva de Mourinho (como ya hicieron Chelsea y Barcelona en gran medida). Y si Blues y culés no pudieron interpretar la velocidad justa y los movimientos de asociación necesarios para desbloquear aquél mecanismo helenio-herrerista (pese al apodo, lo apoyo y aplaudo cuando es una vía para lograr la victoria), mucho más sufrieron los bávaros. No tienen tantos argumentos ofensivos y para desbordar solo estuvo Robben. El problema de Muller, al que culpo mucho por ello, es que estuvo fuera de zona, constantemente marcándose entre los zagueros rivales y lejos de demostrar que podía desordenar e inquietar jugando entre líneas. Se le necesitaba allí y no apareció.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Todos los Videos en El Enganche TV

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche