Histórico
22 mayo 2010Jose David López

Champions: La quiniela del Bayern-Inter

Son 22 protagonistas. Cracks consumados, jóvenes que buscan su hueco, quizás alguna sorpresa y sólo unos pocos destinados a la gloria. Pase lo que pase esta noche en el Santiago Bernabéu, Bayern de Múnich e Inter de Milan pasarán a la historia del fútbol mundial por unirse al espectáculo de una finalísima europea. Analizamos, con la imparcialidad que la noche merece, los puntos fuertes y las debilidades de cada uno de los elegidos por Mourinho y Van Gaal para liderar el trono continental.

Butt-Julio César (2): Improbable hubiera sido pensar a principios de campaña que el meta germano iba a lograr hacerse con la titularidad y hasta convertirse en el máximo favorito ahora mismo para representar a Alemania bajo palos en Sudáfrica 2010. Sin embargo, la experiencia de Butt y la simpleza de sus actuaciones, le da la sobriedad justa para hacerle acreedor de esos méritos. No me convence, me genera muchas dudas y, por ello, no tiene comparación posible con Julio César. El portero brasileño no sólo ha vuelto a ser determinante para el Inter durante todo el año, sino que volverá a liderar a la canarinha desde atrás y a confirmar que este año es él quien merece el título honorífico de mejor guardameta del mundo. Para mí no hay dudas.

Lahm-Maicon (X): El lateral alemán es todo un icono en el Bayern y en la selección germana, donde al igual que en Baviera, alterna el lateral. Puede actuar en cualquier banda, tiene muchísima experiencia y aunque esta campaña no ha recuperado el nivel de sus primeros años en Múnich, siempre es un fijo. El brasileño es el lateral más en forma (junto a Alves) de todo el mundo. Carrilero de la usanza brasileña, ofensivo, crea muchísimo peligro, atrevido a la hora de incorporarse y muy incisivo. Ha logrado goles claves en los últimos tiempos y supone una de las amenazas más inesperadas del campeón italiano.

Demichelis-Lucio (X): Ex compañeros hace unos años en Baviera y compañeros de zaga durante varias temporadas, ambos se conocen a la perfección. Uno destaca por su buena salida de balón y su buen juego aéreo pero el brasileño también aporta, además, un ‘plus’ de frescura a la hora de avanzar con la pelota en su poder y desatascar así el hermetismo interista por momentos. Un riesgo que siempre ha definido su carácter y su estilo. Dos experimentados con una noche referente para ambos pues aunque han tocado la Champions de cerca, ninguno la posee.

Van Buyten-Samuel (X): Con la experiencia como principal aplomo de seguridad y con centímetros y saber leer las jugadas a balón parado como nadie, belga y argentino son dos grandes cabeceadores. El muniqués no atraviesa su mejor momento y ha tenido algunos fallos a lo largo de la campaña que le hacen crear dudas en partido de máxima intensidad ante delanteros rápidos. El interista parecía olvidado del primer nivel hace algunos años pero Mourinho le ha reactivado para la causa y ahora regresa a sus mejores momentos como marcador de talla mundial.

Badstuber-Chivu (2): Aunque no por mucha diferencia, sólo la experiencia del rumano le da cierta ventaja sobre el joven germano, una de las revelaciones del año en Alemania, en europa y que incluso ha entrado en la lista de pre-candidatos de Joachim Low. El comodín defensivo del Bayern, ya que puede actuar en varias posiciones, se lo debe todo a la fe de Van Gaal (que también confió en otros canteranos). Chivo igualmente puede actuar en varias demarcaciones defensivas y hasta en el centro del campo si la situación lo requiere. No ha tenido un año fácil debido, entre otras cosas, a un golpe en la cabeza que le sigue obligando a portar un casco especial.

Schweinsteiger-Cambiasso (X): Bastian ha sido readaptado a las necesidades del Bayern durante esta campaña. Van Gaal rçapidamente entendió que le faltaba un hombre de mediocampo que tuviera jerarquía y diera más alternativas ofensivas que la sobriedad estática de Van Bommel. El canterano muniqués tiene llegada y potencia, algo que ha ofrecido soluciones en algunos momentos de la campaña. Cambiasso llegó al Inter dispuesto a limpiar su imagen negra tras no triunfar en el Real Madrid pero ahora, cuando Zanetti deje la plantilla, el argentino será el nuevo capitán. Liderazgo, lectura inteligente del partido, capacidad de llegada y destrucción todo en uno. El auténtico icono del carácter interista.

Van Bommel-Zanetti (X): Dos capitanes de muchísimo peso en el fútbol europeo de los últimos tiempos. Ninguno salió de la cantera, ninguno creció bajo la tutela de los colores que ahora defiende pero su afán y entrega son absolutas en cada momento. El holandés, que patecía destinado a salir el verano pasado, ha mantenido su estatus y ha logrado ser titular pese a los nuevos fichajes. El argentino es el auténtico líder y el escudo del movimiento neroazzurri de los últimos años y se retirará para los anales del fútbol allí donde levantó pasiones con sus arrancadas de fe insustituibles.

Altintop-Stankovic (X): Las dos grandes sorpresas de la final. Me la juego por el turco y po el serbio como prestaciones más colectivas y menos arriesgadas dentro del argumento que siempre se prevé en una final. El centrocampista bávaro suplirá al sancionado Ribery (gran ausencia de la finalísima) como ya hizo, con gran rendimiento, ante el Lyon en semis. El serbio, capitán de la selección balcánica, vive los que pueden ser sus últimos grandes momentos con el club neroazzurri porque está en diálogos para renovar pero no acaba de concretar. Es un experto con mucha llegada y que no desentonará jamás.

Robben-Sneijder (X): Preguntaban este jueves a Robben en la rueda de prensa nada más aterrizar en Madrid, que él y Sneijder son las claves de la nueva mentalidad de sus respectivos equipos y que nadie entiende porque salieron del Bernabéu para volver ahora por la puerta grande. Es la pregunta estrella pero la misma que jamás tendrá respuesta coherente desde su boca. Los dos holandeses han cambiado la cara a sus equipos y han encontrado su mejor momento de forma. Uno desborda y encara como nunca y el otro ejecuta a la perfección el plan creativo que Mourinho le otorga dentro de su hermético esquema táctico. Los dos que juegan liberados, los dos cracks.

Muller-Etoo (X): La auténtica revelación del curso europeo o el mejor delantero de los últimos años fuera de zona. Uno tiene llegada, atrevimiento, creatividad y mucha capacidad imaginativa en un equipo necesitado de alternativas ofensivas. El otro, ha sido readaptado por su desempeño físico y su solidaridad con la plantilla, ocupando ahora posiciones más e banda y alejado de un área que lo echa de menos y que este año no ha tenido su galopada como principal activo. Uno crece y el otro parece decaer pero ambos han aparecido en momentos estelares esta campaña y pueden ser los que pongan la ‘puntilla’. Samu sabe bastante de qué hablo…

Olic-Milito (2): Evidentemente puede extrañar que el Temporadón de Diego Milito, segundo máximo goleador en la Serie A con 22 dianas, tenga la misma valoración que el croata del cuadro muniqués. Sin embargo, es tanto el rendimiento y el cúmulo de sensaciones positivas que desprende en desempeño de Olic, que el balcánico revienta cualquier valoración. Sería un cumplidor en todo, pero la mezcla, hace que su lucha, presión, inteligencia, picaresca y llegada, sumen tantos activos favorables para Van Gaal, que ha superado a sus atacantes de vestuario y es el punta clave. Definición, una capacidad goleadora sin precedentes y el auténtico killer que todo equipo grande necesita. Mou le dio confianza, pagó lo que nadie puso sobre la mesa y se llevó al argentino que dará pelea con la albiceleste (Messi e Higuaín le acompañan en una punta de lujo). Me quedo con el ex maño pero por rendimiento, ambos son intocables.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche