Histórico
19 mayo 2010Francisco Ortí

Pantic y el recuerdo del doblete

Como cada mañana, Radomir Antic entró en su despacho para planificar la plantilla del Atlético de Madrid en el curso 1995-96. Los rojiblancos venían de sufrir durante las dos últimas temporadas para escapar del descenso y con el fin de reconducir la situación Jesús Gil le prometió no escatimar en gastos para reforzar el equipo. Así que el serbio intentó echar las redes sobre los jugadores que mejor conocía, aunque con escaso éxito. Primero la FIFA le impidió fichar a Viktor Onopko -quien él mismo había contratado para el Oviedo-, el Tenerife le robó a Jokanovic, y lo mismo hizo el Barcelona con Robert Prosinecki.

Uno tras otro Antic tachaba nombres en su lista de futuribles. Comenzaba a quedarse sin opciones, una circunstancia que seguro que no haría ninguna gracia a su impaciente presidente.  Entonces, se percató de un abultado paquete que reposaba sobre su mesa. El remitente le resultaba familiar. “Milinko Pantic“, se podía leer en un lateral de envío. Se trataba de un jugador al que Antic fichó cuando era director deportivo del Partizán de Belgrado diez años atrás.  Todavía le recordaba. No dudó en ojear la misiva y descubrió que contenía una cinta de vídeo. En apenas dos minutos de visionado, el serbio quedó prendado de las dotes de su compatriota. Era el fichaje que necesitaba.

Antic corrió a comunicarle el hallazgo a su presidente, pero este lo recibió con escepticismo. Adicto a los fichajes de bombo y platillo, a Jesús Gil no le saciaba un jugador de 29 años en cuyo curriculum sólo figuraban un discreto paso por el Partizán y cuatro temporadas en un secundario de Grecia como el Panionios. Aún así, Antic insistió. Enumeró las muchas cualidades del jugador, resaltó su excelente toque, la precisión de su golpeó, pero no fue hasta que se ofreció a pagar de su propio bolsillo parte de su fichaje cuando Gil accedió a cumplir los deseos de su técnico y abonó los 75 millones de pesetas que el Panionios pedía por él.

Mandé vídeos míos a Antic y era lo que él quería: un jugador que tocara en el medio, con balón parado. He leído varias veces que le dijo a Gil que estaba dispuesto a pagar mi fichaje de su bolsillo. Yo nunca le pregunté a Antic si fue así, pero supongo que sí“, relata Pantic quince años después de su llegada al Calderón. Por su parte, Antic presume de haber tomado la decisión correcta al insistir en la llegada de su compatriota: “Con Pantic estaba en juego mi credibilidad como preparador y afortunadamente acerté“. Y tanto que acertó. Desde el principio, Pantic se convirtió en un ídolo para la grada colchonera. En su debut lanzó con maestría una falta que se transformó en el empate ante la Real Sociedad. Los rojiblancos acabaron ganando ese encuentro por 4-1.

Debutar en el Calderón y marcar un gol delante de tu afición, aunque hay que reconocer que con mucha suerte, fue el comienzo deseado por todos. Subimos para arriba y conseguimos ganar un partido que fue el primero de muchos”, narra el centrocampista serbio. Su gol ante la Real Sociedad supuso la primera piedra en una temporada inolvidable para el Atlético de Madrid. Después llegarían otros nueves goles, casi todos ellos a balón parado, para liderar al conjunto rojiblanco a levantar el primer doblete de su historia, ganando esa temporada la Liga y la Copa del Rey. Pantic compartía vestuario con jugadores de la talla de Caminero, Molina o Simeone, pero sus lanzamientos de falta, sus cabalgadas por la banda y sus precisos saques de esquina -que todavía se recuerdan gracias al ramo de flores rojiblancas que coloca Margarita en un corner del gol sur- fueron los protagonistas del doblete logrado en la campaña 95-96.

Catorce años después de aquella gesta, el Atlético de Madrid vuelve a estar en disposición de firmar otro doblete. En Hamburgo, ante el Fulham, los rojiblancos levantaron la Europa League, y este miércoles jugará frente al Sevilla la final de la Copa del Rey. Milinko Pantic ve similitudes entre ambos equipos.Sí noto en este Atleti el mismo ambiente que en el Doblete, asegura. Agüero, Forlán, De Gea y compañía tendrán la oportunidad de sumar un nuevo doblete en la historia del Atlético de Madrid. Tal vez así consigan que en las entrañas del estadio Vicente Calderón se levante un busto en su honor. Milinko Pantic ya tiene el suyo.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche