Histórico
29 mayo 2010Jose David López

Arabia Saudí: Un gigante asiático en plena crisis

Llamaron a las puertas del fútbol mundial allá por 1994, cuando lograron su primera participación en una fase final con una más que notable actuación ya que alcanzaron los octavos de final. Desde entonces, Arabia Saudí, los Hijos del Desierto, se convirtieron en un clásico de los Mundiales, con sendas clasificaciones para los tres grandes acontecimientos posteriores. Sin embargo, la etapa de los Owairan (aquél delantero que anotó el gol ‘maradoniano’ más famoso de la historia de su fútbol) o Al Deayea (el portero que conserva el record de internacionalidades hasta la fecha) ya tocó fondo y el balance de la última década ha ido descendiendo hasta toparse con la mayor de las decepciones posibles al no clasificarse para Sudáfrica 2010.

El aumento de nivel y equidad en la fase de clasificación asiática, ha chocado frontalmente con su mal momento regenerativo. Lograron clasificarse para el play-off en su grupo final asiático pero, sorprendentemente, cedieron en una eliminatoria vibrante contra Bahrein (eliminada a la postre por Nueva Zelanda en el definitivo cruce pre-mundialista). Se trata de un combinado sin ninguna regularidad pues en la última década han cambiado hasta en once ocasiones al inquilino de su banquillo, lo que evita un trabajo a largo plazo. Este sábado, servirán de sparring a España.

Ahora se sienta en el banco el portugués José Peseiro, un trotamundos que buscará un buen rendimiento en la próxima Copa Asia pues allí estará su meta. Su poderío continental, a pesar de haberse reducido ante el crecimiento de gigantes como Japón, Corea del Norte o Corea del Sur, rompe con su pésimo rendimiento cuando se enfrenta a selecciones europeas.

Arabia Saudí parece incapaz de hacerse acreedor de intimidar a los occidentales pues de los ocho partidos de Copa Mundial que ha jugado contra selecciones europeas, sólo ha logrado una victoria y ha sufrido siete derrotas, con un balance de 24 goles en contra y sólo 2 a favor. Una de esas derrotas, por cierto, en 2006, ante España.

Es una de las selecciones más talentosas y técnicas del continente asiático porque así lo defienden desde sus inicios. Se alejan del físico, del choque, del fútbol directo, lo que a la vez, ante la falta de disciplina táctica a nivel defensivo, les hace muy vulnerables ante selecciones de mayor calibre. Además, destaca en ellos una regularidad en cuanto a prestaciones y crecimiento pues no exportan jugadores al extranjero y sólo se retro-alimentan entre los cracks de su propio campeonato, lo que a la larga, les limita. Aunque Peseiro está introduciendo algunas novedades, los pilares siguen siendo el veterano goleador y capitán Al Qahtani, el llegador Abdof Autez y los zagueros Hawsawi y Hussain Sulaimani.

Vienen de empatar sin goles en un partido muy lento ante Nigeria pero España tiene mucho más dinamismo, velocidad y pegada, con lo que el rival no puede ser más propicio para mejorar anímicamente a base de goles y esperar una noche plácida en Insbruck, donde se gestaron los éxitos de la Euro 2008.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche