Histórico
26 mayo 2010Jose David López

Alemania, Ballack y la medular

Nadie está a salvo de las fatídicas lesiones que en época pre-mundialista, suponen verdaderas desgracias deportivas y casi nacionales. El jugador pierde una oportunidad quizás única de poder alcanzar un torneo de semejante importancia, la propia selección queda debilitada,  obligada a crear nuevos esquemas para tapar esa ausencia y el país entero lamenta el percance consciente de que, probablemente, ya nada será igual. No es la primera vez que una estrella, uno de los jugadores emblema y aquél destinado a liderar el proyecto de uno de los ‘gigantes’ mundiales, se queda sin opciones por tragedias físicas pero la lesión de Michael Ballack ha instaurado el pánico en Alemania.

El capitán de la Mannschaft se fracturó los ligamentos del tobillo derecho en la final de la FA Cup y, desde ese momento, las alarmas se dispararon en el país teutón. Pocos días antes habían conocido la ausencia de su portero titular, René Adler, con lo que la baja de su líder, del llegador por excelencia de su fútbol durante la última década y del sustento expeditivo de su medular, provocó una incertidumbre que aumenta con el paso de los días. Miramos a lo largo y ancho de la lista germana y fuera se había quedado uno de los mediocentros de mayor experiencia e inteligencia, el veterano Frings (peleado y defenestrado por Joachim Low al igual que Kevin Kuranyi). Por tanto, las opciones para suplir deportivamente (que no moral porque nadie puede asumir ese rol) a Ballack, podrían cambiar el modelo defendido hasta ahora por el seleccionador.

Ese desempeño en el césped deberán saber suprimirlo en grupo, pero el papel de mediocentro abre un abanico de opciones con Ozil, Khedira o Kroos (la opción de Christian Trasch se cayó este lunes por una nueva lesión) como estandartes. Tres jóvenes, todos ellos grandes campeones y cracks en las divisiones inferiores germanas, obligados a dar un paso adelante y a transmitir responsabilidad para asumir semejante mando. Mi favorito, sobre todo conociendo lo ofensivo del esquema de Low, afincado en un 4-2-3-1 desde hace tiempo, es el mediocentro del Stuttgart Sami Khedira. Aporta solidez, experiencia pese a sus 23 años y equilibrio, pues es fijo en su club desde que pasara a la fama por anotar el gol definitivo que les dio la Bundesliga en 2007. El de origen tunecino conoce además lo que es ser capitán de la Sub 21 teutona que levantó el Europeo el pasado verano. Sería la apuesta más defensiva, la que más y mejor se ajustaría al esquema del seleccionador, que contará fijo con dos mediocentros siendo uno el muniqués Schweinsteiger (readaptado a esa zona esta campaña).

La otra opción, aquella que más gusta a los que desean dinamismo, creatividad y magia para encontrar acciones de peligro, la apadrina Mesut Ozil. El enganche del Werder Bremen fue la gran figura de aquella Sub 21 de la que hablamos, es el jugador de mayor talento actualmente en el fútbol alemán y puede revolucionar con un par de detalles un partido de primer nivel. Estrella en el equipo hanseático, su irregularidad y las dudas por su frío carácter, juegan en su contra más allá de las precauciones que el seleccionador quiere salvaguardar en su esquema táctico. Dar cabida a Ozil sería espléndido desde un punto de vista virtuoso y de espectáculo, pero demasiado osado para una Alemania que por delante de esos dos mediocentros debería jugar con Podolski, Muller y probablemente Klose.

Pase lo que pase (recalco que Khedira es mi apuesta por la solidez y la experiencia en esas tareas), Alemania está obligada a revolucionar su plantilla en Sudáfrica 2010. Lahm pasará a ser el capitán casi con total seguridad (sino, sería Schweinsteiger), el dubitativo aunque bien dotado Manuel Neuer tendrá que proteger la portería (creo que será el meta del Schalke quien supere a Wiese y Butt de cara a la titularidad tras la citada lesión de Adler) y las jóvenes promesas germanas (Ozil, Kroos, Khedira, Marin, Muller, Tasci o el propio Neuer) tienen mayor responsabilidad que nunca. La fase de clasificación sirvió para cerrar el pasaporte a Sudáfrica pero en suelo africano tocará improvisar sobre la marcha en busca del milagro del cuarto entorchado mundialista.

Toda nuestra Cobertura del Mundial 2010

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche