Histórico
6 mayo 2010Jose David López

‘Bob Martínez’, Wigan y un juicio por la Premier

El pasional sentimiento que emana para gloria de todos el fútbol inglés, tiene varios epicentros donde comparte titulares con el rugby. Inexplicable en el resto del planeta, el deporte rey encuentra amenazantes síntomas en Wigan, un enclave donde el fútbol siempre ha vivido a la sombra del rugby, pues los Wigan Warriors son un auténtico referente nacional. Tres veces campeón del mundo de clubes, 18 veces mejor equipo de Europa y mitos en el Hall of Fame, invitan a una historia llena de heroicidades y éxitos que ensombrece al Wigan Athletic futbolero, dirigido esta campaña por el técnico español Roberto Martínez.

Salvados del descenso en estas últimas jornadas, pensando ya en la próxima campaña y con varios españoles en sus filas, el Wigan está ante el momento clave de su historia pues, pese a no jugarse nada más que el honor, el domingo todo el mundo tendrá un ojo puesto en sus evoluciones. Puede que el proyecto de ‘Bob Martínez’ haya cumplido con un simple aprobado las peticiones exigidas desde la directiva, que el equipo haya encajado la mayor goleada del año (9-1 del Tottenham) y que su intento de mejorar el estilo arcaico del club por uno más vistoso, necesite más tiempo para emerger entre el físico inglés. Sin embargo, ninguna de estas objeciones ni apuntes tendrá la repercusión de la hombrada que pueden protagonizar este fin de semana si logran frenar la maquinaria del Chelsea en Bridge. El Wigan será el juez final de esta Premier.

Los Blues sacan un solo punto al Manchester United en lo más alto de la clasificación y un insignificante tropiezo en forma de empate, haría que la Premier cambiara de manos en el último momento (siempre que los Red Devils venzan en Old Trafford al Stoke). Roberto Martínez, consciente de que tendrá todas las miradas encima, ha querido aprovechar para desafiar a los londinenses, que ya se ven campeones. El de Balaguer, ha querido recordar que son el único equipo de la competición que ha ganado a Liverpool, Arsenal y Chelsea pues ya venció a los de Ancelotti en la primera vuelta sin discusión. Además, nadie olvida que Wigan es ciudad colindante a Manchester (de hecho, se encuentra en el condado de Gran Manchester) y que existen buenas relaciones entre ambas instituciones. Sin ir más lejos, el propio Ferguson ha apuntado a amistades entre vecinos para intentar dar moral a los Latics pues depende de ellos y de un Roberto Martínez que no hace mucho sonó como asistente del técnico escocés en Old Trafford.

Siendo realistas, la situación es tremendamente favorable para los londinenses. El Chelsea es el equipo más goleador (95 tantos) mientras el Wigan es el tercero que más recibe (71) y el cuarto que menos ve puerta (37). Unos vienen de ganar en Anfield sin despeinarse y los otros de empatar en el último instante, en su estadio y ante el ya descendido Hull. “El fútbol es sobre sueños y es un fantástico sueño poder decidir quién gana la Premier”, dijo esta semana Roberto Martínez, intentando dejar limpio el honor del Wigan sin que nadie piense que van a ‘tirar’ el partido de antemano.

Vencer y romper las previsiones no está en las quinielas pero sí sería el mejor recuerdo para el primer año del míster español en la Premier. El Wigan sólo lleva cinco años en el máximo nivel del fútbol inglés, se encuentra en un momento de renovación permanente donde se ve obligado a vender a sus mejores jugadores cada verano y apostar por otros en busca de rentabilidad económico-deportiva. Esta campaña tocó empezar de cero con hasta trece jugadores recién llegados al DW Stadium. Las previsiones hablan de hacer caja con Rodallega (10 goles) y N’Zogbia (mejor jugador de la campaña), pensando en el asentamiento del bloque, en traer varias caras nuevas del mismo perfil y en desear la progresión de promesas como Victor Moses, McCarthy o Diamé. Balón al suelo, mucha movilidad de pelota, intento de dominar la posesión y sensación de iniciativa ofensiva, son las premisas de Bob Martínez para seguir creciendo, aunque no ignora que su gran problema sigue estando en la línea defensiva. Con algunos retoques, el objetivo futuro estará fijado en mitad de tabla pero, hasta entonces, pasar a la historia de la Premier como ‘verdugo’ Blue, nunca está de más.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche