Histórico
1 abril 2010Jose David López

Nombres de la Jornada Champions

rooneyMuchos goles, todo abierto para la vuelta y la sensación de que, sin ‘gigantes’ como Real Madrid, Chelsea o Milan, la competición se vuelve imprevisible y gana enteros en espectáculo. Las paradas de Lloris o Van Der Sar, las lesiones goleadoras de Rooney o Cesc y, desde luego, la primera hora de un Barcelona arrollador en el Emirates, lo mejor de una jornada que analizamos con protagonistas.

Hugo Lloris: El partido más alocado y alegre en cuanto a atrevimiento ofensivo fue aquél que muchos esperábamos más lento y táctico. La ‘fiesta’ del fútbol galo tuvo, no obstante, un protagonista que evitó que el Lyon tuviera serios problemas para seguir adelante y que con sus acciones puntuales evitó la reacción de un Burdeos que mereció más. El guardameta lionés no es una sorpresa a estas alturas pues ya es el portero internacional francés y aquél que mayores elogios levanta en las agendas de quienes buscan un portero para el futuro. Sacó un remate inverosímil de Chamachk difícilmente salvable, un mano a mano con Jussie y un disparo colocado de Plasil. El portero más en forma de Europa.

Rooney: 34 goles en lo que va de campaña hablan por sí solo del rendimiento y de la importancia del crack inglés en el Manchester United de esta campaña. En Múnich, en el Allianz, sumó uno más a los cuarenta segundos y aunque los Red Devils tuvieron controlado el partido e incluso desperdiciaron alguna contra, nadie pensaba que el Bayern fuera capaz de darle la vuelta al marcador sobre el final. No fue lo peor, porque en ese mismo minuto negro, Rooney se llevaba las manos a su tobillo, caía desplomado e Inglaterra se encogía pensando en Sudáfrica 2010. No será tan larga su ausencia pero sí lo suficiente como para poner en duda el potencial del United en esta semana donde recibe al Chelsea para llevarse o no la Premier y donde debe dar la vuelta a la eliminatoria Champions ante el gigante bávaro. Examen sin Wayne.

Cesc: Lleva toda la temporada forzando, regresando sin estar preparado para ello y apostando a muerte por cada partido clave donde el Arsenal se juegue su futuro. Anoche en el Emirates fue una noche más con molestias, dolorosa por el nivel y capacidad del rival, con momentos de máxima desesperación, decepción, alegría y dolor, mucho dolor. Y es que el de Arenys de Mar pasó por todos los estados de ánimo. Vio como el Barcelona, su Barcelona, mareaba a los ‘Wenger Boys’, no encontraba pelota y sólo reaccionó ante el arreón final de los Gunners. Por el camino vio una insulsa amarilla (en una falta que no fue tal) que le impedía estar en el Camp Nou. No iba a llegar pese a todo porque en el penalti postrero, el mediocentro español golpeó violentamente, forzando su pierna, cayendo lesionado en ese momento y diciendo adiós al curso 09-10 con los londinenses. Ahora la meta es llegar en forma al Mundial.

Diego Milito: El Mourinho más atrevido que se recuerde, sobre todo en su versión neroazzurri, se vio ante el CSKA en la noche de Meazza. El luso quería dejar encaminada la eliminatoria pero se encontró con las acertadas intervenciones de Akinfeev, las contras rusas y la falta de definición de sus delanteros, anoche tres, Pandev, Etoo y Milito. Todos con gol, velocidad, especialistas de área y de grandes movimientos pero, una vez más, el que dio la cara fue el argentino. ‘Diegol’ lleva 22 goles a estas alturas de campaña, superando por enésima vez la veintena, como ya hiciera en Genoa y Zaragoza. Un disparo raso, ajustado al poste desde fuera del área y con la mordiente que le caracteriza, mantiene intacto el sueño de un Inter (1-0) que busca más que nunca regresar al trono europeo.

Ibrahimovic: Dentro del auténtico partidazo que planteó e interpretó sobre el Emirates el Barcelona, Pep Guardiola y el barcelonismo tenían una sonrisa más allá del resultado, la recuperación del killer. Y es que aunque la eliminatoria pasó por todas las opciones posibles, la mejor noticia fue el regreso goleador y anímico de Zlatan Ibrahimovic. El sueco volvió a errar dos acciones muy claras que, de haber logrado anotar, hubieran dejado sin respiración al Arsenal. Sin embargo, reaccionó de inmediato y en la segunda parte se sacó dos puñales para cambiar las críticas por goles, esos que había olvidado a pesar de llevar ya 18, una cifra nada despreciable.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche