Histórico
4 abril 2010Jesús Camacho

Los ancianos de Yorkshire del Sur

Aunque muchos de vosotros tengáis un concepto de la ancianidad preestablecido me gustaría que reflexionáseis sobre él con el objeto de cambiar un poco la visión que tenemos de nostros mismos, pues en definitiva cuando miremos cara a cara a un anciano nos estaremos observando a nosotros mismos. Puede que la vejez o la ancianidad la vinculemos a la decadencia física y mental, a la enfermedad, la falta de autonomía propia … pero la ancianidad, creo debe ser sinónimo de antigüedad, de calidad, sabiduría, cultura, nunca sinónimo del sentido más peyorativo de la palabra viejo.

Por ello ser anciano en la vida y en el fútbol además de ser un grado debería ser una virtud, aunque no sea así considerado. Y hablar de ancianos y fútbol aunque existan muchos caminos y personajes que reflejan la viva expresión de todo lo comentado, en esta ocasión nos conduce directamente al corazón del condado de Yorkshire Sur, en el que tantas páginas se han escrito sobre los orígenes e historia del football. Aquel imberbe football del siglo XIX que se difuminaba con el también naciente rugby y perdía la batalla con el cricket, deporte de bate y pelota del que en 1855 comenzó a nacer el club de football más longevo del mundo.

Pues cuenta la historia que en los duros meses de invierno de aquel año, varios miembros de un club de cricket de la ciudad de Sheffield comenzaron a reunirse para mantener la forma y disputar partidos de un deporte exclusivo a clases sociales más altas y colectivos universitarios. Así y en concreto dos miembros destacados del club comenzaron a organizar esta historia con más de siglo y medio de solera inglesa. Sus nombres Nathaniel Creswick y William Prest, responsables de esta pequeña locura que les llevaba a formar equipos de solteros contra casados y obreros contra parados.

Todo por mantener el nivel físico y cubrir aquellos ratos de ocio que había generado la Revolución Industrial, sus derechos cosustanciales. En concreto el que cita el art.24 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de 10 de diciembre de 1948: “Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas”.

Un asunto que fue tomando un cariz más serio cuando un 24 de octubre de 1957, estos dos jugadores de cricket decidieron fundar el Sheffield Football Club, con sede en un viejo cobertizo de la localidad. De esta forma nacía el club más longevo del mundo reconocido por la FIFA, practicantes de un deporte por entonces sin ningún tipo de reglas, en el que todos corrían tras el balón. Circunstancia esta que cambió de forma significativa con la intervención de estos dos insignes ciudadanos, pues fueron responsables directos de sus propias reglas del juego. Unas reglas que fueron denominadas como Normas de Sheffiled o Código Sheffiled.

Aunque hablamos aún de un football muy rudimentario en el que el choque físico es contínuo, ya podemos encontrar normas significativas como la concesión de un freekick -tiro libre- al coger el balón con las manos. Por tanto nos encontramos con un club con una amplia e importante base histórica, que aún practicando un football con unas reglas cercanas al fútbol australiano actual, representa la sabiduría y cultura genuína de nuestro fútbol.

A ellos también le debemos la celebración del derbi local más antiguo del planeta, datado por primera vez en 1960 y que enfrentaba al históroico Sheffield y a su vecino Hallam FC. Derbi este que sigue disputándose en la actualidad independientemente de la división en que milite cada club.

Y es que tal y como cité en el comienzo de este recuerdo, la ancianidad, como dijo Jung, es la edad de la cultura y para Sheffield aunque siga teniendo sueños y pretensiones de volver a brillar en la Premier, hace tiempo que dejó de ser importante militar en la “Nothern Premier League, División one south”, pues la historia de los “Ancients” esta muy por encima de todo ello.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche