Histórico
15 abril 2010Ariel Judas

Green pea, el ‘Chicharito’ Devil

chicharito-hernandez

Chícharo. Guisante. Arveja. Tres palabras que existen en el idioma español para definir a la semilla comestible de una de las leguminosas más consumidas por el planeta. En tiempos de redes sociales, la botánica y los profesionales que se dedican a la nutrición jamás consiguieron lo que el fútbol logró esta semana, que el término #Chicharito fuera durante unas horas uno de los trend topics más calientes de un sitio tan popular y activo como Twitter.

Fue uno de los secretos mejor guardados del fútbol internacional en los últimos dos meses. Y esta semana Manchester United y Chivas de Guadalajara decidieron sacar a la luz el acuerdo al cual han llegado por la transferencia del delantero Javier Chicharito Hernández, un joven de 21 años que, con apenas un año escaso de titularidad en el Rebaño Sagrado, se ha convertido en una de las figuras más importantes de la máxima categoría del fútbol mexicano.

Si bien ambos ambos equipos hablan de una undisclosed figure cuando se refieren al monto que los Red Devils habrían pagado por el pase del atacante, se especula con que unos 6 millones de libras (cerca de 7 millones de euros, o algo más de 9 millones de dólares) han sido transferidos por el gigante inglés al más popular de los conjuntos mexicanos. Por su valor económico y por la importancia del equipo comprador, la de Hernández es la transferencia más importante de la historia del fútbol mexicano, por encima de las que en su momento han protagonizado Hugo Sánchez y Rafa Márquez.

Chicharito es un jugador que parece tener un gran potencial, como alguna vez hemos señalado. Su llegada a una institución como el Manchester United no hacen más que presagiar cosas buenas para el que con toda seguridad será el delantero centro de el Tri en la próxima Copa del Mundo. El ambiente futbolístico mexicano, sin salir aún de su asombro, comienza a preguntarse por el rol que Javier Hernández tendrá en el plantel de Alex Ferguson a partir del inicio de la próxima temporada en Inglaterra. De acuerdo con el propietario de Chivas la posibilidad de que el ManU ceda al jugador a un tercer club no existe. El club mexicano asegura que en el contrato que se acaba de firmar el equipo británico se compromete a mantener al ex integrante del Guadalajara dentro de su plantel por una determinada cantidad de tiempo. Si esa cláusula realmente existe y es respetada es algo que podrá ser verificado en muy poco tiempo.

Suponiendo que ese extremo sea cierto, el tapatío tendrá -como sucede en cualquier equipo top del fútbol europeo- una importante competencia dentro del grupo de trabajo al que se sumará próximamente. A las referencias obvias y presentes de Wayne Rooney y Dimitar Bervatov seguramente habrá que sumar algún nombre más en la lucha por la posibilidad de poder jugar como delantero centro en la escuadra de los Diablos Rojos. La prensa azteca se ha empecinado en recordar durante todo el día el caso de Carlos Tévez, un jugador mucho más consolidado que Chicharito, y que se ha visto obligado a salir de Old Trafford. También se ha vuelto a hablar de casos como el de Carlos Vela, desde hace años vinculado al Arsenal, y con escasos minutos de juego en el cuadro gunner.

Queda claro que Chicharito, aunque en principio seguramente le toque cumplir con el rol de actor secundario, tiene mucho más por ganar que por perder con esta entrada por la puerta grande del fútbol inglés. El temor al fracaso en México es grande. El prejuicio y la envidia que desde ciertos sectores del ambiente local se han hecho públicos en el ambiente local también. Pero, con el correr del tiempo e incluso independientemente de la suerte que Hernández tenga en su paso por el Manchester United, esta transferencia es el pistoletazo de salida de una nueva era para el fútbol más poderoso de América del Norte. La primera división mexicana, un mercado bastante menospreciado en Europa pese al crecimiento cualitativo y económico que ha tenido en los últimos 15 años, se ve prestigiada por un fichaje digno de ligas más apreciadas en el Viejo Continente, como la brasileña o la argentina.

El mérito de esta operación es compartido. Bien por el Manchester United, que -sin hacer ruido- lleva meses evaluando la actuación de un jugador que ha llamado la atención de Alex Ferguson tras las recomendaciones de sus scouters en el territorio de la CONCACAF. Bien por la brillante cantera de Chivas, que desde hace años es una de las máximas usinas de talento del fútbol latinoamericano, y que encuentra en esta transferencia un premio al trabajo anónimo y muchas veces frustrante de decenas de entrenadores y ojeadores. Y bien por el propietario del Guadalajara, Jorge Vergara. Un empresario que hace tiempo se definió como alguien que no sabía demasiado de fútbol, pero que -personalismos y errores al margen- ha conseguido entender la importancia que esta transferencia tendrá para su club a futuro. Chivas y sus fuerzas básicas se han consolidado como la primera referencia que América del Norte tiene en la formación y promoción de futbolistas. En una situación similar, como la que tiempo atrás tuvieron el América y su portero Guillermo Ochoa, los ejecutivos de Televisa fueron bastante más mezquinos y cortos de vista que Vergara. Tal vez el tren de este tipo de oportunidades tarde mucho tiempo en pasar nuevamente por Coapa.

Seguramente a los aficionados del ManU les costará bastante trabajo pronunciar el sobrenombre con el que Javier Hernández se ha dado a conocer. Tal vez prefieran la versión anglo del mismo, y rebautizarlo como Little Pea o Green Pea, como se oye desde ayer. Chicharito -que en pocas horas quedará concentrado con el equipo de el Vasco Aguirre que jugará el Mundial- tiene derecho a soñar en grande. Seguro que en medio de entrenamientos, entrevistas y firmas de contratos, tiene tiempo para imaginarse anotando algunos goles con la camiseta verde de su país en Sudáfrica y otros -ojalá que muchos- con la zamarra roja del equipo que habita en el Teatro de los Sueños.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche