Histórico
23 abril 2010Jesús Camacho

Fútbol es…cultura: “Banks of England”

banks

7 de junio de 1970Estadio Jalisco de Guadalajara, espléndido pase entre líneas de Carlos Alberto que permite a Jairzinho efectuar una veloz internada por el flanco derecho, quien, después de salvar el obstáculo de Terry Cooper apura hasta la línea de fondo para mandar un centro atrás que dibuja una trayectoria alta, lenta y bombeada. Quizás complicado de rematar para cualquier futbolista del mundo pero no para Pelé, que emerge por encima de un defensor ingles parando el tiempo y flotando en el aire para conectar un soberbio y teledirigido cabezazo picado junto a la base del poste.

Imposible para cualquier guardameta del mundo pero no para Gordon Banks, que desde el primer palo rectifica su posición acompañando la jugada y volando para sacar de abajo y con una manopla estratosférica un gol que era seguro. Una parada que no sirvió para evitar la derrota de los pross pero que entró en la historia del fútbol porque definió a dos de los grandes de la historia del fútbol: Pelé y Gordon Banks.

Dos personajes que volvieron a reunirse en el año 2008 en las cercanías del Britannia Stadium, donde Orei descubrió la primera escultura de lo que acabará convirtiéndose en el primer monumento escultórico dedicado a un guardameta británico.

Motivo sin duda de satisfacción pues con ello se vuelve a homenajear manoplas gastadas por el olvido, y en el caso que nos ocupa a toda una leyenda del fútbol como Gordon Banks. El héroe volador de Stoke, que se sintió tremendamente honrado por aquella bella iniciativa y expresó su emoción de la siguiente manera: -”La parte buena de esto es que será un testimonio para todos los porteros y en especial para aquellos que nunca consiguieron el reconocimiento”.

Iniciativa surgida del imborrable recuerdo que mantiene el autor irlandés Don Mullan, de Banks y quien escribió un libro sobre la estrella de los pross titulado “Gordon Baks -The Hero Who Could Fly” -El héroe que podía volar-. La obra como dije la primera piedra de un monumento escultórico a un campeón del mundo y leyenda del fútbol, encargada a Andrew Edwards artista local de Creative County Studios, Stoke-on-Trent, uno de los más talentosos escultores del Reino Unido.

La estatua – una representación de tamaño natural de Banks alzando con su mano derecha la Copa del Mundo Jules Rimet en Wembley en 1966 – es la primera de las tres estatuas propuestas y programadas en las que se recreará la legendaria parada a Pelé en 1970 y un penalti detenido con la zamarra del Stoke ante el West Ham en 1972.

Dos momentos legendarios que serán esculpidos por las creativas manos de Andrew Edwards, escultor que da vida al bronce y que inspirándose en el vuelo de Banks y la mágica composición escultórica que se dedicó a Matthews “The Move” ejecutará con maestría el proyecto. Hasta ese momento los viejos archivos de nuestra memoria recordarán el vuelo mortal de una parada que siempre tendrá vigencia en nuestros sueños. Los recuerdos de un modesto portero que comenzó a volar en Chesterfield y Leicester City, para convertirse en héroe en Stoke City -entre 1967 y 1972- y leyenda en 1966 con la selección nacional.

Ese mismo guardameta que en el tramo final de su carrera -1972 y 35 años- sufrió un grave accidente de tráfico en el que perdió un ojo. Un duro revés que habría significado para cualquier otro el final de su carrera pero no para Banks, que se sobrepuso a la fatalidad y regresó a los terrenos de juego de la MLS -sin demasiada fortuna- para seguir volando hacia los palos como si de un Cíclope se tratara. Un gigante con un solo ojo que fue apodado por la afición “Banks of England”, aquel que era tan seguro como los bancos de Inglaterra.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche