Histórico
27 abril 2010Jose David López

El Bayern se pasea en Lyon y es finalista (0-3)

Hay pocas cosas que me puedan estropear la emoción de ver un partido tan especial como una semifinal de Champions League. Pero una de ellas es, sin duda, ver como alguien que tiene el éxito en su mano, la gloria a su alcance, cede, da un paso atrás y se encajona en una filosofía prudente. Claude Puel, técnico del Lyon al que he criticado sistemáticamente durante todo el año por su falta de atrevimiento (ya lo notamos en el Allianz cuando se quedó con 10 hombres el Bayern), mostró este martes, el día del todo o nada de los suyos, su carácter más reservado.

Y todo ello antes de que la pelota echara a rodar. A los analistas nos bastó ver la no inclusión de Pjanic para entender que el Lyon quería luchar contra la fuerza de los teutones, romper el partido desde la tranquilidad y eso, ante un Bayern confiadísimo en su esquema y con la fe ciega en sus posibilidades, era un mínimo argumento de optimismo (Video-Goles, abajo).

Y así fue. Los bávaros, que explotan como nadie su poca lucidez en la medular (donde siempre sigue faltando un generador y podría sobrar sacrificio), solventaron sus dudas defensivas con el comodín Badstuber de central y Contento como lateral zurdo. Muller enganchaba con Olic como único punta de extrema movilidad y mucho pundonor mientras Altintop (increíble que vaya a quedar libre este verano sin que los muniqueses lo renueven), cubría con mucho pragmatismo la baja de Ribery (por cierto, juegan mejor sin él). En apenas dos minutos Muller dejó escapar el gol en una ocasión clarísima tras fallo de Cris, que hubiera rematado antes de nacer, el escaso crédito que el Gerland parecía tener en sus hombres.

Un par de avisos siempre con Olic como incombustible atleta de fondo (incansable en presión y movimientos ofensivos) y con la pareja de mediocentro Schweinsteiger-Van Bommel, liderando con autoridad la posesión, evidenciaron la comodidad germana. Avisando, Olic se revolvió en el área tras una rápida acción en banda izquierda y aprovechó la enésima hecatombe de la defensa lionesa (muchísimo se notó la falta de jerarquía que impone Toulalan) para batir a Lloris. Lejos de bajar los brazos, el Bayern prosiguió su dulce camino y sólo un remate de Bastos en semi-volea, pudo igualar un choque que tenía perfectamente controlado la pizarra de Van Gaal.

El Lyon nunca se metió en la eliminatoria y la desesperación la reflejó su capitán, un Cris que redondeó su desastrosa noche con una absurda expulsión fruto de la impotencia (aplaudir tras recibir una amarilla). Con uno menos, las contras germanas llegaron por doquier y Olic, no sólo el más inspirado sino el que más lo busca, empujó y cabeceó para conseguir su primer hat-trick en Champions y colocarse ya como máximo goleador del torneo. Van Gaal estuvo a punto de ser cesado y ahora, sólo cinco meses más tarde, estará en la final del Bernabéu y tiene dos semanas de tranquilidad previa donde debería aniquilar la Bundesliga y hasta levantar la Copa. Cuantas vueltas da esto…



Vota a El Enganche en Futbólogos

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche