Histórico
8 abril 2010Jose David López

Curiosidades del Fulham en su día grande

craven-cottage

La Europa League ha demostrado este año más que nunca su carácter imprevisible, la fuerza del espectáculo cuando predomina la equidad y la pasión que despierta el sueño continental a aquellos a quien otorga por vez primera el flash de los focos europeos. El formato que la UEFA estrenó esta campaña ha sido favorable en expectación y seguimiento pero, sobre todo, ha permitido brillar a quienes ven en esta competición un punto de inflexión para crecer. Aún podemos encontrar a equipos ‘rebotados’ de Champions como Liverpool o Atlético de Madrid, e incluso a los otrora ‘gigantes’ Valencia, Benfica y Hamburgo. Todos ellos han disputado finales, han levantado títulos a ojos del viejo continente y luchan por retornar a aquellas noches mágicas. Todos menos uno, el querido y singular Fulham.

El modesto equipo de Londres ha sido el gran protagonista y la auténtica revelación continental durante la actual temporada. Golear al Vetra lituano, convencer ante el Amkar ruso o vencer al Basilea suizo, sí estaba en las quinielas de aquellos que, pese a todo, otorgan cierto favoritismo a los representantes del fútbol inglés. Sin embargo, esa mística no basta contra equipos de mayor jerarquía. Eliminar al Shakhtar (actual campeón de la UEFA), levantar la eliminatoria ante la mismísima Juventus con una goleada histórica por el camino y vencer al Wolfsburgo en la Ida, manteniendo así su invicto en Craven Cotagge, rompen esa barrera de equilibrio. Este jueves los londinenses buscarán en Alemania, ante el equipo de los Dzeko, Grafite o Misimovic, acceder a la semifinal de una competición que le ha vuelto a situar en el panorama y que nos sirve de excusa para recordar porqué el Fulham es tan especial.

. Craven Cottage, la delicia arcaica del fútbol inglés: El mítico estadio del Fulham es a día de hoy, según datos oficiales, el más antiguo del mundo. Situado en el barrio Hammersmith and Fulham, en Stevenage Road, convive desde 1896 con el frío y las aguas que desprenden del Támesis, justo a sus pies. Tan cerca habita del río londinense que muchos creen que, originariamente, el estadio no iba a ser usado para espectáculos deportivos. Lo cercano del barrio de Chelsea, mucho más lujoso, refleja el contraste entre dos barrios que representan diferentes maneras de pensar y vivir. Un salto entre lo vanguardista y lo romántico que adoran sus aficionados, fieles como pocos tras haber sufrido durante largos años en categorías inferiores. Aforo reducido, graderíos de apenas dos alturas, prohibición de fumar en el más antiguo de todos ellos (el graderío Johnny Haynes) y un mínimo techado que emanan fútbol inglés e estado puro.

. Numerosos cambios de residencia: Pese al carácter arcaico de Cottage, el Fulham ha tenido hasta diez estadios más a lo largo de su historia. El último de ellos hace apenas unos años debido a obras de renovación en su actual sede, lo que le obligó a jugar en el también mágico Loftus Road (propiedad de uno de sus principales rivales, el QPR). Hurlingham Park (donde Monthy Python grabó en 1969), Eel Brook Commom (ahora campo de césped artificial facilitado por el Chelsea a la sociedad londinense) o Half Moon (actualmente una sala de conciertos gigante), fueron algunos de estos singulares escenarios. Por esta actitud nómada se les conoce como Cottagers.

. Pioneros del balompié en Londres: La capital londinense, centro neurálgico del país, es la ciudad que más número de equipos (profesionales y amateurs) mantiene en su haber. No sólo conservan brillo los cinco representantes de Premier sino algunos mucho más humildes como Charlton, Crystal Palace, QPR, Millwall, Barnet o el discretísimo Leyton Orient. Ante tal amalgama de posibilidades, el Fulham siempre guardó un privilegio que le hizo singular, pues fue el primero en ver la luz tras fundarse nada menos que en 1879.

. Viviendo su mejor momento histórico: Pese a ser adquirido por Mohamed Al Fayed, un multimillonario que le sacó de las catacumbas pero que no ha querido costear una plantilla de estrellas, los Cottagers atraviesan su momento álgido ahora mismo. Su larga historia y sus muchos jugadores salientes (Johnny Haynes , George Cohen, Bobby Robson, Rodney Marsh y Mullery Alan) sólo ha logrado disputar una final de FA Cup (derrota ante West Ham en 1975 siendo equipo de segunda categoría) y levantar la cuestionada Copa Intertoto en 2002.

Por todo ello, este jueves, el Londres más romántico y bohemio tiene una cita con la historia, la de este Fulham al que (casi) todos adoramos…

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche