Histórico
23 marzo 2010Francisco Ortí

El mago de las cosas pequeñas

botafogo-x-ituano02Formada por inmigrantes de todas partes del mundo, Itu, a 90 kilómetros de Sao Paulo, es famosa por ser la “ciudad donde todo es grande”. Durante la década de los setenta el humorista Francisco Flaviano de Almeida ‘Simplicio’, nacido en Itu, se hizo famoso con su show  “a cidade onde tudo é grande” en el que bromeaba sobre el tamaño de todas las cosas que había en su ciudad natal. Así, Simplicio divirtió a Brasil y se convirtió en un ídolo para Itu hasta que falleció en 2004.

Sin Simplicio, la ciudad donde todo es grande se quedó huérfana de su emblema más representativo. Su muerte dejó un hueco -muy grande, supongo- en los grandes corazones  de los grandes ituanos, pero gracias al fútbol Itu tiene nuevo ídolo y, paradójicamente, es lo opuesto a la fama que Simplicio colgó sobre la ciudad. El nuevo emblema de la ciudad donde todo es grande no es grande, sino todo lo contrario. Mide 1`65 metros y se llama Oswaldo Giroldo Júnior, pero todos le conocen como Juninho Paulista.

A sus 37 años recién cumplidos Juninho mantiene su aura de Peter Pan, de niño eterno, y ha encontrado en el Ituano su particular País de Nunca Jamás  en el que puede jugar a fútbol para siempre con los niños perdidos -entre los que se encuentra el enigmático Roque Junior-. Y lo más sorprendente es el pequeño futbolista se haya erguido como líder en un terreno de gigantes, si no que además de jugador desempeñará el papel de gestor.

En 1992 un pujante Juninho debutó como profesional en las filas del humilde Ituano gracias al por entonces presidente Fernando Vieira. 17 años más tarde, después de pasar por el Sao Paulo, Middlesbrough, Atlético de Madrid, Vasco de Gama, Flamengo, Celtic, Palmeiras y Sidney ha regresado a Itu para devolver el favor y cerrar su carrera donde empezó.

Es bonito. Fue una invitación del anterior presidente, Fernando Vieira, que ya me ayudó de niño y que, en junio pasado, cuando pensaba en cerrar mi carrera y no quería ser entrenador ni directivo, me ofreció esto“, narra el veterano jugador en una entrevista para El País. “Me dio autonomía y tiempo para organizar el club. El modelo es la Premier: profesionalizar publicidad, administración, finanzas…”, explica sobre su faceta como gestor.

El pasado mes de enero, Juninho redebutó con el  Ituano para enfrentarse al Botafogo e inició la historia del jugador que se convirtió en presidente, pero no durará mucho. “Es mucho más fácil ser sólo jugador. Además de mantenerme en forma, debo organizar el club. Pero sólo por un tiempo limitado. Llevo dos meses y seguiré otros dos. Después, dejaré de jugar. Es pesado hacer las dos cosas“, comenta.

En dos meses el pequeño hombre de rostro añinado colgará las botas por segunda vez y se convertirá ‘tan sólo’ en el líder del club de la ciudad donde todas las cosas son grandes.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche