Histórico
26 febrero 2010José Mendoza

La cuesta de febrero del Barça

guardiolaFebrero es el mes de las incógnitas en el Barça de Guardiola. La temporada pasada superó un bache similar a estas alturas de campeonato y acabó ganándolo todo. Entre el 14 de febrero y el 4 de marzo, el equipo azulgrana no ganó ni uno de los cinco partidos que disputó. Empató a dos en campo del Betis, cayó en casa ante el Espanyol (1-2), igualó a uno en Lyon, perdió 4-3 en el Vicente Calderón y se salvó ‘in extremis’ de caer en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey en Mallorca (1-1).

A partir de ahí, el Barça no tuvo freno, llegando a completar en marzo y abril exhibiciones como ante el Lyon (5-2), el Málaga (6-0), el Bayern (4-0) y el Sevilla (4-0). Ya en el mes de mayo llegó el glorioso desenlace con el 2-6 del Bernabéu, el ‘milagro’ de Iniesta en Stamford Bridge y las incontestables victorias en las finales de Copa del Rey y Champions.

El balance, a estas alturas de campaña, es similar. Aunque, de momento, sólo ha pinchado en dos de los tres partidos disputados, los síntomas de agotamiento físico son parecidos. Hasta diciembre hubo más exigencia por las Supercopas y el Mundialito. Se ganaron todos los trofeos y no se perdió ningún partido en Liga BBVA. Números de matrícula de honor. En cambio, el juego de la campaña pasada se ha mostrado a cuentagotas.

Hay otros factores que han influido en el déficit de esplendor. Por encima de todos ellos, las lesiones, que tienen especial importancia en una plantilla tan corta. Afecta sobre todo la baja de los laterales. Puyol y Maxwell cumplen, pero no tienen ni la calidad ni los pulmones de Dani Alves y Abidal. La baja del brasileño supone además que entren en el centro de la zaga Márquez, Milito o Chygrynskiy. Ninguno de ellos se acerca al rendimiento de la pareja Puyol-Piqué. El mexicano está en declive, el ucraniano no convence y al argentino aún no se le puede exigir su mayor nivel, aunque es el que da más seguridad.

De centro del campo para adelante hay dos piezas que han bajado mucho sus prestaciones. Son Touré Yayá y Henry. El primero no impone como años anteriores y se ha visto desplazado por Busquets. El segundo dimitió desde el minuto uno. Pedro le ha adelantado, pero a Guardiola le cuesta darle bola en partidos de órdago. Lo del marfileño no se ha notado en exceso por el aporte de Busquets. Pero la dimisión de Henry sí se nota. El año pasado anotó 26 goles, esta temporada lleva tres. Por mucho que Pedro haya sorprendido, su aportación no se aproxima a la del francés el año pasado.

Apuntes todos ellos que pueden haber influido de forma notoria en el peldaño que ha bajado el Barça. Peldaño, por otra parte, que se esperaba muy difícil de alcanzar por segundo año consecutivo. El recorrido marcado es el mismo y, aunque las alarmas se han disparado tras el suspenso de Stuttgart, el Barça ya reflejó la pasada campaña que las notas definitivas se dan a final de curso.

Artículo publicado en Sportyou.es

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche