Histórico
10 febrero 2010Jose David López

Equipos Revelación 09-10: Braga

braga-2
Continuamos la mini-sección de El Enganche, que mete el bisturí a los Equipos Revelación de esta campaña. Tras Lille, Mallorca y Montpellier, nuestra cuarta parada por el continente se ubica en el norte de Portugal, donde uno de los clubes que mejor está trabajando en los últimos años, asalta el reinado luso compitiendo cara a cara con el triunvirato (Benfica, Oporto, Sporting de Lisboa). La sensación en el país vecino es el Braga.

Dicen que se debe al dinamismo de la ciudad más joven del país, a la mentalidad de una sociedad mucho más abierta que la capital y hasta al orígen gaélico de la mayoría de sus habitantes. Lo cierto es que Portugal vive en torno al ombligo y motor económico que supone Lisboa, su puerta al mundo y su balcón hacia la UE, aunque siga siendo un actor secundario en decisiones trascendentales. Ese papel está asumido en territorio luso por algunas ciudades, que en silencio, se han convertido en importantes centros de comunicación, comerciales y turísticos. Aquella que mejor ha sabido aprovechar su legendaria historia a medio camino entre Portugal-España para convertirse en un enclave de suma importancia ha sido Braga.

Costaría pensar que una ciudad de apenas 170.000 habitantes contribuya al país de manera significativa pero más allá de su valor cronológico y su patrimonio, esta progresión de sus facultades se ha reflejado en el fútbol. El poder y la capacidad financiera de los tres gigantes del país no permiten muchas licencias ni errores de organización, por lo que competir con aquellos que se han mostrado inflexibles a lo largo de la historia (pues sólo han dejado escapar dos campeonatos ligueros que se anotaron Os Belenenses y Boavista) requiere sacrificio, dedicación, previsiones y una estricta metodología. Esta mezcla, creciendo a lo largo de los años, ha derivado en una feliz realidad con tintes heroicos y un pórtico de la gótica catedral de Braga enfoca directamente al título.

Los bracarenses (Bracara Augusta fue el nombre romano durante su nacimiento a manos del emperador Augusto) iniciaron su peregrinaje futbolístico en 1921 de la mano de un grupo de estudiantes que decidió representar en una sola fuerza todas las pequeñas barriadas que organizaban partidos por la ciudad. La Sociedad Estatal de Braga les alquiló un arcaico césped donde practicar y perfeccionar su amor al deporte rey cada semana. El éxito fue mayúsculo pero durante décadas el poder de la capital era infranqueable y el fútbol seguía quedando a la sombra de la fortaleza central. En los años 20, su entonces entrenador Josef Szabo, decidió cambiar los colores del club (verde y blanco), y adaptarlos al del club que más respeto le había generado durante sus viajes por Inglaterra, un Arsenal que entró en la leyenda del Braga. Tanto, que desde entonces no sólo viste de rojiblanco, sino que se les conoce como el Arsenal do Minho e incluso el nombre oficial de su filial es claramente Gunner (Arsenal do Braga).

El primer gran éxito del club llegó en 1966. Sorprendentemente, aunque dicen las crónicas de la época que con total justicia en el césped, el Braga logró alcanzar la final tras dejar al Benfica de Eusebio por el camino, superando una dura eliminatoria ante el club que había logrado levantar la Copa de Europa. Los del norte apenas quedaron décimos esa campaña pero en la finalísima le esperaba un peligroso Vitoria Setúbal que, apenas dos semanas antes de ese choque, había goleado (7-0) a los arsenalistas. La pasión de sus hinchas no encontró mejor excusa para mostrarse ante el país y se volcó con la cita, pues más 30.000 aficionados bracarenses se trasladaron al Estadio Nacional (en Oeiras, cerca de Lisboa), donde históricamente se disputan las finales coperas. Un solitario tanto de Stephen Perrichon dio el triunfo al Braga y aquella generación (Armando, Mario, Juvenal, Coimbra, José María, Canarias, Luciano, Bino, Adán, y Stephen Perrichon) es reconocida aún hoy como héroes pues escribieron la más gloriosa de las páginas de la entidad, que desde entonces espera para festejar un nuevo título.

Tres intentos coperos más en 1977, 1982 y 1998, se quedaron a las puertas cayendo en la final pero con el nuevo siglo las perspectivas cambiaron, los ‘gigantes’ dejaron de serlo en Europa, parecían más débiles a nivel nacional y se les podía intranquilizar con buenos proyectos. El primero de ellos lo abanderó Jesualdo Ferreira. El hoy entrenador del Oporto llegó a Braga en un momento determinante de la entidad norteña pues ese mismo año se terminó la construcción de su nuevo estadio, el famoso y precioso AXA Stadium (construido en una cantera que domina la ciudad de Braga, con gradas únicamente en los laterales del terreno de juego y un diseño innovador) con motivo de la Eurocopa 2004 celebrada en Portugal. Ferreira, que llegaba desde el Benfica, dio un salto definitivo para colocarse como alternativa real a los dominadores y el Braga se colocó en la extinta Copa de la UEFA durante tres años consecutivos (con dos cuartos puestos y un quinto).

La llamada desde Do Dragao le obligó a mudarse pero Los Guerreros de Minho, tras unos meses dubitativos con Carlos Carvahal (ahora técnico del Sporting de Lisboa), volvieron a acertar dando el banquillo a Jorge Jesús. El temperamental entrenador del Benfica completa esta serie de técnicos que ahora triunfan en los ‘grandes’ del país, reflejando que el trabajo en Braga es el ejemplo a seguir por el fútbol luso. Apenas un año estuvo el caracterial mister de Amadora por el AXA pero suficiente para volver a meter en zona europea al equipo y, además, alcanzar los octavos de final de la Copa de la UEFA, que llevó más ilusión que nunca a las calles bracarenses.

Con semejantes antecedentes, la llegada de Domingos Paciencia (ex jugador de Oporto y Tenerife que no es ‘novato’ en los banquillos tras dos años en Leiria y Academica), suponía un reto personal pero también una osadía por parte del presidente Antonio Salvador. Con un equipo plagado de jugadores que viven una segunda juventud y que han encontrado la estabilidad tras haber dejado pasar el tren de los ‘grandes’ en algún momento de su carrera, el ex delantero ha devuelto la esperanza del título a los arsenalistas. La clave es la defensa, actualmente la menos goleada del campeonato con 7 tantos y la capacidad para aprovechar rentabilizar cada gol conseguido pues sus 27 goles quedan muy lejos de los 38 del Oporto o los inalcanzables 51 del Benfica. Un equipo correoso, sacrificado, con mucha velocidad en tres cuartos de campo y bien estructurado pues salvo un par de cambios, la base se mantiene en los últimos tiempos.

Quizás su jugador más relevante en la actualidad sea Eduardo. El meta a es internacional con Portugal y si nada cambia será el titular de Queiroz en Sudáfrica 2010. Regular, seguro, ágil y alejado de las excentricidades de Ricardo, su antecesor en la portería portuguesa. Es un valor fiable que junto a una defensa tosca y potente formada por el capitán Moisés y el peruano Rodríguez, mantienen a raya su área. Y eso que el Sporting se llevó en diciembre a su lateral diestro, el animoso Joao Pereira. El carrilero zurdo Evaldo es un constante motor de entrega y profundidad, el enganche Alan es el mejor jugador de lo que va de campaña por su capacidad técnica, talento y visión de juego, que le hacen estar en un momento dulce pese a sus 30 años. El ex Levante Meyong Zé, el brasileño Paulo Cesar y las contribuciones como revulsivo de Rentería o Matheus, ponen los goles, muy repartidos entre atacantes con similares virtudes. El líder sobre el césped es Hugo Viana, crecido en su país, autor de cuatro goles, perfecto organizador pero también llegador desde segunda línea y el auténtico carácter de un equipo que está a sólo un punto del Benfica, actual puntero. El AXA tiene serios motivos para que el recuerdo de 1966 encuentre un acompañante moderno.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche