Histórico
26 febrero 2010Ariel Judas

El azote de Javier Aguirre

javier-aguirre-mexico

- ¿Cómo está México?

- Jodido.

Cuatro palabras. Dos signos de interrogación. Un punto. Elementos que podrían haberse acomodado perfectamente dentro del guión de Amores Perros, o de alguna futura producción de Robert Rodríguez. Pero no fue el caso. La pregunta y la respuesta se produjeron lejos de un set de filmación. El inquisidor José Ramón de la Morena y el hábil declarante Javier Aguirre, con apenas cuatro palabras pronunciadas en Madrid, pusieron en llamas al ambiente futbolístico mexicano pocos días atrás.

Soy de los que creen que, en cualquier ámbito, la ropa sucia debe lavarse en casa. Por eso entiendo que el “Jodido” haya sentado fatal en México cuando Aguirre lo dijo a través de los micrófonos de la Cadena SER y desde la capital española. Pero, nobleza obliga, el Vasco no ha hecho más que calificar de esa manera al momento que miles de sus compatriotas están viviendo luego de que sectores importantes del país quedaran bajo el agua por las torrenciales lluvias caídas en las últimas semanas. En el marco de una conversación coloquial como la que se produjo en El Larguero -si algo tienen De la Morena y el hoy seleccionador es que, como pocos, saben borrar de un plumazo cualquier vestigio de formalidad durante una entrevista- jodido/a es un término que muchos de nosotros emplearíamos o aceptaríamos escuchar sin ruborizarnos al referirnos a un suceso que ya ha dejado como saldo varias decenas de víctimas mortales.

El término “Jodido” quedó flotando en el aire. Tiñiendo de ofensa el resto de la entrevista. Pero lo cierto es que esa fatídica palabra -que está siendo utilizada como un arma arrojadiza en contra de Aguirre por estas horas- no volvió a ser pronunciada durante la conversación.

De la Morena -un preguntador profesional de primera categoría, a quien no le asusta agregar cada tanto una pizca de morbo al menú que noche tras noche sirve a su inmensa audiencia- se regodeó tal vez más de lo necesario al interesarse por el fenómeno de la violencia urbana que se vive en algunos puntos de México y su vínculo con el narcotráfico. El director de El Larguero apeló a la simplificación y se aprovechó del tenebroso referente del ataque sufrido por Salvador Cabañas semanas atrás en un local nocturno del D.F. para sugerir que si el Tri no realiza una actuación destacada en el próximo Mundial, la integridad física o la vida de Javier Aguirre o su familia más cercana podrían correr peligro. No me caben dudas acerca de que la capital y las grandes ciudades mexicanas distan de ser lugares idílicos y perfectos, pero de ahí a concluir que la gente allí arregla sus diferencias a los tiros -como prácticamente deja caer el periodista español- hay una gran distancia.

El Vasco se remite a decir lo que incluso el actual presidente mexicano ha dado a entender en más de una oportunidad: el narcotráfico “ha permeado” a la sociedad mexicana. Lo mismo -en mayor o menor grado- pasa en otros países latinoamericanos. La frase de Aguirre puede doler, seguro que lo hace. Pero no ofende. Simplemente describe una situación que se ha ido agravando en las últimas décadas en la tierra que le vio nacer. La inseguridad es un dato palpable allí. Y el seleccionador, humano al fin, se limita a comentar que toma los debidos resguardos para esquivar la oportunidad de ser una víctima más del azote de la violencia urbana. Que parte de su familia vive en España, y que tras la Copa del Mundo espera volver a ese país para continuar con su vida y su carrera.

Los escasos minutos de conversación, a lo largo de los cuales José Ramón de la Morena se ha extralimitado con sus especulaciones rayanas a la ofensa al pueblo mexicano, han servido sin embargo para que la prensa azteca azotara (especialmente durante el pasado fin de semana) a Javier Aguirre, como si el auténtico autor del exabrupto hubiera sido el ex estratega colchonero.

De acuerdo con lo que uno ha podido leer, ver y escuchar en las últimas horas, lo que más ha molestado a la prensa mexicana es que estas declaraciones fueran efectuadas a un medio extranjero. El Tri es prácticamente territorio exclusivo de Televisa y TV Azteca, los dos pools mediáticos que aportan fortunas a las arcas de la FEMEXFUT a cambio de los derechos de transmisión de los partidos del equipo nacional. Y el acceso del resto de los medios de comunicación a Javier Aguirre, los ejecutivos de la federación o los jugadores de la selección está severamente restringido.

A los dueños del negocio del fútbol mexicano -las televisiones, los propietarios de los equipos, los sponsors-, que venden desde hace tiempo el ilusionante ticket de un Tri luchando por un lugar en la final del Mundial, las declaraciones del seleccionador -o, mejor dicho, la deformación que de las mismas se ha hecho- han sentado como un gancho al hígado. Al punto de que han forzado a el Vasco a ensayar una suerte de pedido de disculpas y retractación (que finalmente no fue tal) en la noche del domingo.

¿Alguien en México esperaba que Aguirre dijera que tras Sudáfrica 2010 continuaría trabajando con la selección? ¿Que asegurara que con su grupo de “gente muy joven con talento y gente muy vieja con talento” puede superar la barrera que mantiene a la selección fuera de las diez primeras en cada Mundial que disputa? ¿Que -consultado por el tema- negara que la violencia ciudadana es un hecho, lamentablemente, en su país? Aparentemente, sí. Mucha gente parece preferir los espejos de colores a la verdad.

Mientras tanto, la eficiente maquinaria comercial detrás de el Tri se ilusiona con la facturación que le reportará el equipo desde Sudáfrica, pese a que su máximo referente a duras penas da la talla en la segunda división azteca, o algunos de sus mejores proyectos no tienen minutos de juego en el fútbol europeo.

(En este enlace se puede escuchar la totalidad de la entrevista de José Ramón de la Morena a Javier Aguirre en Cadena SER).

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche