Histórico
14 enero 2010Jose David López

Liturgia al fútbol arcaico en Stoke

stoke

Ninguna de las prehistóricas historias del fútbol inglés deja de sorprender pese al paso de los años. Todas mantienen un toque mágico, místico y legendario que encumbrará para siempre aquellos pastos embarrados y graderíos sin butacas que dieron paso a la ahora vanguardista Premier League. Pero esa pincelada de tradición y gusto por los inicios, no ha quedado absolutamente oscurecida por la magnitud de los millones de libras, los magnates o las estrellas mejor pagadas del mundo que pisan ahora ese césped histórico. De ello dan constancia plena y total cada fin de semana en el centro de Inglaterra, en Stoke-on-Trent, la ciudad industrial de la cerámica y los alfareros, aunque esa denominación suene casi a utopía en el Britannia Stadium.

Lo único que no han heredado los Potters de Tony Pulis (ni ninguna de las plantillas del equipo a lo largo de su historia) de los citados maestros de la alfarería, es precisamente esa capacidad artística para moldear y crear diferentes formas de una misma pieza. Sin embargo, los hombres del técnico galés (un trabajador incansable criado en la raíz del fútbol inglés), llevan a rajatabla su alcurnia proverbial ya que son el segundo equipo más antiguo del país (tras el Notts County), criaron al primer Balón de Oro de la historia, sólo disputan su tercera campaña al más alto nivel tras 147 años de historia y, como tal, practican el fútbol más aguerrido, físico y arcaico de cuantos se diferencian en Europa.

El vestuario presenta una singular totalidad de jugadores potentes, fuertes, físicamente intocables y con centímetros de intimidación, muy típico de las categorías inferiores donde ha tenido que vivir históricamente. El cambio de etapa ya en lo más alto no ha servido para que Pulis y la entidad quisieran dar un toque nuevo, sino para explotarlo aún más a ojos de todo el mundo. Correosos, sacrificados, poderosos en el cuerpo a cuerpo y tremendamente directos en su táctica, los entrenamientos se basan casi exclusivamente en una sucesión de pruebas y ensayos a balón parado. Tanta es su dedicación y empeño en este sentido que el Stoke ha marcado 16 goles en Premier hasta la fecha y el 62% de ellos han llegado a balón parado. Una acción del juego que saben explotar al máximo y para la cual parecen salir al césped cada semana.

Un portero altísimo y experto como Sorensen (llegado del Aston Villa, otro de los clubes potentes en jugadas ensayadas), gigantes ‘empotrados’ en defensa rozando los dos metros como Huth, Faye o Collins (además del más prometedor de todos ellos, el joven Shawcross), mediocentros enteramente abonados a la destrucción y delanteros ‘tanque’ como Sidibe, el ignífugo Beattie o Fuller. Un bloque creado solo y exclusivamente para dejarse la piel en cada metro, para luchar todos los balones y para empujar una vez tras otra los muros rivales. Un estilo capaz de hacer de cada saque de banda (sea donde sea señalizado) lanzado por Delap, una auténtica liturgia y su oportunidad más clara de gol. Singular, curioso, horrible para unos y especial para otros.

Evidentemente el Stoke sabe que hoy en día es más fácil crear un once tipo donde las libras sólo busquen el músculo que uno donde primen las cualidades técnicas de los jugadores. A excepción de Tuncay, readaptado al trabajo en equipo en contra de su capacidad de llegada y Etherington, una estupenda pierna zurda, los Potters honran sobremanera la leyenda del fútbol inglés clásico.

A tenor de lo visto, confiar en el esfuerzo y compromiso de este tipo de jugadores rudos, todos ellos llegados de equipos humildes y de nacionalidades británicas o africanas (cumplen este requisito con solvencia), es rentable en estadísticas pues como ya sucedió el pasado año, ocupan la mitad de la tabla y no parece peligrar su puesto Premier. ¿Un espanto para el deporte rey o un relato más dentro de su mística?

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche