Histórico
30 enero 2010Jose David López

John Terry, un capitán ‘extra-deportivo’

John Terry

La historia del fútbol mundial ha dejado numerosos escándalos de personajes polifacéticos y singulares ya sea por sus salidas de tono, su carácter engreído o por sus hazañas antideportivas lejos de los terrenos de juego. Desde Vinnie Jones a Billy Bremer pasando por Gascoigne o Dennis Wise. Todos dejaron fiel reflejo de esta personalidad dubitativa en el fútbol inglés pero ninguno de ellos representaba un modelo, un ejemplo para su club y, desde luego, mucho menos para su país. Todas sus absurdas estupideces marcaron una época pretérita pero cuando pensábamos que aquellos personajes habían abandonado el día a día del fútbol inglés, apareció John Terry.

Nunca hubiéramos pensado hace unos años que aquél prometedor zaguero que se iba haciendo grande producto de sus incuestionables cualidades defensivas, podría ocupar tantas y tantas hojas de polémicas en torno a su persona, a sus maniobras lejos del césped y, desde luego, a todo lo que rodea a su vida privada. No sería de nuestra incumbencia si el bueno de Terry hubiera dejado el fútbol a un lado porque, de ser así, el ‘corazón’ ya tendría trabajo y la prensa deportiva dejaría de preocuparse por semejantes sandeces. Pero por desgracia, John Terry es el capitán de la selección más antigua del mundo y el icono del club que lidera la Premier League.

Así lo asegura también su caché como jugador, su nómina semanal y, desde luego, los elogios que se ha ganado deportivamente. Y es que el escándalo está persiguiendo al central desde hace unos años, donde se han destapado buena parte de los rocambolescos y turbios negocios del jugador. Primero fue su padre, Ted Terry, cazado en un bar vendiendo tres gramos de cocaína a un periodista de incógnito. Aquello evidenció una vida llena de sobresaltos lejos de las canchas y su imagen empeoró mucho más cuando el propio Terry fue desenmascarado en una red londinense que permitía ver el estadio de Stamford Bridge junto a él a cambio de jugosas cantidades de dinero.

La prensa empezó a buscar antecedentes a estas salidas de tono e incomprensibles acciones del zaguero. Desde peleas callejeras a multas de tráfico pasando por prohibitivos insultos a mujeres de la noche. Toda una vida llena de complicaciones y actos irresponsables que gustaron a la prensa rosa, que lo colocó como su principal icono mediático. Ahora son ellos quienes explotan el último escándalo ya que un juez británico ha permitido divulgar el ‘affaire’ extramarital de John Terry con Vanessa Perroncel, novia a su vez del también futbolista internacional Wayne Bridge. Este, jugador del City, es compañero de la selección pero también ex del Chelsea.

Según el juez, John Terry había tratado de impedir que se revelase este caso porque temía que pudiese afectar a los acuerdos publicitarios que le ligan a firmas como Samsung, Umbro y Nationiwide y que elevan sus ingresos a más de 11 millones de euros al año. Ahora todos los periódicos publican fotos y dan fuerza a una caótica situación que puede poner en peligro su capitanía en Londres y en la Selección pues, desde luego, a Fabio Capello mucha gracia no le habrá generado.

Sobre el telón de fondo, un equipo que lucha por todos los títulos este año y que tiene como capitán a una personalidad incontrolable y, desde luego, tan bipolar que puede torcer el camino hacia los éxitos deportivos. No debería tener repercusión en el vestuario pero el mito se va cayendo por su propio peso día tras día.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche