Histórico
22 diciembre 2009Francisco Ortí

Hugo Sánchez, víctima del pasado

hugo-sanchez

Aunque suene extraño a veces los mejores recuerdos son los más complicados de superar. Eso es lo que sucede en el Almería, donde la actualidad deportiva se juzga en comparación con las dos excelentes temporadas que se vivió con Unai Emery en el banquillo. Esos años felices se han convertido en el lastre del Almería actual, que vive preso de su pasado. El domingo, el fantasma del pasado almeriense se cobró una nueva víctima: Hugo Sánchez, quien fue destituido pese a mantener al equipo fuera de los puestos de descenso.

Tras la derrota ante el Espanyol (2-0) y habiendo sumado cuatro puntos de los últimos 24 posibles, el presidente del Almería Alfonso García perdió la paciencia y destituyó al técnico mexicano, aún ha sabiendas de que sería complicado encontrar un sustituto que mejorara la situación. “Buscar un entrenador ahora es complicado porque lógicamente nadie se compromete a garantizar la salvación del equipo”, declaró el vicepresidente del Almería Ricardo Martínez tras hacer pública la noticia.

Hugo Sánchez hace las maletas de regreso a casa sin haber logrado aguantar en el banquillo del Almería ni siquiera un año entero. El mexicano consiguió la permanencia la pasada temporada y el club optó por que continuara en el puesto. Este año con peor equipo -se perdió a Negredo y Bruno sin encontrar sustitutos a la altura- Hugo Sánchez conseguía mantener al Almería lejos de los puestos de descenso, aunque tanto del club como la afición aspiran algo más que la salvación.

Cambiar de capitán a mitad de temporada puede provocar que el barco zozobre en las próximas fechas hasta que todo regrese a la calma y el Almería no está para conceder ese tipo de regalos. El año pasado se vio como los cambios de entrenador en el Numancia o el Recreativo de Huelva fueron más perjudiciales que positivos. Aunque, hay que reconocer, que puestos a cambiar de entrenador, el Almería ha elegido la mejor fecha. El parón liguero les otorga tiempo para buscar con calma un sustituto, sin la inmediatez a la que obliga el ritmo habitual.

Los recuerdos de las temporadas con Unai Emery minimizan los éxitos actuales. El Almería no es consciente de que su proyecto está destinado a luchar por la salvación y no a pelear por puestos europeos, y menos con la gestión deportiva que tuvo lugar el pasado verano. Cierto es que desde la llegada de Hugo Sánchez el fútbol practicado por el Almería no ha sido el más estético, pero sí cumplía con los objetivos.

Con el cambio de entrenador el Almería debería aprovechar para un cambio de mentalidad. Los recuerdos de los tiempos de Unai Emery no hay que olvidarlos, pero tampoco utilizarlos para jugar al presente. Por el bien del club, convendría aceptar el presente. El pasado sólo es historia.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche