Histórico
11 diciembre 2009Francisco Ortí

Mazembe: La esperanza benedictina

mazembe

En las ajetreadas callejuelas de la Edad Media uno se podría encontrar con los bautizados como monjes negros. Vestidos con una camisa de lana y un escapulario, siempre de riguroso color negro, eran el contrapunto a la Orden del Císter. El aura de misterio que rodeaba a los monjes negros se alejaba de sus creencias religiosas. Liderados por San Benito de Nursia, su misión era lograr la evangelización cristiana de Europa y se hacían llamar la Orden de San Benito.

Tras concluir con éxito su misión en Europa decidieron extender sus redes por África. Bajo su principio fundamental Ora et labora (Oración y Trabajo), los monjes benedictinos crearon escuelas, hospitales e iglesias a lo largo del continente negro. Pero no se quedaron ahí, también fundaron un equipo de fútbol en el Congo. En 1939, los monjes consideraron oportuno diversificar las actividades de sus discipulos y crearon el Tout Puissant Mazembe, originalmente bautizado como FC St. Georges.

Con el paso de los años, el Mazembe se convirtió en la gran referencia del fútbol africano y en el símbolo del África subsahariana. A finales de la década de los sesenta era la gran referencia del continente. Se convirtió en el primer equipo en ganar dos años consecutivos la Liga de Campeones africana (1967 y 1968), y alcanzó la final en los dos años posteriores.

Además, se convirtió en la base de la selección que hizo historia para África. En las filas del Mazembe jugaban la mayoría de futbolistas que lograron clasificar a Zaire para el Mundial de Alemania 1974. La selección africana abandonó el Mundial sin ganar ni un partido, sin marcar ni un sólo gol y dejando anécdotas inolvidables por su inocencia, pero se convirtió en la esperanza del fútbol africano. Abrió la puerta para que posteriormente países como Camerún, Nigeria y Costa de Marfíl asentaran la África negra en la primera página del fútbol mundial.

En la actualidad, el Mazembe vuelve a resurgir como foco de esperanza para su continente. Después de cuarenta años en el ostracismo, el equipo congoleño reverdeció laureles al levantar la Liga de Campeones africana el pasado mes de noviembre. Así se ganó su derecho a participar en el Mundial de Clubes que tiene lugar estos días en Abu Dhabi y forma parte del elenco de equipos que aspiran a plantarle cara al Barcelona.

Los cuervos, como así es apodado el Mazembe, son el primer equipo del África subsahariana que jugará en el Mundial de Clubes. Entrenados por el técnico franco-italiano Diego Garzitto y liderados por el letal Tresor Mabi Mputu, un delantero al que se le compara con el mismísimo Samuel Eto’o, los cuervos aspiran a hacer algo grande en Abu Dhabi. Este viernes tienen su primer reto. Se enfrentarán al Pohang Steelers FC en cuartos de final. Ora et Labora vuelve a ser sinónimo de esperanza.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche