Histórico
5 diciembre 2009Jose David López

Kashima, otra vez emperador japonés

kashima-antlers

La región de Kanto es un área geográfica de Honshu, la isla más grande de todo Japón y la única que se divide en seis prefecturas (jurisdicciones territoriales en las que está dividido el país). Una de ellas es Ibaraki, donde desde hace más de tres décadas se asentó el actual dictador del fútbol japonés y el equipo que este sábado ha alargado su mística consiguiendo la tercera J-League consecutiva: el Kashima Antlers.

El sueño que ahora tocan con orgullo nació, sin embargo, en 1947 muy lejos de allí, en Osaka-Sumimoto. La industria metalúrgica de la ciudad engendró la posibilidad de crear un equipo que muy pronto se convirtió en un referente bajo el nombre Sumimoto Metal Industries. Sin embargo, con la progresión del fútbol nacional y la idea de crear un campeonato profesional, el equipo se mudó a Kashima, lo que le obligó a ascender varios años antes de llegar por fin al primer escalón en 1986. La extinta JFL (campeonato amateur hasta 1992 y ahora tercera división nipona), dejó paso a la profesionalizada y comercial J-League, con lo que Kashima había llegado a tiempo.

Ese mismo año, teniendo en cuenta que el campeonato daba un vuelco enorme respecto a lo que había sido hasta entonces, el club decide hacer un esfuerzo mayúsculo por contratar a Zico. El ahora técnico del Olympiakos, cerró allí su etapa como futbolista y logró ascender al equipo tras varios años dubitativos que sirvieron, no obstante, para levantar expectación futbolística en el país y en la ciudad. La entidad dio un vuelco por el apoyo de sus hinchas y pasó a llamarse Kashima Antlers (el nombre de la ciudad significa isla de ciervos y el sobrenombre hace relación a las astas de estos animales). Tres años estuvo Zico en el césped junto a otros brasileños como Alcindo y Santos y, aunque no logró levantar el título (fue campeón en la primera fase de la campaña inaugural) su aporte fue en aumento al tiempo que se ‘empapaba’ de las costumbres de un fútbol que moduló a su gusto cuando pasó a ser el entrenador en 1995. Ese proyecto, serio, con valores profesionales que Zico había conocido y desarrollado tras sus días en Europa, pronto encontró el primer campeonato en 1996.

El brasileño decidió aprovechar su conocimiento del fútbol brasileño para aportar dos o tres compatriotas a su plantilla cada campaña. De tal manera, pese a que la base era estrictamente japonesa, la calidad y el toque distintivo lo ponían los brasileños. La capacidad de sacrificio, el trabajo diario inconmensurable y el hambre por progresar, se unían a la mejor técnica y experiencia de los brasileños que Zico contrataba y que generaron una relación que aún hoy es clave para los triunfos del club. Jorginho, Mazinho y Leonardo pasaron por Kashima. Así llegaron nuevos campeonatos y algún título copero más con Toninho Cerezo en el banquillo hasta que, en 2003, el club sufre un bajón deportivo debido a la creación de un nuevo estadio (único recinto japonés de uso exclusivo para el fútbol por entonces) y la reestructuración de la plantilla tras la marcha de jugadores claves que habían dado impulso a la entidad.

Tres años de secesión que se despejaron en 2006, cuando llegó a su banquillo otro brasileño, Oswaldo de Oliveira. El aún técnico de los Antlers, protagonizó una remontada tremenda en la segunda fase de la campaña hasta lograr el título que hacía regresar la felicidad a Kashima tras ganar a otro ‘gigante’como el Urawa Red Diamonds. Desde entonces, todos los títulos nacionales ligueros han terminado en Ibaraki y este sábado, de nuevo ante el Urawa, han cerrado otro campeonato glorioso que les encumbra como el rey del fútbol nipón con su tercer título consecutivo y el séptimo de su historia.

Como no podía ser de otra manera, la base de la plantilla sigue estando plagada de japoneses, algunos muy interesantes como el delantero Kohrogi, el llegador Nozawa o el central Iwamasa. La aportación de los dos únicos brasileños sigue siendo básica pues Danilo aporta saber estar e inteligencia en la medular mientras que Maquinhos es el goleador del equipo y el epicentro ofensivo de las últimas campañas. Un nuevo éxito para Kashima, el emperador japonés del nuevo siglo.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche