Histórico
30 noviembre 2009Jose David López

Los nombres del derby

ibra

Decían aquellos que lo emitían que estábamos ante el partido de la historia. Por estrellas, capacidad de crear espectáculo y talento en estado puro no hay duda que ningún partido puede presentar semejante elenco de cracks en el planeta pero, como suele ser habitual, los detalles marcan la diferencia. Un corte clave, un pase providencial, un remate fallido o una pierna salvadora, han sido algunos de ellos pero la perfecta mezcla de todos ellos nos dejó un derby plagado de acciones puntuales y nombres propios.

Víctor Valdés: Ya sea por pedir a los cuatro vientos un aumento de sueldo o por sus declaraciones a veces salidas de tono, el meta culé siempre ha guardado una relación singular con la prensa y los hinchas. Nadie jamás tuvo claro su estatus pero a base de trabajo y buenas actuaciones, el canterano no sólo hizo suya la portería del equipo más en forma del mundo sino que sigue mejorando y pide a gritos una opción con una Roja que puede pensar en él de cara a Sudáfrica. Un par de paradas (sobre todo una pierna clave ante Cristiano en la primera mitad), salvaron a su equipo antes de que la noche se encarrilara.

Cristiano Ronaldo: Centro de los focos (y del laser desde las gradas), el portugués debutaba en un derby aunque, de nuevo, volvió a sentir esa decepción que le acompaña cada vez que se acerca al Camp Nou. Sólo pudo jugar 60 minutos y aunque su sustitución llamó la atención puesto que estaba siendo uno de los hombres que más peligro estaba creando a la zaga local, nunca rompió filas y falló las dos acciones más claras que tuvo el Madrid. Primero le frenó Valdés y, ya en la segunda mitad, no afinó un cabezazo certero y fácil. No está a tope pero tampoco se siente a gusto.

Puyol: Los más críticos le recuerdan día tras día que su DNI avanza peligrosamente en el tercer casillero y que, por tanto, sus cortes, arranques de potencia y fuerza, van en declive conforme avanzan los domingos pero su carácter jamás cambiará. El capitán se crece maravillosamente en estos partidos y dio el ‘do de pecho’ cuando los suyos estaban abatidos sobre el final. Cortó dos remates a bocajarro de los blancos y se mostró decisivo para salvaguardar a su línea, aquella que un día lideró y que hoy le volvió a encumbrar.

Xabi Alonso: Cuando el Madrid buscaba identidad en verano, el vasco se convirtió en una obsesión porque necesitaban un jugador cerebro, organizador y con capacidad de mover a un bloque que anhelaba una manija. Los blancos salieron a ganar, tuvieron ocasiones y tuvieron la iniciativa por momentos pero el vasco, sin dejar huella ni estar desaparecido, aún no encuentra su sitio y busca encontrarse en un esquema que le necesita mucho más de lo que nadie podría pensar. De él depende que Pellegrini triunfe.

Ibrahimovic: Jamás un debut en un derby tuvo un sabor tan mágico. Sólo necesitó unos minutos para demostrar por qué Guardiola había decidido reservarle para el momento definitivo. Una volea tremenda, mezcla de calidad y coordinación, colocaron al sueco en el Olimpo de un clásico que mete al Barcelona en lo más alto y que da crédito al sueco. Lesión olvidada. ¿Por aquí pasó Etoo esta semana?

Pepe: Con Ramos ejerciendo de carrilero olvidando sus obligaciones defensivas y Arbeloa demasiado activo para poder frenar a Iniesta o Messi, el portugués se echó la zaga a las espaldas, liquidó una vez tras otra a todo aquél que pretendía ‘colarse’ ante Casillas. Con mejor colocación que nunca, tapando continuamente los avances de un Henry que acabó desesperado con él y obligado a salir una vez tras otra para tener a la defensa muy adelantada (una de las reglas de Pellegrini hoy), Pepe reflejó que está entre los más grandes.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche