Histórico
29 noviembre 2009Francisco Ortí

Ibrahimovic apaga la ansiedad

ibra-clasico

El Barcelona recupera el liderato. El Real Madrid, las sensaciones. Los azulgranas salieron victoriosos (1-0) del Clásico del fútbol español gracias a un solitario gol de Zlatan Ibrahimovic, pero el conjunto blanco ofreció su mejor versión de la temporada y se convirtió en uno de los pocos equipos que ha sabido estar a la altura de los de Guardiola y hacerles sufrir realmente en defensa.

La clave estuvo en el acertado planteamiento de Manuel Pellegrini. El mayor defecto del Real Madrid esta temporada está siendo su problema para construir su fútbol de ataque. En el Camp Nou ese defecto se convirtió en su mejor arma. Los blancos renunciaron a crear. Cedieron la iniciativa al Barcelona y obviaron el centro del campo como creador para buscar la velocidad de sus hombres de ataque en rápidos contragolpes.

Así, el Real Madrid sorprendió de inicio al Barcelona. Los azulgrana sufrieron de lo lindo ante los ataques directos de Kaká, Higuaín y Cristiano Ronaldo. La insistencia blanca rondó el gol, pero se encontró con el pie izquierdo de Víctor Valdés y con un incomensurable Carles Puyol, auténtico héroe del partido. El defensa catalán estuvo expeditivo en el corte y taponó las mejores ocasiones que logró crear el Real Madrid.

El Barcelona estaba incómodo. La presión que le realizó el Real Madrid en primera línea le dificultaba en exceso la salida del balón y la ansiedad comenzó a aparecer. Iniesta, siempre ejemplo de calma, era la personificación de que las cosas no iban bien para los azulgrana. La desaliñada corbata de Guardiola y su camisa escapando del cinturón era otro ejemplo de la desesperación culé.

Todo cambió con la entrada de Zlatan Ibrahimovic en la segunda mitad. Pocos minutos después de saltar al campo, el delantero sueco recibió en el interior del área un preciso centro de Daniel Alves y lo instaló con clase en el fondo de la portería, fusilando a Iker Casillas. El gol apagó la ansiedad del Barcelona y le permitió recuperar su habitual estilo de juego.

Con ventaja en el marcador Messi, Iniesta y Xavi comenzaron a gustarse tocando con continuidad el balón, mientras que el Real Madrid no tuvo más remedio que apelar a la heroica para buscar el empate. La expulsión de Busquets le allanó el camino, pero el marcador ya no se movió. El liderato se quedó en el Camp Nou, pero, aunque poco le importe en estos momentos, Pellegrini puede haber encontrado la clave de su Real Madrid.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche