Histórico
21 noviembre 2009Jose David López

Fluminense y LDU Quito vuelven a una final

liga-de-quito

Una de las mejores (sino la mejor) final de la Copa Libertadores a lo largo de sus 50 años de historia, se disfrutó hace apenas dos ediciones. Se enfrentaban un clásico brasileño-sudamericano como Fluminense y un ‘novato’ en progresión como LDU Quito, gran revelación del torneo. El Tricolor había unido con éxito a jugadores como Thiago Neves, Cícero, Conca, Washington o Thiago Silva bajo la batuta del gran Renato Gaúcho mientras la ilusión de los Albos la habían disparado Manso, Guerrón, Bolaños, Urrutia o Bieler, que con Edgardo Bauza, lograron tocar el cielo americano y coronar en lo más alto al fútbol ecuatoriano.

Para ello, no obstante, tuvieron que transcurrir 180 minutos donde se vieron nada menos que 10 goles. El espectáculo, con Maracaná recordando con un lleno hasta la bandera sus grandes noches, siguió hasta los penaltis donde la portuna se alió con el veterano portero ecuatoriano Cevallos, héroe en el momento algido del fútbol nacional de su país. Ahora, cuando no han pasado ni dos años de aquella final única, ambos volverán a cruzarse en una finalísima aunque esta vez en la Copa Sudamericana.

Fluminense-Cerro Porteño (2-1)

Aunque desgraciadamente el partido a pasado a la lista negra por su altercado final y la pésima pelea ofrecida por ambos equipos, lo cierto es que el choque fue intenso y muy disputado. Cerro, que tenía la obligación de dar la vuelta a la eliminatoria, llegó con ambición y rápidamente encontró premio con un gol de Caceres a la contra que esperanzó a los de Troglio. Sin embargo, su rácano planteamiento defensivo empezó a animar a Fluminense, que atacaba sin control pero con todo el corazón en un puño. Sobre la hora, cuando los guaranís ya casi festejaban, dos acciones veloces de Gum y Alan trastocaron el panorama y el Fluzao, que se está jugando su plaza de descenso en el Brasileirao, latirá hasta el final.

Fluminense-River (7-0)

Una vez más, como viene siendo habitual, el ambiente de Casablanca disfrutó del talento y la energía de sus chicos para rozar de nuevo el cielo sudamericano. Tocaba remontada tras el (2-1) de la Ida a favor de los uruguayos, pero con el equipo de Juan Ramón Carrasco ya se sabe. Su marcada vocación ofensiva no tuvo peso porque los darseneros jamás se encontraron cómodos ni con opciones. Metidos atrás por el ímpetu local y sin saber nada más allá de media cancha, los ecuatorianos se dieron un festín en forma de goleada humillante que colocó aún más destacado a Bieler como killer y máximo goleador del torneo. El argentino sumó un ‘hat-trick’ al que siguieron Espínola, Edison Mendez, Ulises de la Cruz y Bolaños. Una exhibición del magnífico equipo de Jorge Fosatti que, al contrario que en 2008, sí llega ahora a la final como favorito.

El próximo miércoles arrancará la finalísima en Quito (algo que da más opciones a Fluminense y que iguala la eliminatoria) y se decidirá en Maracaná el 2 de diciembre. ¿Se repetirá el espectáculo?

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche