Histórico
26 noviembre 2009Ariel Judas

Final Copa Sudamericana: Quito avasalla a Fluminense

quito-fluminense

En un partido que se le complicó mucho en los primeros minutos de juego, Liga de Quit0 ha vuelto a confirmarse como uno de los mejores equipos de todo el continente en estos momentos tras golear por 5-1 al Fluminense en el encuentro de ida de la final de la Copa Sudamericana. Como ocurrió en la final de la Copa Libertadores de 2008, el cuadro ecuatoriano tendrá la oportunidad de volver a instalarse en el primer plano del fútbol de América el próximo 2 de Diciembre, en el Maracanâ, y frente al tricolor carioca.

Los seguidores de Liga de Quito atesorarán por siempre las temporadas 2008 y 2009, a lo largo de las cuales su cuadro no solo se convirtió en una agradable sorpresa al ser el primer club ecuatoriano en ganar un título internacional, sino que además se consolidó como una potencia al estar permanentemente luchando por los títulos locales en su país, haber conseguido la Recopa Sudamericana de este año frente al Internacional de Porto Alegre, y tener casi en el bolsillo la Copa Sudamericana 2009. (Video del partido abajo)

La de anoche ha sido una victoria con autoridad, en la que la altura de la ciudad de Quito ha jugado su papel, pero que de ninguna manera se explica pura y exclusivamente gracias a ese factor ambiental, adverso por lo general para los equipos acostumbrados a jugar en el llano. Los 2.850 metros sobre el nivel del mar sobre los que reposa la capital ecuatoriana no impidieron que Marquinho pusiera por delante en el marcador al equipo brasileño mucho antes de que se cumpliera el primer minuto de juego. El plan de Cuca para el partido disputado anoche en la Casa Blanca no era para nada malo. La idea del entrenador del Fluminense era la de -como hace casi siempre- no lanzar a sus laterales al ataque y, además, poner en práctica una marca tan cercana y física como fuera posible sobre los jugadores de creación y ataque del conjunto local.

El 0-1 inicial dejó a Liga de Quito en un monetáneo estado de shock, durante el cual el equipo brasileño pudo dar alas a la posibilidad de regresar a su casa con una victoria ajustada o con un empate, algo que prácticamente nadie ha conseguido en estos dos últimos años a nivel internacional. Pero luego de que se cumpliera el primer cuarto de hora de juego, la dinámica del partido cambió de manera radical y definitiva en favor de los Azucenas, que volvieron a demostrar una superioridad aplastante frente a su rival de turno.

Edison Méndez -el mejor jugador del conjunto ecuatoriano- se encargó de marcar los dos goles que le darían a los dirigidos por Jorge Fossati la ventaja con la que finalizaría la primera mitad (2-1). El ex efectivo del PSV marcó su tercer gol de la noche en el minuto 60. El flanco izquierdo de la defensa del Flu fue el sector por el que se generaron prácticamente todas las jugadas de gol de LDUQ, y Méndez fue -mientras estuvo en el terreno de juego- el gran responsable de esos ataques.

La dinámica de los Albos, que por momentos parecen incapaces de cansarse, termina por desgastar y dejar vacíos de fuerza y contenido a sus oponentes. Las letales subidas de Espínola, el irrompible circuito de juego de William Araujo y Miller Bolaños en el mediocentro, la profundidad de Ulises de la Cruz y Edison Méndez por las bandas, y el trabajo de dos delanteros dificilísimos de marcar -como Claudio Bieler y Walter Calderón- hacen de este equipo una versión mejorada del que en 2008 ganara la Libertadores, y un verdadero dilema para cualquier rival sudamericano que hoy por hoy se ponga en su camino.

Además, Fossati (que ha estado muy sagaz, que ha sabido leer correctamente el partido tras el gol del representativo brasileño) cuenta con un banquillo muy rico, donde habitualmente encontramos a un auténtico crack como Franklin Salas, capaz de rematar una serie, como lo ha hecho hace una semana con el River de Montevideo, y como ha demostrado hoy frente al Fluminense.

El Fluminense, a tenor del resultado obtenido ayer, estará en los próximos días más concentrado en asegurar su permanencia en la Série A brasileña que en intentar revertir la goleada que le han endosado en Quito. Prácticamente nada ha podido hacer en el primer encuentro final, y solo puede apelar a una poco probable debacle en el equipo ecuatoriano en el choque del Maracanâ para soñar con la posibilidad de ganar esta Sudamericana.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche