Histórico
22 noviembre 2009Francisco Ortí

A Champions con los tapados

valencia

El Valencia volvió a mostrar su rostro más serio para sumar una nueva victoria ante Osasuna y regresar a los puestos de Liga de Campeones. Sin un derroche de juego, pero sí de efectividad, los ché anularon el fútbol directo de los rojillos y le ejecutaron gracias a su pegada letal cara a puerta.

Unai Emery diseñó un esquema preparado para la brega en el Reyno de Navarra. Mata, con molestias, y Banega se quedaron en el banquillo, y el doble pivote lo formaron Marchena y Albelda. Los dos serían los especialistas en desactivar el juego directo de Osasuna y pelear en la medular, pero ellos no parecieron estar por la labor y exigieron un papel de mayor protagonismo.

Tanto Albelda como Marchena, famosos hasta ahora por su capacidad destructiva, se quitaron el traje de obreros para disfrazarse de jugones y poner patas arriba el partido. Marchena trazó un pase picado por encima de los centrales que David Villa convirtió en gol gracias a un remata acrobático.

Celoso de su compañero, Albelda también quiso perderse por los caminos de los finos estilistas y minutos después recogió un balón rechazado en la frontal de Osasuna. Cuando lo habitual sería que lo encalara en el área, el seis valencianista se atrevió a intentar una vaselina con la izquierda que sorprendió a Ricardo y aumentó las distancias en el marcador.

El Valencia había sentenciado el partido en dos llegadas. Osasuna no cambió el guión pese a los dos goles valencianistas e insistió en constantes pelotazos, ante los que David Navarro y Ángel Dealbert se encontraron muy cómodos y apenas pasaron problemas.

En la segunda mitad el partido se afeó. Osasuna reiteró en su estilo de juego, y el Valencia se acomodó como consecuencia del marcador, aunque se hacía la luz cada vez que Silva recibía en las inmediaciones del área rival. Pero no era la noche de los bajitos, si no de los obreros, y Marchena volvió a aparecer para hacer el tercero con un misil desde la frontal que se coló en la portería tras impactar contra el larguero.

Osasuna intentó la heroica en los minutos finales y logró recortar distancias por mediación de Masoud, pero no hubo tiempo para más. Emery mató el partido con los cambios y aseguró los tres puntos que le valen al Valencia para regresar a zona Champions.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche