Histórico
3 noviembre 2009Francisco Ortí

Chelsea, bestia negra de Quique Flores

quique-chelsea

Durante los últimos años los duelos europeos del Chelsea se han convertido en auténticas partidas de ajedrez que exprimen el cerebro de los entrenadores en busca de la mejor táctica para desarmar al rival. Así lo fue durante la época de José Mourinho y también en las de Grant y Hiddink, como reconocería sin problemas Pep Guardiola tras las semifinales de Champions League de la pasada temporada. Este rasgo aumenta la importante del trabajo que se realice durante el banquillo durante el partido en pro de la victoria.

Precisamente el Chelsea será el rival contra el que se juegue la vida el Atlético de Madrid en la máxima competición de clubes. Los rojiblancos tan solo han sido capaces de sumar un punto en la primera vuelta de la fase de grupos y ahora están obligados a ganar los tres partidos que le restan por disputar. El primer match-ball será este martes en el Vicente Calderón ante el Chelsea de Carlo Ancelotti. El precedente del partido de ida -en el que los colchoneros fueron goleados- no invita al optimismo, pero si echamos la vista un poco más atrás descubriremos que Quique Sánchez Flores es todo un veterano en lo que se refiere a duelos contra el Chelsea. El inconveniente es que nunca ha ganado uno.

Durante las últimas apariciones del Valencia en Liga de Campeones sus enfrentamientos ante el Chelsea se convirtieron en unos de los más encarnizados. Fueron partidos en los que David Silva y David Villa comenzaron a agigantar su figura y a hacer sonar su nombre con fuerza en Europa. Pero también fueron eliminatorias que siempre acabaron en manos del Chelsea y dejaron en la cuneta al conjunto valencianista.

Quique Sánchez Flores comenzó con buen pie su currículo de enfrentamientos contra el Chelsea. El 4 de abril de 2007 el Valencia visitaba Stamford Bridge para disputar el partido de ida de los cuartos de final de la Champions. Los ché jugaron un gran partido y se adelantaron en el marcador con un espectacular gol de David Silva, aunque una indecisión de Cañizares y Ayala permitió que Didier Drogba pudiera rescatar un punto para los blues.

El buen papel representado en Inglaterra invitaba al optimismo de cara al partido de vuelta. Mestalla se vistió de gala para eliminar al multimillonario Chelsea, pero se estrelló de bruces con la potencia de Essien y la habilidad táctica de Mourinho. El luso goleó a Quique Sánchez Flores y el Valencia se deshizo pese a jugar como local y haberse puesto por delante en el marcador a los 21 minutos con gol de Morientes. La segunda parte fue totalmente del conjunto inglés y los tantos de Shevchenko y Essien dieron la clasificación al Chelsea.

La temporada siguiente Quique tendría la oportunidad de vengar su derrota y volvería a verse las caras ante el Chelsea. Esta vez sería en la fase de grupos por la que la presión sería menor. La historia, en cambio, fue la misma. El Valencia logró adelantarse en el marcador, pero el Chelsea le dio de nuevo la vuelta con un poderoso despliegue táctico y se llevó los tres puntos de Mestalla. Para el partido de vuelta Quique ya no estaría en el banquillo del Valencia, puesto que fue destituido poco antes tras ser goleado por el Sevilla en Liga.

Así pues, se podría considerar que el Chelsea es la gran bestia negra de Quique Sánchez Flores. Como entrenador se ha visto la cara en tres ocasiones contra los blues y tan solo ha sido capaz de cosechar un empate y dos derrotas. El nuevo entrenador del Atlético de Madrid no parece el idóneo para salvar el match-ball ante el Chelsea, aunque motivación no le faltará. Además, recurriendo al tópico, las estadísticas están para romperlas.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche