Histórico
29 octubre 2009Ariel Judas

Una mirada sobre el ‘Virus FIFA’

messi-agueroVirus FIFA es el eufemismo con el que desde hace un tiempo los medios de comunicación europeos -en América Latina ese concepto no existe- rotulan a las bajas que se producen en los principales clubes del Viejo Continente cada vez que sus máximas figuras son convocadas por las selecciones de sus respectivos países. Por lo prolongado de su duración y, sin dudas, por la calidad de los jugadores involucrados en la movida, las eliminatorias mundialistas en Sudamérica son las que con mayor frecuencia hacen que se hable y se escriba mucho sobre el llamado virus FIFA.

Las eliminatorias de la CONMEBOL para el Mundial 2010 comenzaron el 13 de Octubre de 2007 -con la goleada por 5-0 de Uruguay frente a Bolivia-, y finalizaron el 14 de Octubre de 2009 -con el triunfo a domicilio de Colombia frente a Paraguay, por 0-2-. Veinticuatro meses exactos de competición, a lo largo de los cuales se han jugado dieciocho fechas, distribuídas en nueve jornadas dobles.

Las jornadas 1 y 2 se disputaron entre el sábado 13 y el miércoles 17 de Octubre de 2007. Para ello, los internacionales sudamericanos que juegan en Europa abordaron un avión con destino a sus respectivos países entre el sábado 6 y el domingo 7 de Octubre de 2007, y emprendieron el viaje de regreso a sus clubes el mismo día 17 o -a más tardar- el 18. A grosso modo, cada convocatoria internacional para estos jugadores equivalió a unos diez días de virus FIFA para los clubes que les pagan el sueldo.

Así, de acuerdo con el calendario que se ha jugado en la CONMEBOL en estos dos últimos años, las ventanas de contagio en las instituciones europeas han sido las siguientes:

- Jornadas 1 y 2: del 7 al 17 de Octubre de 2007;
– Jornadas 3 y 4: del 11 al 21 de Noviembre de 2007;
– Jornadas 5 y 6: del 9 al 19 de Junio de 2008;
– Jornadas 7 y 8: del 31 de Agosto al 10 de Septiembre de 2008;
– Jornadas 9 y 10: del 5 al 15 de Octubre de 2008;
– Jornadas 11 y 12: del 22 de Marzo al 1 de Abril de 2009;
– Jornadas 13 y 14: del 1 al 10 de Junio de 2009;
– Jornadas 15 y 16: del 30 de Agosto al 9 de Septiembre de 2009;
– Jornadas 17 y 18: del 4 al 14 de Octubre de 2009.

En el supuesto de que un futbolista haya sido convocado para cada una de estas dobles jornadas eliminatorias en Sudamérica, su club europeo se habrá visto privado de sus servicios por un período total de noventa días. De los veninticuatro meses que en total han durado las eliminatorias CONMEBOL, estos futbolistas habrían estado un total de tres bajo bandera.

Tres meses es demasiado tiempo en el mundo del fútbol. Puestos uno detrás del otro, esos nueve viajes de ida y vuelta entre Europa y Sudamérica -además de servir para juntar un montón de puntos como viajero frecuente- representan casi una tercera parte de la duración total de un campeonato como la liga española. Ante estos hechos a casi todo el mundo le parece lógico que los clubes europeos y sus seguidores se sientan con derecho a despotricar contra el sistema de clasificación a la Copa del Mundo que existe al otro lado del Atlántico.

Pese a que existe una normativa FIFA clara sobre cuáles son los derechos de las selecciones nacionales, la opinión pública y la opinión publicada en Europa asume que los clubes son quienes pagan la fiesta del fútbol sudamericano, al prestar -libres de cargo- a sus mejores jugadores. Más de una vez he leído y oído en periódicos y tertulias de programas de radio en España que Sudamérica debería jugar un torneo eliminatorio corto para perjudicar tan poco como sea posible a las ligas europeas. La CONMEBOL ya utiliza este tipo de eliminatorias para sus categorías Sub-17 y Sub-20. También tiene la Copa América, que podría servir a esos fines. Pero realmente me pregunto si los clubes europeos quieren eso, y si una medida como la que mencionamos podría significar una mejora con respecto al sistema actual.

Los clasificatorios mundialistas para las selecciones juveniles o la Copa América insumen prácticamente un mes y medio a quienes participan de estos certámenes. Por ejemplo, el último Campeonato Sudamericano Sub-20 que se disputó en Venezuela -y que sirvió de antesala para el Mundial que acaba de terminar en Egipto- comenzó el 19 de Enero y finalizó el 8 de Febrero de este año. Veintiún días de competición, más dos o tres semanas -como mínimo- de preparación previa. ¿Estarían dispuestos los clubes europeos a desprenderse de sus jugadores sudamericanos durante un lapso de un mes y medio -o más- para permitir que se jueguen las eliminatorias en la CONMEBOL?

El dilema es el de seguir con un sistema como el actual -que en muchas fechas coincide con la clasificación en la UEFA-, por el cual los clubes de Europa pierden a sus jugadores por nueve períodos de diez días repartidos a lo largo de setecientas treinta jornadas, u olvidarse de sus estrellas por un mes y medio (una vez cada cuatro años, claro) para permitir la disputa del torneo pre-Mundial.

Forzar a la Confederación Sudamericana a adoptar un sistema competitivo como el de la segunda opción crearía una situación similar a la que hoy se vive con la Copa de África que, en medio de la temporada europea, terminaría afectando en gran medida a las mejores ligas del Viejo Continente, donde destacan los mejores futbolistas sudamericanos.

El fútbol de selecciones es una realidad con la que los clubes europeos deben lidiar -quieran o no- mientras sigan bajo la órbita de la FIFA. El fútbol de selecciones -o el virus FIFA- siempre es destacado por los perjuicios que causa a las entidades que pagan el sueldo de los jugadores. Pero detrás de una convocatoria internacional existen un cúmulo de valores (algunos intangibles, otros no) que terminan por capitalizar a los empresas futbolísticas (casi todos los equipos de Europa lo son) propietarias de las fichas del talento latinoamericano.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche