Histórico
15 octubre 2009Jose David López

Mundial 2010: Lo verán desde casa…

ibrahimovic

El final de la fase clasificatoria a Sudáfrica 2010 deja miles de ventanas abiertas al análisis y una de ellas, extensa y decepcionante, habla de aquellas selecciones que han quedado relegadas a un segundo plano y que sólo podrán seguir el Mundial desde el sillón. Un aumento de competitividad global (sobre todo en la zona europea), un inicio lleno de dudas que frenaron opciones futuras y, sobre todo, la falta de renovación generacional en muchas de estas selecciones, obligará a combinados como Suecia, República Checa, Turquía o Croacia a empezar desde cero, anticipar su catarsis y trabajar con las vistas puestas en la Euro 2012.

Suecia: Una doble derrota ante sus vecinos de Dinamarca (víctimas en anteriores ocasiones) y el estirón final de Portugal para aprovechar estas dudas, han condenado a la selección de Lars Lagerback, que abandonará su cargo en breve. Los suecos han pagado caro su falta de pegada y los problemas para materializar sus pocas ocasiones de gol y una estrella consumada del panorama futbolístico como Ibrahimovic se quedará sin Mundial. Tienen una estupenda generación para trabajar con calma y empezar desde cero con chicos como Berg, Toivonen, Elm y Wernbloom pero, sobre todo, para confirmar la ‘limpia’ de veteranos que ha ido manteniendo en plantilla durante tantos años. La peor noticia será el adiós definitivo del gran Henrik Larsson.

Croacia: Fue la sensación en la fase clasificatoria de la pasada Eurocopa 2008 pero su caótica puesta en escena en el grupo mundialista, donde no fue capaz de derrotar a Ucrania (empató ambos partidos) y fue goleado por Inglaterra tanto en Zagreb como en Londres, le condenó. Slaven Bilic, que había levantado grandes titulares por la eliminación de los pross hace dos años, fue ahora víctima de aquella gesta y los de Capello se tomaron debida revancha. El seleccionador, pese al apoyo de sus hombres cuando vencieron este miércoles a Kazajistán (celebraron con él los goles), tiene las horas contadas por decisión propia. Mientras, los balcánicos, golpeados y enormemente doloridos con su eliminación, tendrán que renovar su veterana defensa y seguir rezando para que sus mejores hombres no sigan cayendo en lesiones importantes (como sucede con Eduardo y Modric).

República Checa: Durante años disfrutó con los lloros de su vecina Eslovaquia pero el crecimiento de unos ha contratado con el estancamiento de otros y los checos han perdido no sólo el caché en los países eslavos, sino el de toda Europa. Las malas vibraciones tras la pobre imagen ofrecida en la última fase final europea anunciaba problemas serios a corto plazo en un grupo sin caras nuevas (incluso ha llegado a tener minutos el veteranísimo Koller) que ha pagado la escasa regeneración de sus categorías inferiores, donde no han aparecido jugadores capaces de mantener el nivel exigido. De esta manera termina definitivamente la mística que les había rodeado desde la sorprendente Eurocopa 1996 (a la que acompañaron buenas actuaciones posteriores).

Turquía: Los otomanos vuelven a repetir episodios de decepción que demuestran la tremenda irregularidad de su juego. Hace tan sólo año y medio los hombres de Terim (que ha anunciado su renuncia) alcanzaban las semifinales de la Euro 2008 y ahora han quedado fuera del Mundial tras una serie de errores descomunales en defensa y una enorme falta de creatividad de tres cuartos de campo en adelante. Estas sensaciones ya son conocidas para los turcos, que en 2002 llegaron a semifinales mundialistas y tan sólo meses después quedaban rezagados al no entrar en la Eurocopa 2004 (cuando cayeron con la histórica Letonia en la repesca). Ahora se vuelve a clonar esa amargura producto de la imparable racha de España y de la progresión de Bosnia. Turquía nunca ha tenido controlada la situación, siempre anduvo a la caza y, como Bélgica, quedó muy lejos de sus expectativas.

En menor grado pero igualmente decepcionante puede considerarse la eliminación de Escocia (empañada en auto-eliminarse con su apuesta perenne de juego directo y arcaico) y Austria (demostrando que sólo llegaron a la pasada Eurocopa porque eran los organizadores). Todos ellos (a expensas del sorteo y posterior desarrollo de la repesca) vivirán un verano tranquilo muy a su pesar.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche