Histórico
1 octubre 2009Francisco Ortí

La nueva primavera de Sculli

serie-a-genoa-giuseppe-sculli_1799945

Cuando uno piensa en Sicilia irremediablemente la cabeza le acompaña hacia recuerdos de la mafia siciliana, de la Cosa Nostra y del Vito Corleone de Marlon Brando. Pero Sicilia también tiene muchas de las que estar orgullosa como sus paisajes o el poso artístico que ha dejado en la cultura italiana. Una de las más curiosas virtudes de la que presumen los sicilianos es de tener dos primaveras. La primera es la común a todos, la estacional. La otra es atemporal y se refiere a un estado de ánimo. Cuando sucede algo bueno en la isla se dice que se está viviendo una primavera siciliana.

En el Genoa, Giuseppe Sculli está viviendo su particular primavera siciliana. El delantero italiano está viviendo el momento más dulce de su carrera desde que abandonó el Messina. En el Genoa ha encontrado un ideario de juego que le favorece y unos compañeros que le ayudan a explotar su fútbol. Sus diagonales partiendo desde la banda izquierda son una de las armas más letales del equipo genovés. El Valencia, que se enfrentará a él este jueves en la Europa League, deberá tener mucho cuidado con él.

La primavera siciliana acostumbra a ser efímera y Sculli bien lo sabe. En el pasado le ha tocado vivir días muy duros. Giuseppe Sculli (23 de marzo de 1981) no nació en Sicilia, pero sabe muy bien lo que es la mafia. Es natural de Locri, un pequeño pueblo de Calabria, donde la coexistencia con la mafia es una realidad diaria. La ‘Ndrangheta, como es conocida la mafia de la zona, es una de las organizaciones criminales más peligrosas de Italia e incluso ha extendido sus redes por el extranjero. Pese a todo, durante su infancia Sculli no tuvo ningún problema con ella.

Y es que Sculli era intocable para la ‘Ndrangheta. El motivo de esta protección era Giuseppe Morabito di Africa, su abuelo. Morabito se había convertido en uno de los miembros más importantes de la mafia calabresa, llegó a ser considerado el capo de su familia y fue apodado como u tiradrittu por su excelente manejo de las armas de fuego. Todo un peligro. Pese a ello, Sculli guardaba una estrecha relación con Morabito, al fin y al cabo no dejaba de ser su abuelo por muchas muertes que cargara a cuestas, y se derrumbó cuando se enteró de que era el culpable de la detención de su abuelo.

En 1992 la policía italiana decretó la orden de busca y captura contra Morabito, acusado de tráfico de drogas. El capo debía de ser avisado de antemano de que eso iba a suceder puesto que cuando fueron a detenerle a su casa él ya no se encontraba allí. Así comenzó una de las persecuciones más largas que han llevado a cabo los carabinieri. Morabito estuvo doce años en paradero desconocido, hasta que un agente tuvo una genial idea para descubrir donde se escondía. El nieto de Morabito estaba dando sus primeros pasos en el fútbol profesional. Había debutado con la selección italiana Sub’21 y despuntaba en las filas del Verona. Como la mayoría de italianos, Morabito era un gran aficionado al fútbol y la policía supuso que le resultaría complicado evitar acudir a vivir en directo a los partidos de su nieto. No se equivocaron. Los carabinieri se infiltraron entre los aficionados del Verona hasta que el18 de febrero del 2004 lograron detener a Morabito.

A Sculli le destrozó la noticia. Su abuelo había sido detenido y él, aunque involuntariamente, había contribuido a ello. Su carrera se vio estancada. La Juventus, que había apostado por él, le cedió al Messina, donde levantó la cabeza, pero nuevos problemas relacionados con su pasado mafioso volvieron a ahogarle. Fue acusado de asociación para delinquir, y después de colaborar en las amenazas a los ciudadanos del pueblo Bruzzano Zefirio para que saliera reelegida la alcaldesa, partidaria de la N’drangheta. Afortunadamente, Sculli ha logrado escapar de su linaje mafioso. Ahora juega con tranquilidad y es uno de los jugadores de moda en Italia. Vive una nueva primavera siciliana. Mestalla le pondrá a prueba esta noche.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche