Histórico
9 octubre 2009Jose David López

Argentina, Portugal y Egipto en su última reválida

sudafrica-2010Cada torneo de selecciones tiene, por suerte o desgracia, ausencias notables. Nadie escapa a una mala etapa, una generación negra o un momento dubitativo en cuanto a decisiones que acaban enterrando a un país ante el hambre de quienes siguen creciendo desde abajo. Holanda se perdió la cita del 1982 así como la de 2002 donde tampoco estuvo la República Checa (que va a repetir desgracia esta vez) y hasta Inglaterra quedó eliminada en la fase clasificatoria rumbo a la Eurocopa 2008 repitiendo la desazón de 1994. Ejemplos que reflejan un aumento de competitividad y una mayor equidad entre selecciones y que ahora les toca sufrir a auténticos ‘gigantes’ como Argentina, a una constelación de estrellas como Portugal o al actual campeón de África, una Egipto que marcó época por su estilo pero que está a un paso de volver a decepcionar en su camino mundialista.

Más allá de que estos problemas clasificatorios responden a un cúmulo de despropósitos y a una gran progresión por parte de combinados casi olvidados (véase Eslovaquia, Ecuador, Honduras o Dinamarca) que han mejorado su rendimiento, la situación para Argentina, Portugal y Egipto es realmente delicada a falta de dos jornadas para concretar los cupos mundialistas. Analizando sus opciones podemos valorar cómo está la situación en el sprint final rumbo a Sudáfrica 2010 en cada una de las Confederaciones. Semana clave. Semana de cábalas.

Europa: ¿Cristiano o Zlatan?

En Europa hay mucho por decidir pero, a su vez, la lógica tiene claros ‘tintes’ de seguir el caprichoso destino que ya impuso hace meses, ese que complicará hasta la extenuación la clasificación de Portugal o Suecia y nos dejará si Cristiano Ronaldo o Ibrahimovic en la cita sudafricana de selecciones. Y es que el grupo A se fracturó desde el principio con la victoria de Dinamarca en Lisboa, que dio alas a los daneses tras varias fases decepcionando y dando sensación de generación perdida. Aquello impulsó a un combinado que ha crecido enormemente en tiempo record y que se meterá en la fase final con Kjaer, Bendtner o Agger como caras nuevas en plena progresión pero que dará la última oportunidad a viejas glorias como Rommedhal, Poulsen, Tomasson o Sorensen. Esa mezcla ha devuelto la fe a los de Morten Olsen y ha metido en un lío a todos aquellos que contaban con su caída libre.

Portugal será la gran ausente en Sudáfrica 2010 porque, más allá de que los milagros en fútbol son posibles y suceden cada cierto tiempo, lo de los lusos sería mucho más que eso y respondería a cánones superiores. Para que Cristiano (que encima arrastra molestias y es duda) no falte a su cita más deseada y para que Queiroz no sume un desastre más cuando compite en solitario como jefe del vestuario (lógico cuando colocas a Pepe de mediocentro y taponas la verticalidad de tu equipo), deben ganar sí o sí a Hungría, que ha perdido en sus dos últimos partidos todas las esperanzas que había levantado. Los portugueses necesitan, además, que Dinamarca y Suecia se repartan puntos o, como mal menor, que los de Zlatan cedan en el derby escandinavo, para gozar de opciones hasta el miércoles que viene donde tendrían que golear a Malta y esperar. Depender de terceros evitará esta vez que Suecia y Dinamarca repitan ‘favores’ pasados.

Además, la jornada dejará partidos claves para Grecia, que lucha contra la sorprendente Letonia por la segunda plaza de su grupo, la triple lucha entre la República Checa (pocas opciones), Irlanda del Norte y Eslovenia, o la agonía de Turquía (que depende de que Bosnia ceda en sus dos partidos) y Croacia (obligada a vencer el miércoles y que Ucrania no logre similares resultados para no verse rebasada en el último suspiro).

Sudamérica: Maradona contra el pueblo

Cómo será la situación en Argentina que el temor a que la albiceleste pueda quedar fuera del Mundial ha tumbado de un plumazo al que antes era llamado Dios. Maradona ha perdido su fuerza como crack místico y leyenda perenne en los corazones argentinos para convertirse en ese enemigo del pueblo que ha llevado al caos a una de las mejores generaciones de futbolistas de los últimos tiempos (algo exagerado ya que estamos). Es cierto que ahora mismo, pese a que ha llovido mucho y han corrido críticas por doquier, Argentina está en puesto de repesca (jugaría presumiblemente contra Costa Rica, cuarto de la CONCACAF) y salvo desmadre general, no faltaría a su cita mundialista pero las dudas son mucho más serias. Tantas que se lesiona por desgracia Diego milito y todo el mundo se espanta sobre la solución que ofrecerá Diego. Se duda entre el regreso de Palermo o el estreno de Higuaín, algo que explica muy bien cómo andan por allá. Por suerte, y sin ofender, sino aclarar, llega Perú, colista de la fase clasificatoria y el equipo más débil de toda Sudamérica (Del Solar dejará su cargo a final de semana).

En caso de que Argentina fallara, la situación sería insostenible incluso para el próximo miércoles cuando se cerraría el calendario ante Uruguay en Montevideo en lo que sería una auténtica final. Antes de llegar a eso, los charrúas limarán sus complicadas opciones en la altura de Quito, donde pueden salir aún vivos o definitivamente enterrados. Los ecuatorianos, que ahora mismo son los únicos dentro del grupo de perseguidores que dependen de sí mismos, tendrán una última jornada ante Chile con la clasificación de los de Bielsa quizás ya consumada. De lo que ocurra con la Tricolor de Vizuete este domingo estarán muy pendientes Venezuela y hasta Colombia porque, al menos matemáticamente, aún tienen opciones milagrosas para meter la cabeza en la repesca.

África: Egipto puede enterrar a sus ‘Faraones’

Con Ghana ya clasificada tras ofrecer una auténtica exhibición de poder en su grupo y con Costa de Marfil a un solo punto de Sudáfrica 2010 (le vale con sacarlo en Malawi este sábado o incluso perdiendo ambos partidos podría servirle), los tres primeros grupos son los que tienen aún sus primeras plazas disponibles. Las miradas están puestas, sobre todo, en Egipto y Nigeria que, con Camerún, deberían ser por caché las tres selecciones que se alzaran con las plazas disponibles. Sin embargo, la realidad es bien distinta.

Los de Samuel Etoo se verán las caras ante Togo en un duelo entre el interista y Adebayor. El citizen tiene un pie lejos de la cita veraniega porque sólo dos victorias en las dos jornadas restantes le podría servir. Algo que también pretende emular Gabón que, tras haber sido la sorpresa, ha quedado a merced de los cameruneses. Lástima para el buen trabajo que ha realizado Alain Giresse desde el banquillo. Nigeria tampoco lo tendrá fácil puesto que depende del buen hacer de Túnez, que lidera su grupo con dos puntos de margen y que recibe a Mozambique este domingo en su estadio. Cabe destacar que incluso los mozambiqueños podrían llegar al Mundial con una serie de carambolas.

La situación más delicada la tiene Egipto. Los ‘Faraones de Shehata’, ese equipo que maravilló en la Copa África y que es sin duda el que mayor capacidad táctica y técnica tiene de todo el continente, puede pagar caro su mal arranque y con tres puntos menos que Argelia buscará la heroica. Los campeones continentales necesitan vencer en la impronunciable Chililabombwe a Zambia y esperar que Argelia no gane como local a la ya defenestrada Ruanda. Si ese milagro toma forma, la próxima semana El Cairo vibraría con una finalísima absoluta puesto que se enfrentan Egipto y Argelia.

El resto de Confederaciones:

Sin embargo la única final del fin de semana (aunque a doble partido), se disputará en Manana, la capital de Bahrein que tras dejar atrás estoicamente a Arabia Saudí por un puesto en la repesca, se juega su primera clasificación mundialista ante Nueva Zelanda, campeón oceánico. Un partido histórico para ambos pues los All Whites no llegan a un Mundial desde España 1982. Una oportunidad única con un ambiente espectacular en uno de los paraísos petrolíferos del mundo.

En la CONCACAF no hay nada aún decidido aunque Estados Unidos y México pueden cerrar por fin su cupo este fin de semana. Los Yankees en Honduras con la Bicolor Catracha viva y luchando por regresar a una fase final con una de sus mejores generaciones históricas y los de Aguirre en el Azteca ante El Salvador. Si nada falla, Costa Rica debe ser el cuarto clasificado y, por tanto, jugaría la repesca definitiva ante el quinto de la Conmebol (actualmente Argentina). A disfrutarlo (en el sillón).

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche