Histórico
25 octubre 2009Ariel Judas

América-Chivas: Un viaje hasta el Coloso de Santa Úrsula

clasico-de-clasicos-300x350Moverse por el D.F. es complicado. Más de diez millones de habitantes, smog, tráfico cansino en sus principales avenidas… La mejor opción -como en muchos puntos del planeta- es el metro. Si estuviera en la capital mexicana este domingo al mediodía, tomaría el metro en el Zócalo -el centro histórico de la ciudad- con dirección al sur. Llegaría a la terminal de Tasqueña y, desde allí, abordaría el tren ligero para seguir rodando hacia el sur, hasta Santa Úrsula. El barrio del estadio Azteca.

El Azteca bien merece la pena una visita por sí solo. Pero si -además- nos ofrece al máximo clásico del fútbol mexicano, como sucederá este domingo, el viaje vale cualquier sacrificio que se interponga en el camino. El Coloso de Santa Úrsula albergará el choque entre el América y el Guadalajara, los dos equipos más populares del país.

Hace tiempo que las Águilas no vuelan alto en su liga. Siempre dispuesto a pagar casi sin medida por el talento futbolístico mexicano y sudamericano, al equipo de Coapa. En los últimos tiempos han pasado demasiados entrenadores por el club, y ninguno ha conseguido cuajar un buen equipo de entre todo el talento que los azulcremas acumulan entre sus filas. Así, desde la temporada 2005-2006 (en la que ganaron un Torneo Clausura y la Liga de Campeones de la CONCACAF), el club ha emitido cheques en favor de Víctor Manuel Aguado, Manuel Lapuente, Luis Fernando Tena, Daniel Brailovsky, Rubén Omar Romano y Juan Antonio Luna. Ninguno de ellos consiguió ganar nada, con la excepción de ese híbrido competitivo que es el InterLiga, que el equipo de la capital mexicana obtuvo en 2008.

Hoy, el equipo del América -la marca más odiada en México- está en manos de Jesús Chucho Ramírez, cuyo mayor mérito profesional fue haber sido el entrenador de la selección sub-17 que en 2005 ganó el Mundial celebrado en Perú. Los elementos con los que hoy cuenta el responsable táctico del equipo más rico del continente distan mucho de los por entonces cándidos Giovani Dos Santos -que nuevamente está en problemas por su desordenada vida personal-, Carlos Vela, César Villaluz, y compañía. Las Águilas pueden presumir de una plantilla muy lujosa, en la que destacan los nombres de Salvador Cabañas, Jean Beausejour, Guillermo Ochoa, Pável Pardo y Daniel Montenegro. Pese al dinero casi inagotable de Televisa, pese a la calidad de sus jugadores, y pese al trabajo consistente de un gris Ramírez (pocas veces he oído a un entrenador de un equipo grande dejar tan pocos titulares a la prensa como lo hace Chucho), el América no carbura… y para colmo de males llega a este clásico en medio de una crisis productiva que se ha hecho patente en los últimos cuatro encuentros.

Águilas y Chivas han optado -en general- por el perfil bajo en la guerra dialéctica que casi siempre se plantea en la antesala de partidos como el del domingo. Una figura preponderante del América como lo es su capitán Pável Pardo considera como un gesto de madurez que los futbolistas de ambos equipos no recalienten la previa del clásico. El Guadalajara, en cambio, guarda respetuoso silencio debido al luctuoso accidente que su equipo sub-17 sufrió hace pocos días.

El Apertura 2006 y el InterLiga 2009 fueron las dos alegrías más recientes que pudo vivir la afición de las Chivas Rayadas. Tanto o más popular que el América, el Guadalajara también batalla para poder regresar a ser una fuerza dominante en el fútbol de México. El 2009 está siendo un año particularmente inestable para el club que es propiedad del controvertido empresario Jorge Vergara. En estos diez meses el primer equipo ya ha pasado por las manos de cuatro entrenadores diferentes: Efraín Flores, Omar Arellano, Francisco Ramírez y Raúl Arias, quien ha asumido hace relativamente podo tiempo, y que es bastante resistido por la afición del equipo, que no comulga con la filosofía de fútbol defensivo del nuevo director técnico.

Si a Chucho Ramírez le consideré como un profesional gris, lo mismo le cabe a Arias, a quien le cuesta horrores expresarse frente a las cámaras y los micrófonos de la prensa. En una de esas rarities que solo los partidos de este calibre son capaces de producir, el entrenador de Chivas ha tenido la generosidad de regalarnos un cúmulo de obviedades y lugares comunes, que seguramente tuvieron por intención levantar el ánimo de la afición del Guadalajara, que presiente un encuentro complicado en Santa Úrsula.

El equipo tapatío tiene una leve ventaja en historia de los clásicos frente a los capitalinos. Pero no sería demasiado lógico que esta vez las Chivas tiraran de archivo para quedarse con los tres puntos en su visita al Distrito Federal. El Guadalajara sufre excesivamente en defensa -eso es lo que, fundamentalmente, ha venido a arreglar Raúl Arias- y lo más lógico sería ver a un Rebaño Sagrado bastante conservador, como se espera en el campamento americanista.

La calidad tampoco está ausente en el equipo visitante, por supuesto. Arias cuenta con una gran plantilla, pero cuyas individualidades no pasan por su mejor momento. Simple como eso. Un equipo que tiene en nómina a figuras como Jonny Magallón, Omar Arellano, Luis Ernesto Michel, Sergio Amaury Ponce, Omar Bravo, Aarón Galindo, Alberto Medina o Ramoncito Morales siempre debe ser tenido en cuenta. No quiero dejar de mencionar a un nuevo valor del equipo, surgido de las fuerzas básicas del club: Javier Chicharito Hernández, el delantero que lleva el dorsal 14 y que es una de las apariciones más prometedoras de los últimos tiempos en el balompié mexicano. Es tarea del nuevo cuerpo técnico y del aún más nuevo presidente deportivo del club -Rafael Lebrija, el mejor fichaje de Vergara de la última década- desentrañar los misterios que hacen que estas Chivas no funcionen a su máxima potencia.

La eterna lucha entre el América -un equipo plagado de estrellas internacionales y dueño de un glamour muy particular, que le hermana con algunos de los grandes del fútbol europeo- y el Guadalajara -el custodio orgulloso del rótulo de la “industria nacional” en el fútbol mexicano- volverán a jugar su interminable partido por la hegemonía en una de las ligas más importantes de todo el continente. Sería muy bueno volver a encontrar a los dos equipos en la lucha por el título de campeón de este Torneo Apertura.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche