Histórico
26 septiembre 2009El Enganche

Real Madrid y Barcelona, intratables

Desde que comenzó el verano cuando se habla de la Liga española es para hacerlo sobre el Barcelona y el Real Madrid. Los dos mastodónticos proyectos del fútbol español eclipsan al resto de equipos. A priori parecía que la lucha por el título liguero sería un coto privado para azulgranas y merengues, y después de que se haya disputado un mes de competición queda claro que así es, con permiso del Sevilla, quien pese a su tropiezo en la primera jornada está siguiendo la estela de los dos grandes.

El sábado no fue más que la prolongación de lo que se ha venido viendo a lo largo del mes de septiembre. Barcelona y Real Madrid son dos elefantes que pelean contra moscas. Así lo sufrieron Málaga y Tenerife, que fueron aplastados por el poderoso caminar de los dos colosos. El Sevilla tampoco desentonó y goleó al Athletic de Bilbao en San Mamés, bajando a la tierra al conjunto bilbaíno. Ninguno de los tres exhibió un fútbol portentoso, pero si una pegada letal. Y que es en la facilidad goleadora donde más se están acusando las diferencias.

El Tenerife visitó el Santiago Bernabéu con la esperanza de rascar algo. José Luis Oltra no asumía el papel de víctima, pero fue el que le tocó interpretar. Benzema no dio pie a nada más. El francés, criticado en los últimos días, firmó un doblete para amarrar la victoria. El segundo tanto fue cortesía de Manolo Martínez, que le regaló la entrada en el área. El tercer tanto lo firmó Kaká con un poderoso disparo desde la frontal del área.

El Sevilla no se quedó corto. Los andaluces se medían a un Athletic de Bilbao que había sido la revelación en las primeras jornadas y no tuvieron piedad. Renato abrió el grifo a los cinco minutos a balón parado y ya no hubo modo de cerrarlo. Negredo, Kanouté y Jesús Navas, con un potente zurdazo, redondearon la goleada. La derrota apuntilla al Athletic, que también perdió entre semana ante el Tenerife.

El último en saltar a escena fue el Barcelona. Los catalanes se enfrentaron a un animoso Málaga y tuvo más problemas de los esperados para materializar su dominio, pero tuvo la paciencia necesaria y el gol de Ibrahimovic, el quinto en su cuenta particular, mostró el camino. En la segunda mitad, Gerard Piqué, el central más goleador de la Liga, sentenció el partido nada más saltar al terreno de juego.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche