Histórico
14 septiembre 2009Francisco Ortí

Levante, cien años sobreviviendo

levante-centenario

El cadáver de un gato bajo una palmera puede producir toda clase de reacciones, la mayoría de repulsa o rechazo, salvo que el espectador de la funesta escena sea un aficionado del Levante, a quien seguramente se le dibujara una sonrisa en el rostro. No es que los seguidores levantinistas sean crueles ni enemigos de los felinos, si no que esa imagen representa el afán de superación de un equipo acostumbrado a sobrevivir en duras condiciones y que el pasado 9 de septiembre celebró su cien cumpleaños.

Entre leyenda y realidad oscila la historia del gato y la palmera a la que hacía referencia. En 1959 en Levante se quedó a las puertas de ascender a Primera División al caer derrotado en la fase de ascenso. A la mañana siguiente, el estadio de Vallejo (antigua casa del Levante) amaneció con una nota clavada en la puerta. En ella se podía leer un irónico vaticinio: “Cuando el gato suba a la palmera el Levante ascenderá a Primera”. Enfrente se podía ver el cadáver de un gato tendido en las faldas de una palmera.

Se cuenta que el acto de humor negro fue obra de unos aficionados del Valencia que querían burlarse del vecino, pero los levantinistas, lejos de incomodarse, convirtieron a ese gato como un símbolo del club. Desde ese momento, cada vez que el Levante alcanza algún logro importante los seguidores granotas cantan que el gato subió a la palmera.

La centenaria historia del Levante está repleta de singulares episodios como el del gato y la palmera. De hecho, hasta su fundación está rodeada por imprecisiones. El Burjassot denunció este verano a la entidad granota alegando que el Levante UD nació en 1939 con la fusión del Levante FC y el Ginmástico, pero desde el Levante asegura que el club se fundó en 1909 y que en 1939 se produjo una reconversión y no una fundación. El motivo de la denuncia del Burjassot es que si se retrasa el año de nacimiento del Levante ellos serían el club decano de Valencia.

Los debates han sido una tónica habitual en la historia del Levante. Hasta su gran éxito, la Copa que venció en 1937 ha sido motivo de disputa. Los granotas vencieron en la final al Valencia, pero el título no le ha sido reconocido como oficial porque el partido se disputó en zona republicana y el gobierno franquista lo declaró ilegal.

Las desgracias e historias inverosimiles se prolongan hasta la actualidad. El equipo se encuentra sumido en una grave crisis económica e intervenido judicialmente. En su último año en Primera División tuvo que presentar a Pedro León sin balones porque todos los que habían en el estadio estaban pinchados, hizo oficial hasta tres veces el fichaje de Riganó por errores con el transfer, y anunció la falsa venta de Álvaro al Newcastle antes de que se supiera que la oferta no procedía del club inglés si no que se trataba de una broma.

Esta temporada, la del centenario, el Levante todavía no sabe lo que es ganar en tres jornadas pese a que se ha adelantado en los tres partidos. Pese a todas las desgracias, la afición del Levante sueña con ascender en el año del centenario. Son pocos, pero fieles y esperan que el gato vuelva a subir a la palmera.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche